Twittear

20 noviembre, 2013

Ciencia según el sexo

No seré yo quien niegue la importancia y el interés de los estudios históricos sobre las relaciones hombre-mujer, pero como desde la  sociedad civil y las instancias de la cultura no seamos capaces de dar cuenta de los atropellos manifiestos que ahora mismo se están cometiendo por el lado del neofeminismo y su “perspectiva de género” que bien podríamos denominar “perspectiva neofeminista” o “como convertir en ciencia lo que nos interesa, contando además con el apoyo oficial no solo en su financiación sino en su divulgación” es muy posible que cuando lo queramos hacer nos encontremos con un statu quo en el que la opinión de las “expertas” y “expertos” que circulan por radios, televisiones y prensa en general, habrá pasado no solo a la legislación donde ya está, o los programas de algunos partidos donde también, sino que habrá cuajado en el imaginario de las gentes y las dificultades para restablecer un mínimo de racionalidad y ecuanimidad serán francamente difíciles por no decir imposible.

Habremos llegado a un estadio en el que un concepto como el de género, habrá cuajado en la legislación y los medios oficiales y hasta quienes van de "expertos" (en sus círculos se pretenden científicos sociales) en lugar de cuestionarlo en su ontología lo tomen como un dato más de la realidad tan incuestionable como que en primavera llueve.  Lo más lamentable de estudios como los que ahora circulan profusamente por los medios hablando de la violencia en el mundo adolescente y juvenil,   presentados con el marchamo oficial de la ministra de  sanidad Ana Mato y financiados con fondos públicos, no es ya que eleve a categoría de verdad los estudios “unisex” señalando que solo los chicos espían las comunicaciones a sus novias, o que solo ellos ejercen algún tipo de violencia sobre ellas, no es solo que hallen un único culpable: él, sino que por esa misma lógica unisex dejan impune y exculpan la violencia que ellas ejercen sobre ellos, para la que en consecuencia no habrá que establecer ninguna medida de corrección y sobre la que nada habrá que decir ni en los planes de estudio ni en ningún otro nivel  porque no existe. Hemos regresado a un estado de civilización tan bárbaro que lo no es oficial no existe. 


1 comentario:

  1. Anónimo11:16 a. m.

    Todavía habrá quien niegue el sesgo cultural profemenino, pero se mire por donde se mire y se analice la sentencia que se analice lo de la igualdad de la justicia según el sexo de a quien se juzgue solo se producirá como excepción. Obsérvese sino lo que ocurre en todos los casos de actualidad en los que haya implicadas mujeres.


    Alberto

    ResponderEliminar