Twittear

28 abril, 2011

Finlandia- España

Desde hace unos días hay un debate sobre educación aquí y entre otros se han barajado varios documentos uno de ellos éste y otro éste del que he realizado el extracto de más abajo.  Los que estéis interesados ya sabéis donde localizar un debate sobre educación y en cualquier caso los documentos son ambos muy interesantes, uno para saber más de PISA 2009 y el otro para tener una comparativa entre los sistemas educativos de España y Finlandia.  

Del trabajo de Javier Melgarejo Draper, La selección y formación del profesorado: clave para entender el excelente nivel de competencia lectora de los alumnos finlandeses,  he realizado la siguiente sinopsis, a efectos de facilitar aunque sea de modo somero una comparación entre los modelos educativos finlandés y español, por lo que en algunos ítems he añadido algún comentario que la favorezca.

-         Finlandia tiene el nivel de exigencia más alto de todos los de la OCDE para el acceso a la función docente, particularmente para el ejercicio de la misma en Primaria. España es uno de los países menos exigentes.

-          En la presentación de los resultados PISA 2009 el representante del Ministerio de educación español se  vanagloriaba de la incorporación a la red pública de la etapa 0-3 años, cifrando en ellas los esfuerzos de la Administración para afrontar los graves problemas educativos de nuestro país. En Finlandia los niños no se incorporan a la escuela hasta los 7 años, dándose además la particularidad de que son de los de la OCDE los que menos horas de instrucción tienen entre los 7-14 años.

-          La disciplina es alta, hay deberes para hacer en casa y se potencia el esfuerzo.  En contraste, en nuestro país, la disciplina no se consigue imponer, los deberes no están aconsejados y  desde hace muchos años el principal cometido de las autoridades educativas es conseguir un mayor número de aprobados a costa de lo que sea y desde luego rebajando el nivel de exigencia cada curso que pasa.

-          En Finlandia se reconoce el nivel de excelencia  y los buenos resultados de los alumnos. Se realiza mayor trabajo al dictado que en otros países. En relación con esto de la excelencia los resultados son elocuentes, mientras en el país escandinavo hay un 25 % en ese nivel, en el nuestro apenas si se llega al  5%.

-          Y ya, por añadir dos variables no de la escuela sino del entorno: en la familia hay un clima de disciplina y corresponsabilidad. Los padres finlandeses creen que la familia es más responsable que la escuela de la educación de los hijos.

-          En España todos los objetivos educativos se han trasladado a las escuelas, con el añadido de que la función educativa principal de la escuela disminuye cada día aumentando su función asistencial. Añadir también que nos encontramos con un currículo sobrecargado de materias.

En resumen, los parecidos, por mucho que haya quien pretenda decir que nos hallamos ante dos modelos con la misma filosofía, más bien son inexistentes. No por casualidad la comparación es entre uno de los mejores modelos del mundo y uno de los más mediocres.

El papel del profesorado en el sistema finlandés no es de apoyo, tutor o guía, es un papel central sin el cual serían  incomprensibles los resultados de dicho sistema de enseñanza. No se fía el resultado escolar a que el alumno construya su aprendizaje

La escuela finlandesa ha sabido centrar la enseñanza en eso, la enseñanza, y por tanto ni ha sobrecargado el currículo de materias ni de horas la jornada, haciendo una clara diferenciación entre la función de la escuela y la función asistencial.

En nuestro país no sólo se ha procedido de manera inversa, sino que cada vez más hasta la propia legislación se desperdiga: educación sexual en la Ley del aborto, o las últimas modificaciones de la LOE llevadas a cabo bajo el mandato del señor Gabilondo que, finalmente, están recogidas en la Ley de economía sostenible.

La labor docente se interrumpe frecuentemente con ocasión de excursiones, visitas, charlas, cada día un mayor número de charlas sobre las materias más variopintas, y esto cuando el sistema no es capaz de garantizar el nivel adecuado en lecto-escritura o cálculo matemático.  

En fin, la comparación podría ser más exhaustiva, pero pienso que  con lo anterior es posible formarse una idea suficientemente clara de que nos encontramos ante modelos bien  diferentes, basados en presupuestos pedagógicos sin el menor parecido. 

11 comentarios:

  1. Un buen resumen de lo que hemos hablado aquí sobre el impacto que la feminización del proceso educativo está teniendo en el fracaso escolar de los varones, que completa los datos del Informe Farrell:

    http://autismodiario.org/2011/03/07/el-fracaso-escolar-y-la-feminizacion-de-la-educacion/

    ResponderEliminar
  2. Aún así, en Finlandia también existe una brecha de género en cuanto a los profesionales de la docencia. Según el Sindicato de Docentes, al que están afiliados el 95%, desde educación infantil a universidades, el 74% son mujeres y el 26& hombres.

    Fuente:

    http://www.oaj.fi/portal/page?_pageid=515,452376&_dad=portal&_schema=PORTAL

    ResponderEliminar
  3. Muy interesantes los enlaces Plutarco, que desconocía.

    Lo de brecha de género es más bien la norma que la excepción en la mayoría de países y tanto en el sentido de mayor proporción de mujeres en los primeros niveles de la enseñanza como en los resultados académicos de chicos y chicas.

    Nuestro país la particularidad que añade es que como casi siempre sucede para lo peor la brecha es aquí mas grande.

    En el hilo al que hace referencia la entrada trato esa cuestión, aunque seguramente siempre sea insuficiente a tenor del silencio que hay sobre el asunto vierten las autoridades y la aceptación casi generalizada al no saber muy bien a qué atribuirlo.

    7:33 AM

    ResponderEliminar
  4. Anónimo1:58 p. m.

    Dos enlaces abundando en lo mismo y explicándolo bastante bien creo yo:

    http://www.elpais.com/articulo/pais/vasco/debe/educar/ambos/sexos/forma/separada/elpepiesppvs/20110422elpvas_15/Tes


    http://www.deia.com/2011/04/10/sociedad/euskadi/que-pasa-con-los-chicos


    Aunque el artículo que aún lo deja más claro es de la edición impresa del correo de hoy 2 de mayo, pero no lo encuentro en la digital.
    Luis

    ResponderEliminar
  5. Luis, en otra entrada incluí el de El País, efectivamente, las conclusiones de esa neurobióloga son sensatas. Puse un comentario en el blog de mujeres de El País, y la pobre fue tachada de "investigadora de dedos" (puedes seguir la discusión aquí: http://blogs.elpais.com/mujeres/2011/04/el-reto-de-transformar-mentalidades-1.html). No la criticaron demasiado ya que era un artículo publicado por El País, aunque en su edición para Euzkadi, dónde, por cierto, si parece que se están empezando a tomar en serio el fracaso escolar masculino fuera de orejeras ideológicas.

    ResponderEliminar
  6. Emilio, lo que señalas en esta frase, "el principal cometido de las autoridades educativas es conseguir un mayor número de aprobados a costa de lo que sea", lo tenía asociado sobre todo a ciertas prácticas de algunos colegios privados que inflan los resultados con afán de mantener contentos a sus clientes, cuyos hijos se dan el castañazo en la selectividad...pero creo que como señalas también se viene dando en el ámbito de la educación pública, y en los últimos años, para maquillar los resultado PISA, de manera incluso más alarmante.

    ResponderEliminar
  7. Preguntaba Rubalcaba en un mitín, hoy 23 de octubre de 2011, si educación a la madrileña o a la andaluza, como si debiera resultar evidente la elección entre una administración que practica recortes y otra que sin practicarlos ha conseguido situar a sus alumnos en los últimos puestos PISA de todos los países de la OCDE y mantiene una tasa de fracaso escolar superior al 40%.

    Para quien tuvo que ver con la educación y se dice socialista debiera ser claro que tal disyuntiva es un completo disparate y que la elección no puede ser entre lo malo y lo peor.

    ResponderEliminar
  8. Nueva e interesante entrada en el blog IFIE de José M. Lacasa, en que recoge la visión comparativa de Inger Enkvist de los modelos sueco y finés de educación.

    http://blogdelifie.blogspot.com/2011/10/congreso-de-cece-i-inger-enkvist.html

    ResponderEliminar
  9. Interesante artículo, Emilio, que refuerza las conclusiones de esta entrada. He enviado algún comentario adicional, quizás te haya entrado a la bandeja equivocada.

    ResponderEliminar
  10. Plutarco, lo que me comentas es extraño porque no aparecen por ningún lado. Si no te importa, me envías un correo con el día del envío y la entrada. Por supuesto si te apetece puedes reenviarlos. Raus me comentó algo parecido y tampoco aparecen. Como se trata de algo nuevo me gustaría recabar información porque no sé a qué puede deberse.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  11. Anónimo8:45 a. m.

    Sí, realmente la última entrada de la bitácora de J.M Lacasa debería ser de lectura obligatoria para todas las personas relacionadas, de una u otra forma, con el sistema educativo.

    (Athini)

    ResponderEliminar