Twittear

24 enero, 2012

Papá y la educación de los hijos


En El cerebro masculino de Louann Brizendine, uno de los epígrafes es: El padre se hace, y otro, Papá y mamá son diferentes, y un tercero: Solo con papá, en el que se recoge lo siguiente: “Los investigadores de la Ohio State University han observado que las convicciones del padre acerca del grado de participación que debe tener en la educación del niño no cuentan; es la madre la que lleva la voz cantante. Descubrieron que las madres pueden alentar a los padres abriendo la puerta de su participación, o pueden ser críticas y cerrar la puerta.”


Inger Enkvist, en un comentario sobre la obra de un profesor francés de secundaria, Alain Bentolila, señala: Denuncia la abdicación de los padres y de las familias en cuanto a la educación de los jóvenes, pues estos necesitan al adulto como mediador para poder entrar en la cultura. Leyendo con aprecio un texto con un niño, el adulto muestra que el texto es digno de aprecio. Un abuelo que escucha o que cuenta algo es algo muy diferente a un flujo de palabras sin control (…) No se trata sólo de una opción, sino que los hijos necesitan aprender lenguaje, lectura, pensamiento y conducta tanto como necesitan alimentos y techo.”

Antes de continuar con el desarrollo de la entrada relacionada con nuestro sistema educativo quería traer aquí estas dos citas para situar en qué contexto se está desarrollando la educación en la generalidad de los países occidentales, y el papel que la sociedad y el neofeminismo están reservando a la figura paterna en lo que se refiere a ésta y los hijos. 

11 comentarios:

  1. Anónimo10:43 a. m.

    Aunque no venga a cuento del tema de hoy, sí quisiera comentar la siguiente noticia relativa al apuñalamiento de un varón por parte de su ex pareja femenina.

    http://www.laopinion.es/sucesos/2012/01/24/mujer-apunala-expareja-abdomen-santa-cruz/392627.html

    En la noticia se matiza lo siguiente:

    "Consultadas las bases de datos policiales se puso constatar que el herido, al que no le constan antecedentes, ya había denunciado en 2011 a su expareja por amenazas y acoso."

    Imaginemos qué pasaría si cuando es una mujer la víctima, se investigase si ella tiene antecedentes policiales...

    José

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Evidentemente si siguiese el criterio de Aloe este comentario no debería ser colgado aquí porque no guarda relación con la temática de la entrada. Si no lo he hecho así, se debe ni más ni menos a que el espacio de una bitácora es el que es y está claro que quienes escribimos aquí no tenemos mil opciones, ni lo que aquí se publica va a estar recogido en los medios, ni tan siquiera contaremos con algo parecido al blog Mujeres. En el estado actual de los medios con los que contamos quienes nos oponemos a la deriva neofeminista, creo que no queda más remedio que actuar de esta manera, si bien recordaría al autor que es posible encontrar una entrada que se ajustase más a esa temática, sin riesgo de que quedase perdido ya que podemos localizar los últimos comentarios. En cualquier caso parece claro que al resto nunca nos ha molestado esta forma de comentar sin perder el hilo de lo que cada uno quiere decir. (Os dais cuenta que estrenamos la opción de poder responder a un comentario y no sólo a la entrada)

      Eliminar
    2. Humberto6:56 p. m.

      Creo que con este nuevo sistema será más fácil seguir la secuencia de las respuestas a los diferentes comentarios. Y también veo que ha mejorado el formato de los mismos, es bastante más cómodo que ese recuadrito canijo que salía antes. Muchas gracias.

      Eliminar
  2. Muy curiosa la noticia que publica El café de Ocata: http://elcafedeocata.blogspot.com/2012/01/du-machisme-chez-les-transsexuels.html
    En resumen lo que cuenta es que Paulina Davis empleada de una cafetería "en proceso de cambio de sexo" fue despedida porque llevaba una prótesis de pene.
    La citada presentó una denuncia por discriminación alegando "que otro empleado varón fue tratado más favorablemente mientras se sometía a tratamientos hormonales y llevaba prótesis femeninas así como ropa de señora"

    "Ni ha sido despedido ni fue objeto de ninguna medida disciplinaria por haber llevado una prótesis o un traje femeninos ", asegura la Sra Davis.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo1:37 p. m.

    Muy interesantes esas conclusiones de ese estudio de la Ohio State University. ¿Sería posible disponer de la referencia concreta a ese estudio?

    (Athini Glaucopis)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Brizendine, remite a la siguiente cita:

      Schoppe-Sullivan 2008 observó que las madres son, en última instancia, las que deciden el acceso de los padres a los hijos. También observaron que los padres que mantienen una relación matrimonial más armónica son más afectuosos con sus hijos. Sobre el matrimonio y la función parental, véase Fagan 2009

      Ya en la bibliografía apare lo siguiente:

      Schope-Sullivan, S.J.; A.H. Weldon, et al. (2010), "Coparenting behavior moderates longitudinal relations between effortful control and preschool children's externalizing behavior", J Child Psychol Psychiatry 50(6), pags. 698-706

      Fagan, J., R Palkovitz, et al. (2009), "Pathways to paternal engagement: Longitudinal effects of risk and resilience on nonresident fathers", Dev Psychol 45(5), págs. 1.389-1405

      Espero que te ayude a resolver. Un saludo

      Eliminar
    2. Anónimo5:12 p. m.

      El artículo de Schope-Sullivan que recoges no es el que corresponde a la cita de Brizendine que ahora nos interesa (tiene que haber coincidencia en el año; tal vez haya algún error tipográfico en el libro). En cualquier caso, contando con el nombre del autor y el año de publicación me ha sido fácil encontrar en Internte el artículo original. Puede accederse a él en esta página electrónica:

      http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18540767

      Si se pasa por aquí el responsable de "absurdistan.eu", seguro que le interesará esta referencia.
      (Athini Glaucopis)

      Eliminar
  4. Anónimo5:03 p. m.

    Una nueva prueba de que ellas jamás acusan en falso:

    http://ccaa.elpais.com/ccaa/2012/01/25/catalunya/1327453395_995291.html

    El muchacho, por lo menos, ha tenido la suerte de que sí se ha tenido en cuenta la prueba del ADN, y el juez no ha hecho como doña Margarita Robles hizo en su día con Tommouhi y Mounib.

    (Athini Glaucopis)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. !Espeluznante casi 5 meses de prisión preventiva y además perder el empleo¡ !Cómo para pensar que este hombre ha gozado de presunción de inocencia¡

      Eliminar
    2. Efectivamente, la bitácora gana con esta nueva manera de encadenar comentarios y respuestas. Realmente espeluznante esos cinco meses de Guantánamo de género que ha pasado este muchacho y que debe relacionarse con el marco de referencia creado por unas leyes que automáticamente criminalizan al hombre.

      Eliminar
    3. Humberto4:57 p. m.

      Independientemente de los errores, negligencias o directamente delitos individuales que se han producido en este caso, creo que en él se pone de manifiesto algo mucho más inquietante. Este pobre hombre ha tenido la desgracia de cosechar algo que se viene sembrando desde hace mucho tiempo. Me refiero a una serie de prejuicios, más que antimasculinos, profemeninos: la mujer nunca miente y no existen las denuncias falsas (y quien diga lo contrario es un cerdo machista, si no un maltratador), la mujer no es capaz de tamaña maldad porque en su corazón no cabe el rencor.
      Deberíamos reclamar que mientras no se celebre un juicio, a la mujer que ha puesto la denuncia se la denomine "denunciante" o "presunta víctima", llamarla víctima ya es dar por hecho que el delito se ha producido.
      Da escalofríos pensar el tremendo poder que el Estado otorga a la mujer cuando ésta quiere destrozar la vida de un hombre: su palabra basta, como ninguna miente nunca, ya no hacen falta pruebas ni otros testimonios. Afortunadamente, la gran mayoría de ellas son personas decentes y honestas (como los hombres) y no van a utilizar nunca ese recurso, pero como tengas la mala suerte, como este chico, de toparte con una de estas bicharracas, estás perdido, porque el Estado la va a apoyar ciegamente.

      Eliminar