Twittear

18 febrero, 2015

Brecha salarial de género

Un lamentable estudio de UGT sobre brecha salarial entre mujeres y hombres, carente del mínimo rigor científico, ha promovido un enorme revuelo en los medios de comunicación y la política  hasta el punto de que la sesión de control al Gobierno de hoy ha versado  básicamente sobre sus falsas conclusiones.
Así, por ejemplo, lo recoge El Periódico de Cataluña:


DIFERENCIAS SALARIALES

La sesión parlamentaria ha estado marcada por las preguntas de la oposición sobre el aumento de la desigualdad en España, uno de los países desarrollados donde más ha aumentado esta brecha en los últimos años. El líder del PSOE, Pedro Sánchez, ha incidido en este fenómeno, y en especial en las diferencias en los sueldos de hombres y mujeres, para defender la necesidad de una ley de igualdad salarial.


La propuesta no es nueva y Rajoy ha vuelto a negarse, argumentando que la mejor forma de luchar contra la desigualdad es crear empleo y acusando al PSOE de ser el gran responsable del aumento de la brecha, ya que, a su juicio, se produjo en su mayor parte durante la pasada legislatura."Usted legisla con la mentalidad de hace 30 años. Usted legisla contra el 50% de la población: las mujeres", ha dicho Sánchez, quien una semana después de haber cesado a toda la cúpula de los socialistas madrileños continúa sin dar explicaciones. Al igual que Rajoy antes que él, no ha querido contestar después a las preguntas de los periodistas.


Francamente, resulta increíble que con más de cinco millones de parados la única desigualdad que preocupe al líder de la oposición sea una pretendida  entre mujeres y hombres, que si se molestase algo seguramente su compañero de partido y exministro Jesús Caldera no tendría inconveniente en aclararle que es falsa por inexistente. 



10 comentarios:

  1. Anónimo8:06 p. m.

    ¡Menudo morro que tienen! Si la UGT cree que es cierto lo que dicen de que las mujeres cobran menos por idéntico trabajo, ¡ qué hacen que no defienden a sus trabajadoras!¡a qué esperan para denunciar a las empresas que cometen tal y tan prohibida discriminación!

    Arturo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si el tema no tuviera las implicaciones que tiene Arturo, sería para echar unas risas. Un sindicato más que cuestionado en todos los sentidos, publica un informe chapucero y toda la prensa y hasta el propio PSOE se aprestan a hacer de sus conclusiones alta política. Estoy convencido de que a cualquier informe riguroso sobre nuestra economía le prestarían menos atención, por lo que tengo la impresión de que básicamente se trata de una noticia fabricada, que personas irresponsables llevan al Congreso como si se tratase de un producto intelectual con el mejor marchamo.

      Eliminar
  2. Duca Lamberti5:33 p. m.

    Podría incluso ser que hubiesen sido tan vagos como para repetir el mismo informe del año pasado, cambiando algunos datos.

    Enlazo, si me es permitido, dos entradas de Malaprensa que se ajustan sospechosamente al caso que nos ocupa:

    http://www.malaprensa.com/2014/02/desigualdad-salarial-1-las-cuentas.html
    http://www.malaprensa.com/2014/02/desigualdad-salarial-2-no-es-por-el.html

    ResponderEliminar
  3. Anónimo4:37 p. m.

    Cada año por estas fechas suelen decir lo mismo. Durante el periodo en que Bibiana Sido fue ministra se decía que una mujer necesitaba trabajar 53 días más para cobrar lo mismo que un hombre. Y ese día numero 53 del año es este domingo. Así que era de esperar que esta semana liaran a la gente con ese mito.

    Arivalia

    ResponderEliminar
  4. Albañiles, estibadores, mecánicos, agricultores, recogida de basura, pesca, minería, transporte también el internacional, militares, policías, bomberos, controladores aéreos, brokers, socorristas, gentes diversas del andamio, todo tipo de profesiones alejadas del hogar, con elevado riesgo y de gran esfuerzo… son profesiones muy mayoritariamente desempeñadas por los hombres.

    Enfermeras, cuidadoras de guardería, maestras, profesoras, bibliotecarias, administrativas, médicas, abogadas, limpiadoras, dependientas, mariscadoras, clasificadoras de la fruta … y en general profesiones que mejor permiten la conciliación de vida laboral y familiar y que evitan el trabajo a la intemperie y las peores condiciones climatológicas son profesiones mayoritariamente desempeñadas por mujeres.

    Y de hacer caso a Pedro Sánchez y la propaganda oficial habría que deducir que es a ellas a quienes deben ir destinados todos los esfuerzos de mejora de profesiones y retribuciones.
    Por cierto, la baja por paternidad en España es ridícula, pero tampoco parece existir socialmente mucha intención por implicar más a los hombres en la crianza de los hijos.

    Por lo demás los sectores en los que, o ya son mayoritarias las mujeres, o la tendencia lleva a ello, no pueden ser considerados de menor importancia, más bien todo lo contrario: educación y cuidados de los hijos, sanidad, comercio y servicios particularmente los de salud, belleza y cuidados personales y, justicia, en particular todo lo relacionado con el derecho de familia, y la regulación de las relaciones de pareja y con los hijos. Y en el terreno político el peso del lobby feminista es absolutamente innegable y no hay fuerza política que en campaña electoral y fuera de ella se resista a no incluir sus principales exigencias en su programa electoral. Baste echar una mirada en el momento presente, a las declaraciones y las decisiones legislativas de los dos grandes: PP y PSOE.

    Las mujeres no solo se emplean en aquellos puestos que son de su preferencia, es que visto en perspectiva resulta una estrategia mucho más meditada y reposada que la manifestada por los varones. Detentar una especial posición en relación con los hijos, el sistema educativo y el sanitario, en al ámbito judicial las cuestiones relacionadas con el derecho de familia, y tener garantizadas por ley las medidas de paridad y cuotas, que por ejemplo contempla nuestra legislación, representa un importante poder social y cultural que acaba manifestándose en el terreno político de la forma que a menudo podemos comprobar. Alguna vez he dicho que si en el terreno de los sexos se pudiera hablar de un centro y una periferia, sería más que evidente quien estaría en cada uno de esos espacios.


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo9:23 a. m.

      ¿podría explicar por qué considera que el trabajo de mariscadora evita la intemperie y las malas condiciones atmosféricas? ¿O por qué considera que abogadas y enfermeras son profesiones con horarios más aptos para conciliar vida laboral y familiar?

      Eliminar
    2. Si no te importa identifícate con un nick. En relación a la primera pregunta es evidente que no lo evita en absoluto, observa que es la excepción, y ya se sabe que toda regla, sobre todo si es social, la necesita. En relación con la segunda me gustaría que fueses tú quién explicase por qué no, y no te pediré que lo hagas por comparación con el transportista internacional o el marinero de pesca de altura. También si crees que ambas cuestiones afectan seriamente al grueso de la argumentación.

      Eliminar
  5. Anónimo12:13 a. m.

    Aunque esto es algo anecdótico, decir que en el caso de las mariscadoras la contraposición es con los mariscadores (hombres) desde lanchas. En este caso la diferencia está en el mayor esfuerzo físico que representa el marisqueo desde lancha.

    Arturo

    ResponderEliminar
  6. Lo que es increíble Arturo es que la crisis haya barrido con infinidad de puestros de trabajo masculinos y de eso sea de lo único que no se está hablando, y ya solo quepa hablar del deterioro de las condiciones de vida de la clase media.

    ResponderEliminar
  7. http://cultura.elpais.com/cultura/2015/02/23/actualidad/1424678361_785218.html

    Sería divertido que por un error la lista que leyera fuera la de las remuneraciones de las y los modelos de pasarela mejor pagados, o también la de cantantes masculinos y femeninos. El ombliguismo de algunas mujeres no es más que miopía interesada y decir, que ahora es cuando van a pelear por lo de ellas porque hasta el momento lo han estado haciendo por los otros, como mínimo hace pensar que alguien ha perdido el sentido de realidad.

    ResponderEliminar