Twittear

28 enero, 2011

¿Un nuevo nepotismo?

La crisis tenía rostro femenino pero cuando las cifras de paro alcanzan niveles récord, resulta que el único empleo que se crea es el femenino

Algunas mentiras pueden tardar en hacerse evidentes, pero al final no pueden evitar aparecer a la vista de todos.  
En un nuevo alarde de sexismo y discriminación el Gobierno va a aprobar un protocolo de actuación para evitar el acoso a las funcionarias: http://www.lavozdegalicia.es/sociedad/2011/01/28/00031296227873814197123.htm

Ya se sabe que cuando nada hay que avale las discriminaciones de las que se habla todos los días: menor contratación femenina, techo de cristal, discriminación salarial o laboral, etcétera siempre queda el recurso de  presentar a las mujeres como víctimas,  y a ellos como verdugos, no falla.


Lo de la misandria de este Gobierno clama al cielo, pero además  no está claro que detrás de todo esto lo que se esconda no sea una forma de nepotismo, el nepotismo de género. 


P.S. os recuerdo que este asunto del acoso laboral y sexual lo traté ampliamente en una entradas del año 2006 que encontraréis aquí 

17 comentarios:

  1. Tal vez se me eche todo el mundo al cuello, pero se ha parado alguien a pensar que si se contratan más mujeres estando el país en crisis, es tal vez porque en general cobran menos y exigen menos por hacer el mismo trabajo? Tendría sentido...

    ResponderEliminar
  2. No temas nadie se te echará al cuello ni metafóricamente hablando. En mi opinión necesitaríamos los datos de contratación de las administraciones públicas en los últimos años para comprobar que las cosas no van por dónde apuntas, sino más bien por el lado de una mayor contratación de mujeres por parte de éstas.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo12:55 p. m.

    Espero que a mí tampoco se me echen al cuello ¿no será porque, como ha demostrado el feminismo en los últimos años, somos más inteligentes y capaces que los hombres en todos los aspectos?

    ResponderEliminar
  4. Anónima, aquí además de comernos a los niños y a las mujeres crudos, tenemos otras manías como argumentar y dar datos, y desde luego no creernos todas las majaderías del feminismo, particularmente del faltón. Creo que para provocar vas a necesitar demostrar algo de esa inteligencia de la que hablas pero que en absoluto demuestras con tu torpe comentario.

    ResponderEliminar
  5. No creo que haya que buscar explicaciones extrañas. Simplemente la mayoría de los trabajadores en los sectores más afectados por la crisis son hombres.

    ResponderEliminar
  6. Este debe ser de los pocos colectivos de funcionarios en el que las mujeres son minoría. Me pregunto si los que defienden que "tratar igual lo que es distinto" es discriminatorio estarían de acuerdo en rebajar los requisitos académicos para las personas con menor cociente intelectual.

    http://www.elpais.com/articulo/madrid/Queremos/ser/bomberas/elpepiespmad/20110128elpmad_2/Tes

    ResponderEliminar
  7. Hombre, este tema de los bomberos es delicado. Por norma general, los hombres tienen un 30% más de masa muscular, y es complicado que si se ponen los mismos mínimos para ambos sexos, ellas tengan alguna posibilidad. El comentario de "no es igualdad lo que queréis?" estaría fuera de lugar aquí, que somos menos fuertes no es tema de igualdad, es una realidad genética. Yo no puedo pedir a un hombre que demuestre la misma resistencia al dolor que una mujer, y si no puede reprocharle que si no es igualdad lo que quiere.
    Respecto al comentario hembrista de anónima, no comments...

    ResponderEliminar
  8. Minerva, acabamos de asistir a la constatación de que esas diferencias se tienen en cuenta cuando se quiere y se dejan de tener en cuenta cuando da la gana. La esperanza de vida de las mujeres es ocho años mayor y sin embargo se acaba de fijar como edad de jubilación la misma.

    Los seguros de vida son mucho más caros a un varón justamente también por esa razón. Sin embargo hay una norma que impide que los de enfermedad puedan ser más caros para ellas que para ellos, aún cuando su gasto sanitario es superior. En fin...

    Que se está utilizando la norma cuando se quiere y rompiéndola cuando apetece es una realidad palmaria.

    ResponderEliminar
  9. Manu, en relación con tu primer comentario, claro que no se trata de buscar explicaciones extrañas, sino de buscar explicaciones porque en estos asuntos casi nada sucede por casualidad.

    No se trata del empleo que se destruye en donde por supuesto nos tocó la peor parte, se trata del que se crea, hablamos del empleo que se crea y el empleo femenino que se está creando es básicamente desde las administraciones públicas.

    Lo he ido recordando en esta bitácora con cada acuerdo que significaba una mejora para la mujer que no se aplica al varón, el resultado ahora está a la vista. Pero como el trabajo que está haciendo el lobby es tan intenso, se destaca tanto en cada una de las situaciones que las perjudicadas son ellas, que son las tienen que vencer obstáculos, que han de aprender a moverse en un mundo de hombres, que cuando los datos son como en el presente tendemos a pensar que sólo puede ser derivado del funcionamiento normal del mercado, aún cuando se trata de contratación pública y contratación dirigida.

    Por eso resulta más escandalosa la otra noticia la que habla del protocolo a las funcionarias, porque cuando son mayoría en las administraciones públicas, cuando no se puede hablar ni de discriminación laboral y salarial, cuando hay más de una situación de "discriminación positiva", resulta que eso no es suficiente y se dicta una norma que por supuesto no tiene la intención del título, de acoso a las funcionarias, como si las jefas no acosaran a sus subordinados y subordinadas, como si no se estuviera produciendo un desplazamiento en determinados empleos y ámbitos de la administración de la figura masculina que ya sólo queda como reminiscencia del pasado, etcétera.

    El tema es más serio de lo que parece, lo que pasa es que somos muchos menos de los que debiéramos...

    ResponderEliminar
  10. Entiendo lo que quieres decirme Emilio, pero creo que si empezáramos a poner normas distintas para asuntos públicos, como el de la jubilación, ya estaríamos de nuevo sentando precedentes como sucedió en el pasado (no poder votar, no poder tener una cuenta bancaria a mi nombre, etc.). Yo creo que a nivel público debemos tener los mismos derechos y obligaciones todos (y por supuesto estoy en contra de lo que se está aprobando en temas de maltrato o empleo público, siempre en desfavor de los hombres).
    Por otra parte, no negaré que vivimos más, pero nadie me asegura que realmente yo vaya a vivir más. En cambio, sí creo que sectores como el de la construcción, en el que es una realidad palpable el desgaste físico y donde la mayoría son hombres, deberían poder jubilarse antes.

    Respecto a la norma de los seguros médicos privados, casi todas las mujeres que conozco y lo tienen pagan más que sus maridos o familiares varones. Exactamente por lo que dices, porque tenemos que hacer uso de servicios extra como es la ginecología, y no me parece mal.

    Sobre el tema de los funcionarios, pues daros la razón, como si no pudieran existir jefas déspotas, pero ya estamos en otro caso más en el que se demoniza al hombre y se fija a la mujer como víctima...
    Lo de hoy en día no es igualdad, lo de hoy en día es girar la tortilla...

    ResponderEliminar
  11. A mi me parece que la razón por la que no se crea más empleo masculino es porque la construcción y todas las industrias dependientes de ella siguen sin levantar cabeza.

    La mayoría de los inmigrantes vinieron a trabajar en le construcción. Miles de chicos dejaron los estudios para ponerse a trabajar también en esa industria, y ahora no tienen otro remedio que intentar reciclarse y recuperar los años de estudios perdidos, mientras que sus compañeras siguieron estudiando y muchas de ellas prepararon las oposiciones que ahora están ganando. Igual que en el caso de los bomberos de Madrid (no así en los cuerpos de bomberos de otras comunidades) las pruebas son iguales para hombres y mujeres, independientemente de que ahora los contenidos incluyan la doctrina oficial de género, así que no veo que esté ahí el problema.

    Más bien está antes, por ejemplo, en un sistema educativo que permite que miles de chicos abandonen prematuramente los estudios, y en una sociedad que machaca continuamente a los niños con mensajes como el de tu última entrada, que graba a fuego el mensaje de que los niños son tontos y brutos, y que las niñas son inteligentes estudiosas y bondadosas.

    ResponderEliminar
  12. Manu, por supuesto que estudios y ocupación, están relacionados, así lo entienden las instituciones internacionales tipo OCDE y así lo está demostrando la economía española.

    El panorama en este sentido se presenta, sin embargo, con muy mala cara, en particular para los varones por lo del fracaso y abandono escolar tantas veces mencionados en esta bitácora.

    Del mismo modo te digo que dada la actual tendencia en la Universidad esa desproporción en favor de las chicas en determinados puestos a los que se accede con título, se hará cada vez más grande, en perjuicio de los varones.

    Por eso resulta de una gran hipocresía lo que se plantea de que en los puestos altos hay menos mujeres. Hay menos porque se han incorporado más tarde, pero finalmente habrá más tanto en puestos altos como bajos porque se precisa titulación. Y ya no suceda lo que ocurre en determinados ámbitos donde sencillamente la figura masculina ha acabado desapareciendo, como sucede en la enseñanza primaria, enfermería, determinados trabajos de oficina, etcétera, empleos sobre todo del sector público y de los servicios.

    ResponderEliminar
  13. Sólo decir que creo que habéis dicho dos grandes verdades que no todo el mundo ve. Manu lo de que los varones abandonan más los estudios que las mujeres por los motivos que ha explicado, y Emilio lo de que hay menos mujeres en puestos altos, ahora, porque se han incorporado más tarde al mercado laboral, pero que habrá una gran desproporción en el futuro. Es algo que siempre digo en mi entorno y nadie comparte, al menos ya no m siento tan chiflada.

    ResponderEliminar
  14. Minerva, ¿y qué dirían en tu entorno si además de señalar esa tendencia, indicas que es necesario paliar el fracaso escolar masculino para que esa desproporción no exista en el futuro?. La ministra de asuntos sociales (alemana) propuso medidas para tratar de corregir el fracaso escolar masculino y las "lidiafalcones" alemanas se lanzaron a su yugular, argumentando que la situación no era tan preocupante. Creo con Manu y Emilio que el aumento del paro masculino se debe sobre todo a factores sectoriales, no a que la mujer sea más acomodaticia en el tema salarial. Sobre la brecha salarial de diferente sueldo por el mismo trabajo, ni el estudio que hizo el ministerio de igualdad en su día y del que Emilio dio cuenta en esta bitácora parece refrendar ese mito.

    ResponderEliminar
  15. Anónima, el feminismo del que tan orgullosa te sientes lo único que ha demostrado es su evidente capacidad de manipulación y de enajenación de mentes, de la que tu opinión es una muestra evidente. Espero los datos y evidencias que respalden tu aseveración de una supuesta superioridad femenina "en todos los aspectos".

    ResponderEliminar
  16. Humberto9:22 a. m.

    Ya tenemos en esta gran bitácora dos claras representantes de lo que, a mi entender, significa hoy el feminismo.
    Aparece por un lado Minerva, representando un tipo de feminismo con el se identificarían la mayor parte de las mujeres (así quiero creerlo), e incluso muchos hombres: "acabemos con los prvilegios, sean de uno u otro sexo" podría ser su consigna. Además, Minerva se expresa con corrección y respeto, aunque discrepe. Bienvenida sea.
    Y por otro, aparece el feminismo radical y lleno de prejuicios de "Anónimo" (ni para firmar con un nick tiene valor). Es el hembrismo de la ceguera, de la mentira repetida machaconamente, de la falta de argumentos, de la creencia en la superioridad de su propio sexo; en fin, el fanatismo. En resumen, todo lo que tratamos de combatir los que aquí participamos. Lamentablemente, éste es el sector del feminismo que se ha hecho con el poder político y la representación mediática de todo el feminismo, aunque sea minoritario.

    ResponderEliminar
  17. Pues Plutarco, no quiero imaginarme lo que me dirían (o harían) si se me ocurriera apoyar la mejora masculina de la educación. Sólo dar las gracias al gobierno por habernos llevado a esta situación, en la que el significado de la palabra "feminismo" ha perdido todo su valor y respeto.

    A Humberto, decirle que agradezco mucho su comentario hacia a mí, ya que gracias a personas como él sigo participando en este blog. Y sí, "acabemos con los privilegios, sean de uno u otro sexo" es mi consigna, diferentes pero iguales en derechos.

    ResponderEliminar