Twittear

18 febrero, 2010

Puntillismo

Después de leer el último escrito de Miguel Lorente se me ocurre preguntar, para cuándo espera relatarnos, él que no deja de repetir el mantra de esos hombres que no son capaces de renunciar a sus inmensos privilegios, a cuántos y cuáles ha renunciado como hombre a lo largo de su vida y, en particular, a cuáles renuncia ahora como miembro del Gobierno de Rodríguez Zapatero... La sensación que da es que no ha renunciado a nada en su vida, y que el puesto que actualmente ocupa le reporta importantes ventajas y privilegios de los que los demás carecemos.

Leo esta noticia en La Vanguardia que creo no se debe dejar pasar dado el especial momento de apuro económico que estamos viviendo:
http://www.lavanguardia.es/politica/noticias/20100217/53894195557/aido-destina-26.000-euros-a-un-informe-para-establecer-un-mapa-de-excitacion-sexual-del-clitoris.html

Imaginaros por un momento que fuésemos los varones quienes llevásemos los abrigos de pieles y la ropa de alta costura, quienes más gastásemos en cosmética y cuidados del cuerpo, que fuéramos nosotros los principales clientes de las clínicas de cirugía estética...

Imaginaros (si sois capaces) que fueran ellas las de las manos grandes de colocar ladrillos o sostener un martillo neumático y que fueran ellos quienes pudiesen ir (mayoritariamente) a un puesto de trabajo resguardado y con calefacción, incluso con la ropa de los “domingos”.

Si además de imaginároslo sois capaces, al mismo tiempo, de aparecer como los discriminados de la sociedad contadme el secreto.

7 comentarios:

  1. Anónimo12:34 p. m.

    El secreto es sencillo, y ya lo hemos comentado anteriormente: siempre en la historia los grupos privilegiados son aquellos que imponen al resto de la sociedad la idea de que ellos son los que más sufren, y todos sus indisimulables privilegios quedan justificados como una pequeña compensación por sus terribles sufrimientos. Desde los opulentos papas renacentistas que se denominaban "siervos de los siervos de dios", hasta los británicos del imperio victoriano, quejándose, en formulación de Kipling, de "la carga del hombre blanco", condenado el pobre al terrible destino de civilizar a todos esos pueblos infrahumanos incapaces de reconocerle sus desvelos.

    (Athini)

    ResponderEliminar
  2. Emilio y Athini, se puede decir más alto pero no más claro.
    Pero si vamos con este discurso a ciertos foros sociales (y no me refiero a blogs), nos van a querer dar por todos los sitios por ¿'neomachistas'?
    No obstante, también creo que cada vez hay más 'Elisabeth Badinter', y que, salvo cuatro energúmenas más que maduras, la mayoría de las jóvenes de hoy en día 'pasan' del discurso victimista. Vamos, que son muy conscientes de su injusta superioridad legal y social.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo6:22 p. m.

    No os perdáis esta entrevista a Susan Pinker:

    http://www.terceracultura.net/tc/?p=1817

    (Athini)

    ResponderEliminar
  4. Esta entrevista luego de que uno viene de otras lecturas, representa tanto como pasar de una sala de autopsias a una de parto, por lo que la primera sensación es de alivio.

    Parece mentira pero así es, el pensamiento científico vive secuestrado y lo que se prodiga es la ideología de género y la misandria. Lo que se prodiga en el plano social y político y lo que se lleva a las leyes. En lugar de por esta señora o alguien como ella, el ministerio de igualdad está presidido por Bibiana Aído y su segundo de a bordo Miguel Lorente, cultivadores de la ignorancia, la prepotencia y el resentimiento.

    Asombra pensar la distancia existente entre lo que esta señora dice y lo que se hace cada día en nuestro país, lo que se hace en Consejo de Ministros y lo que se plasma en cada una de las leyes y propuestas que el Gobierno realiza.

    Con la misma ignorancia que para otras cosas las propuestas de reactivación económica y de creación de empleo siguen situando como objetivo prioritario, cuando no exclusivo, el empleo femenino, y eso a pesar de que los datos de la realidad económica nos hablan de que los grandes perjudicados de la crisis son los varones, y más lo serán a tenor de la brecha educativa entre chicos y chicas que el Gobierno sigue ignorando.

    En fin, leer una entrevista así reconcilia a uno con lo que ya sabía, pero también marca la enorme distancia entre lo que realmente debería estar pasando y lo que de verdad acontece. Lamentable es que en una coyuntura como la presente nos hayamos tropezado con la clase política más alejada de la gente y con menor capacidad de respuesta y reacción para esto, y casi cualquier cosa.

    ResponderEliminar
  5. Acabo de leer en El país que una mujer a asesinado a su pareja masculina de una puñalada en el corazón. ¿Como termina la noticia?. Com esta frase: "La Policía asegura no tener constancia de denuncias previas de la mujer por malos tratos del fallecido." Sin comentarios...aunque merezca una prolija carta al defensor del lector de ese periódico.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo12:57 p. m.

    Pero Plutarco, ¿tú crees que la defensora de la lectora de El País sería capaz de entender qué hay de criticable en semejante noticia?

    (Athini)

    ResponderEliminar
  7. En un blog he encontrado esta entrada realmente puntillista, muy ilustrativa sobre cómo buscarle tres pies al gato cuando conviene.

    http://www.jessicafillol.com/2010/02/20/la-perspectiva-de-gnero-se-demuestra-en-las-pequeas-cosas/

    El comentario número 10 me parece genial.

    ResponderEliminar