Twittear

05 marzo, 2017

¿Brecha de género? ¿Paridad? ¿Etica de conveniencia?



Empleo público. Empleo de calidad. Para toda la vida. Con una remuneración una vez y media la del sector privado. Con derechos laborales y sociales reforzados y que al ritmo que vamos convertirá a cada uno de sus miembros en autoridad con derecho a botón de pánico...

http://www.lavozdegalicia.es/noticia/galicia/2017/03/04/porcentaje-mujeres-xunta-supera-primera-vez-70-/0003_201703G4P2991.htm acompañada de un comentario con el siguiente título: Porque yo me lo merezco.

Cuando leo una noticia como la de más arriba y trato de ponerme en la piel de un o una feminista de género me pregunto, ¿por qué aquí no hay brecha de género? ¿Por qué aquí no interesa la paridad? ¿No será esta la ética de lo que me conviene? y de lo que más seguro estoy es de esto último.


Si cuando vienen bien dadas yo me lo merezco y él no, y cuando no sucede así la sociedad me maltrata ¿qué margen le dejo al otro?



P.S. El concepto de igualdad, si además se remacha calificándola de real y efectiva, ha cambiado intensamente en los últimos años y de la mano del feminismo significa cualquier cosa que beneficie a las mujeres sin importar cuanto pueda perjudicar a los varones. Las cifras de empleo masculino y femenino en la Generalitat Valenciana no distan mucho de las de más arriba, es decir, se produce una fuerte descompensación a favor de las mujeres.

Pues bien, la consellera de Justicia entiende que si acaso en algún sector específico: informática, medio ambiente e ingenierías hay mayoría masculina, lo que corresponde es primar la incorporación de mujeres. Nada dice de los sectores feminizados. Habla también de favorecer la corresponsabilidad pero con medidas a favor de las mujeres. La regla es simple pero profundamente asimétrica e injusta: en cada caso se hará lo que beneficie a las féminas en perjuicio y detrimento de los varones.






11 comentarios:

  1. Anónimo1:26 p. m.

    La respuesta es siempre la misma: si las mujeres tienen una posición mejor en algo, entonces la única explicación que se puede expresar es que se la han ganado, porque son mejores (más trabajadoras, más constantes, más listas, más inteligentes, más sensibles…), y si su posición es peor que la de los hombres se debe a que están siendo discriminadas por el terrible heteropatriarcado. Y con este tipo de explicaciones puedes ser catedrática de universidad o ministra…, lógico que haya tanta gente dispuesta no sólo a echar mano de tales explicaciones, sino a reformar el código penal para que se prohiba la expresión de cualquier otra hipótesis como "incitación al odio".

    Athini Glaucopis

    ResponderEliminar
  2. Efectivamente Athini la cuestión es, qué punto ciego se produce en la sociedad, que la incapacita para una mirada limpia sobre una realidad objetiva como la descrita en la entrada y la hace concluir que las discriminadas del mercado laboral son ellas. También que donde solo es posible ver una ética de conveniencia parezca que tengamos que ver ver justicia e igualdad.

    ResponderEliminar
  3. Precisamente esta tarde en mi muro de FB se ha suscitado el tema de la brecha salarial a raíz de un vídeo que se está difundiendo en Internet, reclamando mejores sueldos para las mujeres que para los hombre. La justificación es que ellas consumen más. Se ha esgrimido el argumento del famoso "impuesto rosa". El vídeo es kafkiano, lleno de violencia misándrica.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo7:39 p. m.

    Pura igualdad Orweliana. En la Granja, los cerdos decían que todos los animales eran iguales pero unos más iguales que otros.

    Arturo

    ResponderEliminar
  5. Aquí dejo el video. Que conste que no me gusta el término «feminazi» de la entradilla.

    https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=750777825078669&id=468565023299952

    ResponderEliminar
  6. Plutarco, porque hace tiempo que no os lo recuerdo he publicado el enlace, pero sabes de sobra que no me gusta nada el término feminazi y en adelante no publicaré ningún comentario con expresiones de ese tipo. Y será así, porque ese tipo de expresiones además de contraproducentes al blog y lo que en él trato de defender, no le hacen más que daño.

    Conozco perfectamente la cuestión que en él se aborda, porque lleva ya bastante tiempo en circulación y en más de una ocasión me he referido a ella. Es el victimismo de siempre: el mercado laboral las discrimina con menos salarios y el mercado de consumo cobrándoles más caro.

    Hay muchas maneras efectivas de con esos elementos hacer una severa crítica al feminismo de género y su capacidad para inventar enemigos incluso en un mecanismo como el mercado, que es válido como instrumento económico mientras no se le manipula, y todo parece indicar que la intención de ese feminismo no es otra que su manipulación.

    ResponderEliminar
  7. Hay un tema de gran actualidad -Mercedes Milá llamándole gordo a un científico que rebate un libro de pseudociencia que ella promociona- del que como mínimo me apetece dejar este comentario porque pone de manifiesto las diferentes varas de medir que se vienen aplicando. Esta señora llamó recientemente cerdo a Pablo Motos, ahora llama gordo a un científico, antes le había tocado los genitales a un concursante de Gran Hermano... ¿Si se tratase de un varón seguirían llamándolo para programas como esos?
    http://verne.elpais.com/verne/2017/03/06/articulo/1488791890_492477.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un caso evidente de groseria que incluso cree que es licita porque la ejerce ella. He visto las imágenes, su agresividad llegó a ser incluso física. En un momento el moderador tuvo que acercarse a separarla.

      Eliminar
    2. No es solo mala educación, es que hay una parte del video que no había visto antes, en la que Mercedes se lavanta, coge al hombre de la solapa de la chaqueta, le toca la barriga, etc. buscando constantemente el contacto, que de producirse de él a ella hubiera merecido calificativos que no quiero imaginar.

      Eliminar
  8. Ya he dicho que a mi tampoco me gusta ni lo utilizo. He advertido por ello de su aparición en una entradilla que no es mía. No encontré el video en YouTube, únicamente en ese enlace de FB. También llevo desaconsejando el uso de ese término desde hace años.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vale. Solo quería aclararlo para todos

      Eliminar