Twittear

21 abril, 2012

Brecha educativa niñas-niños (adenda)


En relación con la entrada anterior yo llamaría a reflexionar sobre determinados aspectos.

Ya el informe PISA de 2003 alertaba de las enormes carencias de nuestro sistema educativo, tanto en lo relativo a nuestros escasos niveles en matemáticas y lengua, como a la ausencia de excelencia, también que la brecha de género del fracaso escolar era mayor a la del resto de los países europeos hasta el punto de que en el nuestro la masculina duplicaba a la femenina.

La actitud oficial (y esto comprende a la mayor parte del arco parlamentario y los sindicatos) consistió, sin embargo y  básicamente, en explicar que la razón del fracaso educativo había que buscarla en los más variados motivos pero todos situados fuera del ámbito de la escuela y del modelo educativo. Se fueron citando como causas las nuevas formas de familia, el nivel de estudios de los padres, el boom de la construcción, etc.  dejando de ese modo correr un tiempo precioso y que se agravaran todos los datos negativos del sistema incluido el fracaso y abandono escolar hasta el estallido de la crisis en que la tendencia al abandono escolar revierte moderadamente pero sin que haya tocado ninguno de los elementos estructurales que está haciendo del nuestro un modelo fracasado.

Mientras tanto sorprende que, en un modelo en el que el número de materias y la carga horaria es máxima, no fuese posible,  a la hora de discusión de la LOE y posteriores leyes educativas y,  cuando estaban frescos los datos de PISA, añadir una hora más a matemáticas para hacerla diaria, sin embargo se desperdicien horas y horas en asignaturas de dudoso contenido.

Como sorprende lo señalado por Carlos Elías en relación a Ciencias para el mundo contemporáneo. Me dolió que desde el Ministerio me dijeran que no podía poner (era el coordinador del texto de la citada asignatura) ninguna ecuación, ni ninguna fórmula, que eso no lo iba a entender nadie  y que todo debía estar en lenguaje literario…”

De este modo no es difícil llegar a lo que Pseudópodo señala en esta entrada: http://pseudopodo.wordpress.com/2012/03/07/albiac-la-desaparicion-de-la-universidad-y-un-servidor/ que ruego encarecidamente leer, no solo por la cita de Albiac también por lo que dice en relación al nivel en matemáticas con el que  acceden los alumnos.

Para que no se crea que somos los únicos que nos hemos deslizado por esa pendiente aquí van los datos que Inger Enkvist ofrece sobre su país en su último libro: La buena y la mala educación, "...para Suecia, lo sucedido en el mundo de la educación es un cuento de horror. Los informes TIMMS (Trends in International Mathematics and Science Study) constatan que, en matemáticas, Suecia tenía el puesto número 5 en 1995 y en 2007 había bajado al puesto número 12; la puntuación ha bajado de 540 a 491. En ciencias naturales, Suecia estaba en 1995 en el puesto número 4 y en 2007 en el número 12, lo cual en puntos corresponde a un descenso de 553 a 511. Tal como andan las cosas, en la próxima medición es probable que Suecia siga bajando. En la recogida de datos de 2007, ningún país de los 18 que participan en TIMMS había perdido tanto." 

En el mundo de la educación es importante observar el detalle, pero también lo es el tener una visión global si no se quiere perder de vista el resultado conjunto del mismo. Tenemos un sistema que no solo no es capaz de corregir en ningún momento el desfase de partida de los alumnos varones, y conseguir un nivel razonable de alumnos excelentes, tampoco de orientar a los alumnos hacía carreras de Ciencias cosa que, más temprano que tarde, terminaremos pagando, si no lo estamos haciendo ya.

12 comentarios:

  1. Anónimo6:28 a. m.

    El titular en portada dice: La mujer avanza en Brasil, y el texto que lo acompaña es éste: "El 60% de los estudiantes que hacen el doctorado son ya mujeres. Ellas deciden el 80% del consumo del país"

    La pregunta es: ¿Si esto solo es avanzar a partir de aquí qué puede pasar, que los porcentajes suban al 80 y e90%, al 90 y al 100%? ¿Curiosa manera de entender la igualdad, no?

    http://blogs.elpais.com/vientos-de-brasil/2012/04/las-mujeres-avanzan-en-brasil-.html

    Alberto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo11:30 a. m.

      Lo que sigue no encaja bien en esta entrada, pero tenía ganas de contarlo y nunca encontraba el momento.
      Hace algunos años vi un documental de la 2 acerca de un pueblo del África oriental (supongo que eran loa masái, pero no lo recuerdo). Describían a un pueblo de economía basada en el pastoreo, donde los hombres se dedicaban, tradicionalmente, a la caza, el pastoreo, la guerra y la política “exterior” (las relaciones con otras tribus) mientras que las mujeres se dedicaban al hogar, los cuidados de niños y ancianos, a una incipiente agricultura y a la política interior (los problemas internos de la tribu), esto último supervisado o “en representación de” una figura de autoridad masculina, una especie de anciano jefe, gurú o guía. Con el tiempo, la dominación blanca y la creación de parques naturales, se les prohibió la caza, las guerras y la política “exterior” (ahora en manos del estado postcolonial) y, finalmente se les limitó su principal fuente de riqueza tradicional: el pastoreo que interfería con las actividades de los parques naturales. Como alternativa para subsistir, se les ayudó a desarrollar una economía agricultora más avanzada, que completaba los ingresos del creciente turismo. Dado que la agricultura era una tarea femenina, esta estrategia se vio favorecida por las políticas de “empoderameinto” de las mujeres.
      Como resultado de todo esto nos encontramos un pueblo donde las mujeres trabajan y son la principal fuente de riqueza, además resuelven los problemas internos y cuidan de su familia, mientras que los hombres, prácticamente despojados de tareas, se dedican a entrenarse eternamente para guerras y cacerías que nunca tendrán lugar, y como única actividad económica, se dedican a posar para los turistas haciendo demostraciones de sus habilidades con las armas tradicionales. Es decir, lo pasan cojonudamente jugando a las guerras y sin jugarse el tipo, son auténticas figuras decorativas que viven relajadamente en sus “jaulas” o más bien “chozas” de oro sin obligaciones y sin responsabilidades. Esta situación era descrita como gravemente machista y opresora de la mujer…
      Estas mujeres también habían "avanzado"
      Arturo

      Eliminar
    2. Lo que relatas Arturo forma parte de ese intento de reescribir la historia de tal modo que hasta el papel de proveedor quede cuestionado para limitar el papel del varón a guerrero ocioso. En Cuatro se explotó este tema durante semanas ya que se organizó un programa en el que convivían familias españolas con familias de tribus de diversos continentes, una de ellas de las características que tú señalas. No hicieron mucho caso a las críticas que desde sectores relacionados con la etnografía se habían vertido sobre una idea de ese tipo.

      Eliminar
  2. Recientemente uno de estos guerreros masai estuvo en el programa de Pablo Motos relatando el ritual que siguen para hacerse hombres y que consiste nada más ni menos que en enfrentarse con un león. Mi hijo cuando vio aquello se quedó absolutamente impactado y al día siguiente seguía dándole vueltas a cómo era posible enfrentarse a un animal como el león. A él por edad casi le tocaría.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Y no tienen que someterse tamnbién a circuncisiones realizadas en circunstancias bastante penosas, que producen más muertes que la ablación de clítoris?.

      Eliminar
  3. Saludos. Estando de acuerdo con la idea básica del post y del blog en general, que, según creo entender, es que se produce un menor rendimiento en los niños educados por profesores mujeres, (y supongo que lo mismo a la viceversa), la pregunta es ¿cual es la solución que plantea el blog a ese problema?. ¿La paridad de sexos en las plantillas de profesores, según creo haber observado? ¿La eliminación de la enseñanza mixta y profesores del mismo sexo? Gracias por tu atención.

    ResponderEliminar
  4. Gracias Antonio. La respuesta está en el post anterior y no coincide con lo que has entendido pues ni es mía la propuesta de la paridad, ni planteo la supresión de la enseñanza mixta.

    ResponderEliminar
  5. antonio9:01 p. m.

    1.-En tu post anterior, la más parecido a un un solución que he visto es esto:'En mi opinión, sin embargo, el sistema mixto podría perfectamente mantenerse pero evidentemente realizando cambios imprescindibles en el modelo y promoviendo la participación masculina en los primeros tramos de la enseñanza'. Bien a la vista de lo anterior indicaría que por un lado pareces no ser partidario de la paridad, pero, por otro, quieres la 'promoción de la participación masculina en los primeros tramos de la enseñanza'. Siendo así, la pregunta obvia es: ¿promoción hasta que punto, hasta que cantidad de participacion masculina? Supongo que la cantidad de profesores actual te parece insuficiente y querrías otra cantidad. ¿Que cantidad es esa?. 2.- La expresión 'cambios imprescindibles en el modelo' supongo que se refiere a la ya comentada promoción y a 'un cambio de actitud en relación con los contenidos y las prácticas educativas que dejen sin efecto el rechazo de la masculinidad' tal como reflejas en el post anterior. ¿Tienes algún otro post en el en concretes estos cambios en contenidos y prácticas educativas? En mi opinión estos cambios en contenidos y practicas, con ser muy sugestivos , distan de ser fáciles de llevar a la práctica, razón por la cual estimaría tu comentario sobre ellos.3.- Por otro lado, ¿ tu entiendes que tu mayor promoción y eses cambios en contenidos y prácticas son suficientes para corregir la brecha educativa niño-niña?. Te repito mi agradecimiento por tu atención, y ruego que tomes este comentario y el anterior como un simple y bienintencionado intento de entender y resolver la problematica la brecha educativa mencionada?. Hecho, ademas, por alguien profano- e interesado- en la materia. Saludos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me tomo muy en serio lo que planteas, por eso te he contestado. Casi se puede decir que 1/3 de las entradas de la bitácora versan sobre educación, o sea que a poco que bucees encontrarás entradas sobre ella. También he escrito en Deseducativos, más recientemente en Nada es gratis, en las que están a la vista he participado en todas y, alguna también en Cultura 3.0 por ejemplo http://www.terceracultura.net/tc/?p=3047.

      Por supuesto que no planteo esperar a que se modifique la composición por sexos del profesorado para comenzar a aplicar medidas como deducirás de la lectura de otras entradas. En cualquier caso que aceptes de buen grado lo que en estas últimas planteo me parece un paso importante. Fijar el porcentaje exacto en la composición por sexos no me parece lo perentorio en este momento, cuando justamente las medidas de las autoridades educativas van en la dirección contraria y a pesar de que ya son abrumadora mayoría las mujeres, las que se siguen tomando inciden en esa dirección. O sea, que quizá te diría que lo primero sería frenar esa dinámica y evidentemente hacer que este debate se extienda, de otro modo cualquier pretensión de que esto pueda ser realidad algún día puede quedarse en nada.

      Eliminar
  6. En cualquier caso Antonio y para no convertir esto en una especie de entrevista donde uno pregunta y el otro responde y, si no te he entendido mal, compartes en buena medida el planteamiento del blog, quizá sería más interesante que más que una entrevista hiciésemos de esto un diálogo en el que fuera posible un enriquecimiento mutuo. Si estás en la profesión no estaría mal que nos contases tus impresiones.

    ResponderEliminar
  7. Ok, para terminar la charla. Mi impresión es que tu postura es la correcta. Me refiero a la no separación de sexos, no eliminar las clases mixtas y si a 'promoviendo la participación masculina en los primeros tramos de la enseñanza' tal como indicas. Esto es una impresión personal. Yo no soy un especialista en la materia. No soy un profesional de la educación. Soy economista. Como lo economistas somos muy estúpidamente atrevidos te dejo un par de ideas. Nada profesionales, repito. La 1ª es que el mundo (la realidad) manda. Y la 2ª es que la función es la que hace al órgano, y no al revés. La idea es que la solución a la diferenciación masculino vs femenino, es, a la larga, ... unisex. Cierto, como indicas en tu blog, el cerebro no es unisex. Todavía. Pero...lo será. ¿Porque lo será? Por esto: el mundo sigue cambiando. Y el cambio actual , desde la revolución industrial, es la incorporación de la mujer al mundo laboral. La tecnología, la ciencia, ha permitido, ahora, ese cambio. No antes. Para trabajar ya no es necesaria la fuerza física. Estamos (y cada vez más) en una economía de servicios. Lo que cuenta, cada vez más, es sólo el cerebro. Con una automatización en aumento exponencial en todos los sectores económicos. La mujer ahora si puede trabajar, antes no. Es decir, esta cambiando la función de la mujer. Su especialización en las cuestiones familiares, de pareja, esta desapareciendo. Y si cambia la función.. cambia el órgano. Lo 'femenino' era sólo consecuencia de la actividad que la mujer ha ejercido durante millones de años. Si esa actividad/función desaparece, desaparece lo 'femenino'. La mujer (el órgano) era la que 'se quedaba en casa' (la función). Desaparece lo femenino, y, desde luego, lo masculino. Seremos unisex. Asique habrá que tomarlo con calma. Y negociar. Y en esa negociación, por cierto, son ridículas y a combatir las posturas 'ultrafeministas' que tu denuncias y las 'ultramachistas', entre otras cosas, porque son especies en absoluta extinción. Te felicito por el buen blog, con el que consigues tratar un tema bastante peliagudo con mucha racionalidad y temple. Saludos,

    ResponderEliminar
  8. Gracias por el comentario Antonio, aunque mi posición no coincida con tu diagnóstico de la situación futura y a la posibilidad de una sociedad unisex. Dices que el cerebro será unisex y yo no niego que pueda ser así... en unos cuantos miles o decenas de miles de años, pero mientras tanto la realidad de los sexos estará anclada fuertemente a nuestra biología y no solo en ella.

    La realidad manda, pero por eso mismo la diferenciación sexual es producto de millones de años de evolución. No sólo no cambiará esa realidad en el horizonte que tú y yo y nuestra descendencia podrá contemplar, es que además buena parte de la gracia (aunque en este momento tenga más de dolor de cabeza que otra cosa) de la vida está en esa diferenciación que nos multiplica.

    Como eres economista sabrás que existen realidades aparentes y realidades de fondo. Observa con detalle todo lo relativo a los sexos y verás que hay mucho más de apariencia que de realidad en lo que sucede. El rol masculino es igual hoy que ayer, y en la consideración social de la maternidad y la paternidad el abismo es mayor que nunca.

    ResponderEliminar