Twittear

26 abril, 2012

¿Qué izquierda?


Visto lo que ha sucedido en las pasadas elecciones francesas. Entre otras cosas, que buena parte de los obreros del cinturón industrial de París han votado a Marine Le Pen  después de que la disyuntiva fuese si votarla a ella o a los comunistas, quizá merezca la pena preguntarse qué está pasando y si esta izquierda nominal que hoy tenemos encarna unas políticas que se puedan  catalogar como tales y basta con el dualismo ramplón de  escenificar unas diferencias que cuando toca hacerlas realidad se quedan en nada.

La cuestión tiene más interés ya que la esperanza que puede representar Hollande de un giro en la política económica europea que vaya más allá de los recortes y las restricciones, se construye desde un partido que en su momento tuvo un importante papel en el rechazo a la Constitución europea.


Como creo que en este asunto no son válidos los cheques en blanco y venimos de una experiencia de dos legislaturas socialistas que  a mí modo de ver se saldan de forma bastante lamentable me gustaría lanzar algunas preguntas tratando de abrir interrogantes alrededor de algunas cuestiones.


¿Qué izquierda?

- ¿La que niega la custodia compartida?

- ¿La que ha ideado un sistema educativo que nos ha conducido al marasmo actual y después de más de una década de la constatación de su fracaso no ha sido capaz de reconocer su error y proponer algo alternativo?

- ¿La que vive indiferente al fracaso escolar masculino y otras graves deficiencias del sistema educativo desde infantil a la Universidad?

- ¿La que vive indiferente a los estragos jurídicos y de todo tipo que está causando la Ley contra la violencia de género?

- ¿la políticamente correcta y lo que promueve son las políticas neofeministas?

- ¿la del Ministerio de Igualdad y Bibiana Aído?

- ¿aquella a la que jamás ha importado la naturaleza dual del mercado de trabajo y que el paro se cebase en los más jóvenes?

- ¿la que prometió un estado laico y acabó concediendo a la Iglesia más privilegios que ningún otro gobierno de la democracia?

- ¿la que como herencia de igualdad nos deja un panorama en el que solo tres países: Rumanía, Estonia y Letonia tienen en Europa una más desigual distribución de la renta?

- ¿la que ha llenado las cárceles como no se conoce en ningún otro país europeo?

- … ¿Qué izquierda?

P.S. En mi opinión lo que con más claridad refleja esta crisis es lo poco que conocíamos, y seguimos conociendo, a esta sociedad y en el caso de que algunos supieran algunas cosas la facilidad del establishment (la mayor parte de la clase política, el feminismo institucional y la representación institucional de los trabajadores y los empresario) para impedir que tal cosa se generalizase, al tiempo que su capacidad para darnos la visión del mundo que deseaban.

Éramos la octava potencia económica mundial, representábamos un ejemplo para el mundo de ampliación de derechos sociales y políticos, nos atrevíamos con lo que pocos lo habían intentado: violencia de género,  todo tipo de discriminaciones positivas y paridades, teníamos el mejor sistema educativo de nuestra historia, crecíamos vertiginosamente y nuestro mercado laboral creaba más del 50% del empleo de toda la U.E. y éramos capaces de acoger y dar derechos a todos cuantos llegarán por aquí…

Lo de crecer económicamente no solo era compatible con todo tipo de fiestas y lujo, parecía que ambas cosas necesariamente deberían ir juntas tanto, como que la escuela fuese un lugar para divertirse y aprender jugando: había que romper con antiguos  clichés sobre la autoridad y las normas. El esfuerzo y el respeto por los horarios pertenecían a épocas pasadas cuando no directamente al residuo franquista. Nuestras posiciones en todos los consumos de drogas eran francamente de las mejores del mundo. Hay un dato que a mí me parece aterrador y que, por ningún lado he visto desmentido: la obesidad mórbida se multiplicó por 2, hasta alcanzar a 1.000.000 de personas, ¡en los últimos 5 años!

Ahora no solo sabemos que vivíamos sobre un modelo imposible también, que las variables cualitativas le eran completamente ajenas: educación de calidad y para todos, investigación y desarrollo, desarrollo institucional sostenible, capacidad para el emprendimiento, salud y hábitos sociales y culturales, cumplimiento de las obligaciones fiscales y de todo tipo, mientras florecían con una inmensa facilidad  todo tipo de especulaciones, incumplimientos y corrupciones. Y a pesar de que la palabra igualdad estaba por todas partes el saldo no puede ser más negativo.

Es por eso que los cambios en el terreno económico son absolutamente imprescindibles pero no lo es menos que si no somos capaces de hacer una sociedad más transparente, donde los contrapoderes existan y funcionen,  lo que supone no solo otro estilo de clase política también de poder e influencia institucional del resto del establishment, difícilmente habremos aprendido algo de esta espantosa crisis. Y no deberíamos olvidar que las estadísticas sobre los más variados asuntos políticos, sociales y culturales forman parte de esta necesidad: las de género que hasta el presente nos hemos visto obligados a tragar representan la antítesis de lo que estoy diciendo.

Quizá podría resumirse todo diciendo que nos encontramos ante la paradoja del consenso que  para lo que sirvió fue para imponer como un absoluto lo políticamente correcto y no dejar asomar ni la más leve crítica a lo que estaba sucediendo. La discrepancia legítima de quienes alertábamos de lo que sucedía en la educación, la economía  o los derechos de los acusados en base a las leyes de género, sencillamente fue apagada cuando no tildada de reaccionaria, machista o perteneciente a otra época. Ahora los resultados están ahí y pocos son los que niegan que en todos esos campos no haya que restablecer principios y normas sin los cuales una sociedad como la nuestra no puede sobrevivir mucho tiempo.     


7 comentarios:

  1. Anónimo6:20 p. m.

    ¿y por qué no tambien decir lo de QUÉ DERECHA?
    ¿Es qué acaso la Derecha Española denuncia, anulará, cambiará, derrogara, etc, alguna de estas injusticias que denuncias en nombre de la Izquierda?

    ResponderEliminar
  2. Si no te importa y escribes algún otro comentario date algún nick que permita identificarte, porque además es la norma en este blog.

    En relación con el contenido de tu comentario diría que más fácil me lo pones. Si ya ni sentido tienen esas preguntas, que con nitidez debieran señalar diferencias, porque las respuestas supones que serán las mismas, quizá haya que inventar alguna otra cosa, ¿no te parece?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, el "y tú más" y el intercambio de vídeos adolescentes entre los dos grandes partidos españoles son una señal del agotamiento de nuestro sistema. Sistema en cualquier caso heredero de un fuerte pensamiento estatalista, caldo de cultivo de todo lo políticamente correcto, incluyendo la rigidez totalitaria del pensamiento neofeminista que impregna tanto a nuestras derechas como a nuestras izquierdas, e incluso a los movimientos que dicen abogar que esos no nos representan. Desafortunadamente, el respeto a los derechos de las personas, a la propiedad privada, a la justicia o a exigir responsabilidad a los políticos por sus acciones no forman parte de ningún legado liberal en España. De hecho, para el estatalismo de derechas o de izquierdas o para el pensamiento totalitario del neofeminismo, el término liberal se considera sospechoso.

      Eliminar
    2. Lo que me temo Plutarco es que la palabra liberal está también excesivamente gastada, aunque su aportación a la historia situando la prevalencia, en caso de conflicto, de los derechos de los individuos sobre los de los grupos en que pueda ser encuadrado: género, clase, etc. me parece una contribución a la que no deberíamos renunciar máxime cuando en este país se respeta poco tanto por la legislación de género como por la pretensión reciente de algunas comunidades en el sentido algún derecho preferente.

      Eliminar
    3. Esa contribución que señalas es la clave del liberalismo, término que por otra parte se utiliza muchas veces gratuitamente.

      Eliminar
  3. Anónimo12:03 p. m.

    El nuevo papel de los sindicatos

    http://padresdivorciados.blogspot.com.es/2012/04/ccoo-manipula-la-realidad-del-maltrato.html

    Alberto

    ResponderEliminar
  4. Análisis de los datos sobre violencia doméstica y de género 2011 realizado por la Asociación feministas por la igualdad

    http://custodiapaterna.blogspot.com.es/2012/04/la-asociacion-feminista-por-la-igualdad.html

    ResponderEliminar