Twittear

11 abril, 2012

Unos cuantos porqués


¿Por qué los tópicos sexistas del feminismo militante son admitidos con tanta facilidad?
¿Por qué no se cuestionan sus verdades a medias y sus mentiras? 
¿Por qué parece aceptado por todos un trato en relación con el sexo (masculino claro)  que dispensado para hablar de las razas o cualquier otro colectivo humano resultaría inadmisible? 
¿Por qué para el feminismo las excelsas cualidades de las mujeres por relación con el hombre forman parte de un futuro que nunca acaba de llegar… y llevamos así 150 años? 
¿Por qué hablan de la maravilla que constituiría su presencia allí donde son minoría, pero se olvidan analizar allí donde son mayoritarias? 
¿De verdad se observa ese vuelco fantástico en la educación, la sanidad,  la justicia, la Administración o el propio periodismo que según ellas tendríamos que estar percibiendo? 
¿Qué decir por ejemplo del arrinconamiento creciente de personas como Verdú, Savater o Muñoz Molina, no digamos ya Empar Moliner y la total ausencia de voces críticas con el neofeminismo?
¿Cómo habrá que interpretar que dos grandes bitácoras que pretenden dar respuesta a los problemas de la educación y la economía (respuestas para todos, no de género) como son Deseducativos y Nada es gratis, por citar solo dos, estén constituidas muy mayoritariamente por hombres?
¿Cómo interpretar la escasísima presencia de maestras en los debates sobre el modelo educativo y su elevado fracaso escolar, a pesar de ser Primaria una etapa clave en el devenir escolar de los alumnos?
¿Por qué jamás aplican el principio de reciprocidad y la empatía parece que se quede entre ellas porque nunca llega para considerar aquellas circunstancias homólogas en que el minoritario es el varón? 
¿La igualdad en relación con los hijos a la hora de la separación no debería llamarse custodia compartida? 
¿Y el reparto del patrimonio conyugal no debiera ser igualitario y paritario? 
¿Por qué tan pronto entienden que la conciliación sólo va con ellas, cómo, llegado el momento, la consideran un lastre que los hombres quieren cargar sobre sus espaldas? 
¿Con qué cuajo se puede decir y admitir que cuando las mujeres participan en determinados ámbitos de mayoría masculina los “humanizan”? 
¿Hasta la humanidad se nos discute?

Echadle una ojeada a este artículo de María Sahuquillo. Claro que si se quiere una visión diferente del mismo tema pero también con protagonista femenina, en este caso Rosa Mª García, presidenta y consejera delegada de Siemens-España, y que antes lo había sido de Microsoft, podéis escuchar en este enlace una interesante entrevista que le ha hecho Juan Ramón Lucas en Días como hoy. 


17 comentarios:

  1. Anónimo2:03 p. m.

    Atención al libro que he encontrado. Leed la página 105: "algo sobre la paternidad". y moríos.

    http://sidoc.puntos.org.ni/publicacionesptos/documentos/claves-feministas.pdf

    Ivan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que dice de la maternidad en el párrafo anterior tampoco es manco. Marcela Lagarde es el ejemplo más claro de la aplicación de las doctrinas marxistas a la lucha entre sexos, asumida por el Sistema como su nuevo "divide et impera". Las leyes que limitan la custodia compartida a los hombres sin duda están inspiradas en el concepto de maternidad que Marcela y las neofeministas propagan desde sus despachos universitarios.

      Eliminar
    2. En Absurdistan precisamente la última entrada constituye un brillante y breve contrapunto al trillado documento feminista de Marcela Lagarde:

      http://www.cronicas.org/presentacion.htm#fragment-5

      Eliminar
    3. Anónimo9:31 a. m.

      No hay de qué asombrarse. Aunque la autora lo haga pasar por un tratado sobre el amor, se trata de un panfleto misándrico, por lo tanto, es lógico que aparezcan las consignas, prejuicios y medias verdades propios del género.

      Jeipi

      Eliminar
    4. En relación con la última entrada de Absurdistán he de decir que tengo un pequeño pero a la conclusión a la que llega cuando dice:
      "Si en el próximo Titanic hay pelea por los botes, será señal de que las feministas se han salido con la suya y han logrado quebrar el equilibrio ancestral del yin y el yang. Eso sí, se quedarán sin bote salvavidas."

      Ya que estoy convencido pretenden ambas cosas: salirse con la suya, pero que continúe vigente lo de: las mujeres y los niños primero.

      No deberíamos olvidar que cuando hablan de incorporación de la mujer al mercado de trabajo no es que pretendan compartir por igual con el hombre todos los oficios y profesiones, sino solo algunas de estas últimas, como tampoco piensan que su relación de "propiedad" con los hijos y la casa deba cambiar.

      Entiendo que sobre este punto no deberíamos llamarnos a engaño, aunque efectivamente parezca que mayoritariamente hemos caído en esa telaraña y el comportamiento de caballero vuelva a ser la norma también en la sociedad del futuro, al menos, en la que el neofeminismo ha diseñado.

      Eliminar
  2. Anónimo2:11 p. m.

    Hablando del post: si te es posible, ¿podrías citarme algún artículo de Savater en el que critique al feminismo?. Me gustaría leerlo.

    Iván.

    ResponderEliminar
  3. Ni tan siquiera se trata de eso Ivan, basta con no ser de la cuerda o mantener principios filosóficos que choquen con el engrudo neofeminista -y no hay que olvidar que del conglomerado neofeminista forma parte mucha gente- para que sencillamente te arrinconen. Es evidente que Savater chocaría montón de veces con la forma en que se está enfocando la sección de Sociedad.
    En cualquier caso, he citado a tres personas que se esté de acuerdo o no con ellas, mantienen criterios personales sobre muchas cosas y que están siendo expulsados a la periferia del periódico, porque el centro lo ocupan otras personas. Lo de Empar Moliner ya lo hemos comentado más veces, sencillamente ha desaparecido de sus páginas.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo3:03 p. m.

    Por cierto, yo también tengo unos cuantos porques.

    1. ¿POr qué las mujeres hablan de opresión como si hubieran sido más humilladas, explotadas y vejadas que el hombre a lo largo de la historia?
    2. ¿POr qué se supone que los hombres por ser hombres "lo tenemos fácil" y se soslaya el hecho de que, por vivir en este mundo, también hemos sido altamente reprimidos en la esfera psicológica, emocional, sexual, material y espiritual?
    3. ¿Por qué solo se habla del rol de madre y ama de casa y no se critica el hecho de que el hombre ha sido arrinconado en un rígido rol de protector, progenitor y proveedor ( además de pagador de pensiones)?
    4. ¿Por qué cuando se habla de discriminación según el sexo se habla del burka y de fregar platos y no de los cientos de miles de niños (y digo niñOs) reclutados en milicias?
    5 ¿Por qué cuando se habla de educación y cultura se mezcla con patriarcado? ¿Acaso ir al colegio me ha hecho a mí más hombre? ¿Acaso les ha hecho a ellas menos mujeres?
    6 ¿Por qué cuando se habla de valores como el amor, el afecto, la protección o la cooperación se habla de valores femeninos? ¿No se dan cuenta de que con ese juego de palabras no engañan a nadie? Estos valores no son femeninos. Son valores humanos...repito....HUMANOS.
    7 ¿Por qué cuando las feministas hablan de la familia lo hacen como si fuera una estructura de derechas, rígida y católica... ¿No se dan cuenta de que familia es tus padres, abuelos, hermanos, tíos y primos y que las leyes de género, perjudican a toda la rama masculina y por tanto, a su propia familia?
    8 ¿Por qué existen tantas aplicaciones al feminismo: ecofeminismo, feminismo y amor, feminismo y empresa, feminismo y sexualidad, feminismo y cultura, feminismo y educación, feminismo y sociedad?.. ¿No será que en realidad el feminismo carece de dirección alguna?
    9. ¿Por qué no se dan cuenta de que la palabra IGUALDAD ha perdido totalmente su significado gracias a las leyes de género, y sobre todo, ¿por qué absurda lógica se empeñan en negar la DIFERENCIA incluso a nivel biológico?
    10. ¿Por qué cuando se habla de libertad de la mujer se habla de aborto?. No niego el derecho al aborto pero...¿NO es mejor para ellas que exijan el mismo dinero y ayudas para las que deciden que sí quieren ser madres? Al fin y al cabo... Son las que puebla el país. Es una inversión de futuro.
    10. Y por último ¿Por qué se niega absolutamente cualquier tipo de virtud y bondad al hombre? Ese proceso de criminalización y castigo es lo peor que ha hecho el feminismo, así como la eliminación de todo tipo derechos (obviamente sin restar obligaciónes).

    La mujer inteligente sabe que.. EL HOMBRE ES BUENO. Y que ir contra él es ir contra sí mismas. Por una simple ley físca: la bipolaridad. Somos interdependientes. Y la que no vea esto, es una ignorante que se ha dejado manipular. Hablo de la mujer que solo sabe ver la realidad desde el filtro del término "patriarcado", el cual proviene de una teoría totalmente reduccionista, parcial y falsa. He dicho. Y si no, al tiempo... Ya estamos viendo las consecuencias.

    Iván

    ResponderEliminar
  5. Anónimo5:54 p. m.

    Creo que el hecho de ser tan protegidas le da poder a la mujer, a TODAS las mujeres. Por lo tanto el poder que la mujer tiene en la sociedad es enorme, sin embargo es un poder invisible, esa protección se justifica, por lo tanto el poder de la mujer se ignora, sin embargo aún así existe. En cambio son muy pocos los hombres que llegan a tener poder visible en la sociedad.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo6:01 p. m.

    ¿Es que acaso ser hombre, es sinonimo de ventajas?, ahí dejo una serie de ventajas, que tenemos los hombres, según las feministas.
    Las mujeres viven más que los hombres en los países desarrollados por cinco o más años; los hombres tienen mayores tasas de mortalidad por cualquiera de las mayores causas de muerte;
    Los hombres son aproximadamente 50% de la fuerza laboral pero son el 93% de las muertes laborales;
    Los hombres entre 20 y 24 años tienen 7 veces mayor tasa de suicidio que sus contrapartes femeninas, y en general los hombres se suicidan a tasas 3 o 4 veces más grandes que las mujeres;
    Los hombres tienen entre 1.5 a 2 veces mayor probabilidad que las mujeres en ser asaltados
    El gobierno proporcion mucho más fondos para cáncer de pecho que para cáncer de próstata a medida de 5 a 1 a pesar que ambos cánceres tienen la misma mortalidad;
    La muerte entre los hombres jóvenes debido a cáncer testicular en edades entre 15 a 34 años sobrepasa a las muertes de cáncer de pecho en mujeres del mismo rango de edades.
    Víctimas de guerra, combatientes y no combatientes, son mayormente hombres;
    Los hombres jóvenes responsables se les cobra legalmente mucho más por seguros de auto que a las mujeres jóvenes irresponsables, simplemente porque nacieron hombres, pero no hay diferencias de género en seguros de salud puesto que eso es ilegal en los estados unidos ya que las mujeres se quejaron que eso es discriminación;
    Una mujer que comete el mismo crimen que un hombre va a recibir, en promedio, sólo una fracción de la sentencia;
    Durante el año fiscal 2009,en EE.UU, más de 175.000 nombres y direcciones de sospechosos de violar el deber de registrarse en el servicio selectivo militar fueron proveídos al departamento de justicia para posible investigación y acusación por fallar en registrarse, cargando una pena de hasta cinco años en prisión. Cada nombre en esa lista era hombre – porque las mujeres están exentas incluso de registrarse.

    ResponderEliminar
  7. No sé si habéis reparado lo suficiente en los últimos párrafos del artículo de Sahuquillo.

    En la historia del feminismo la sucesión de quejas parece no tener fin y cuando se ha alcanzado un objetivo, incluso antes, ya se está anunciando el siguiente, en una sucesión sin límite porque en el hecho diferencial el privilegio nunca se ve colmado.

    Del mismo modo que las mujeres noruegas se quejan de verse ¡confinadas a los empleos públicos! o el trabajo a tiempo parcial se presenta como contrato basura, el neofeminismo, primero anuncia que la presencia de mujeres revolucionará la cúspide de los consejos de administración, pero llegada la hora de la constatación de tal cosa nos anuncian que, tal como se recoge en el artículo de María Sahuquillo:

    “Ese beneficio, sin embargo, puede perderse si las mujeres se disuelven en el entorno masculino. Algo que, según Chinchilla, está ocurriendo.”

    “Chinchilla explica que los estudios de personalidad hechos en el IESE muestran que las mujeres directivas se parecen más al resto de hombres directivos que a la generalidad de las mujeres.”

    Es decir, ya no es suficiente con estar, hay que ser mayoría, pero lo que no se nos aclara es si donde ya son mayoría han perdido o no ese “beneficio”, aunque a primera vista todo parece inidicar que sí, pues como otras veces hemos comentado la educación Primaria, por ejemplo, no parece estar pasando por su mejor momento.

    ResponderEliminar
  8. Anónimo11:23 a. m.

    Ese es el pretexto cuando los órganos son colegiados que ya no vale para los cargos unipersonales y, en ese caso, sus limitaciones no parecen menores que las de los hombres y sino véanse los casos de la presidenta argentina: Cristina Fernández, o de Lagarde al frente del FMI, o de la propia Merkel, no digamos ya la inefable Catherine Ashton al frente de la política exterior de la U.E. que a pesar de ser el cargo mejor remunerado de la U.E. hay unanimidad total en su incompetencia e ineficiencia.

    Alberto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo2:25 p. m.

      Bueno Alberto, como ya se ha dicho por aquí, en cuanto están a punto de conseguir los objetivos en base a sus maravillosas cualidades que van a arreglar todo lo que no son capaces de hacer los hombres porque ellas lo valen y son la repera...entonces cambian presto el argumento y ahora pueden ser tan malas gestoras como los hombres, pero se lo siguen mereciendo porque tienen el mismo derecho a hacer las cosas tan mal como cualquir macho. Vamos, que si algo hacen bien estas señoras es discutir, son unas grandes discutidoras que siempre tienen un as para matar el tres, aunque se lo saquen de la manga y sea de otra baraja, y ya sabes lo que pasa cuando delatas las trampas del tahur, lo hemos visto en todas las pelis de vaqueross: te rodean sus compinches (o compinchas...) y te dejan frito a tiritos.

      Arturo

      Eliminar
  9. Anónimo11:27 a. m.

    No se si eso tiene que ver con la "conducta externalista " de la que habla la psicóloga Pilar Sordo cuando se refier a algunas conductas de la mujer, o bien, es puro cinismo e hipocresía hembrista. En cualquier caso echar balones fuera, no asumir la propia responsabilidad y tergiversar la realidad para no modificar su ideología es algo a lo que nos tienen acostumbrados." Aquí nada falla... es el patriarcado que no nos deja ser libres"

    Por cierto, leí en otro blog que la teoría del patriarcado no puede ser denominada como teoría ya que no se puede hacer predicciones. Como mucho puede denominarse hipótesis... Y las hipótesis pueden refutarse... Aunque para el movimiento feminazi no creer en el patriarcado es lo mismo que ser misógino. Por eso...además de ser una "teoría" reduccionista, parcial y falsa...además es intransigente e irracional.
    En fin, en esto estamos...

    Iván.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo2:39 p. m.

      Yo también creo que lo del patriarcado no es más que una mera hipótesis que, en su momento, pudo estar hasta bien, pero que a estas alturas hay que enviarlas al baul de las hipótesis fallidas. Pero para las neofemis no es ni una hipótesis ni una teoría, es una evidencica, tan evidente como que la tierra es plana y está en el centro del universo...¡quien lo puede dudar,salta a la vista!

      Arturo

      Eliminar
  10. Iván, en su ceguera y misandria, dice que entre las mujeres directivas y las demás encuentran diferencias, ¡cómo si entre los ejecutivos y directivos y el resto de los hombres no las hubiera! Ya se sabe los hombres estamos cortados por ese patrón maniqueo que tanto les gusta porque creen encontrar en él la solución a todos sus problemas. Están tan cegadas por el estereotipo ideal de mujer, estereotipo que sólo está en su cabeza y la visión del hombre cargado de todo tipo de defectos que, efectivamente, cuando se tropiezan con la realidad no son capaces de asumirla y como siempre exclaman: ¡peor para la realidad!

    Si no fuera por las consecuencias dramáticas a que conduce tanta ignorancia cargada de poder sería para salir corriendo.

    ResponderEliminar
  11. Anónimo2:32 p. m.

    Ayer estuve conversando con un compañero de trabajo que pasó un año en la cárcel por tráfico de cocaína. En el trullo conoció a un ruso de dos metros que cumplía sentencia por, supuestamente, haberle cortado las muñecas a su novia, una chica paraguaya. El ruso siempre negó la imputación: "yo no le he hecho nada, no voy a admitir un delito que no he cometido". Mi compañero de trabajo le recomendó que admitiera el delito y dijera estar arrepentido, porque, si no, se mamaría toda la condena. Me explicaba que las cosas funcionan así: mientras el recluso no reconozca el (supuesto) delito y diga arrepentirse, no hay nada que hacer: no se le conceden permisos, ni se le rebaja la condena ni nada por el estilo. El ruso no sabía leer español, de modo que mi compañero le leía la correspondencia en la celda... la correspondencia de su novia. Y su novia, por carta, le pedía encarecidamente que la perdonara. No queda clara la causa por la que le pedía perdón: ¿por acusarlo ante las autoridades de haberla herido realmente o por acusarlo de algo que no había hecho? Ambas cosas son posibles, pero a mí me parece muy improbable que él, para agredirla, le cortara las muñecas y me parece inverosímil que, de habérle agredido de verdad, le pidiera perdón por cursar la denuncia. En cualquier caso, es obvio que la policía no se interesó ni lo más mínimo por verificar la versión de la mujer. Simplemente, se dio maquinalmente por buena. Curiosamente (o increíblemente), él y ella volvieron a verse como pareja cuando él salió de prisión de permiso. Esta es la justicia que tenemos.



    Ángel

    ResponderEliminar