Twittear

04 octubre, 2013

Enfermedad mental y género

Si entendéis bien esta noticia me gustaría lo explicaseis con claridad. En mi opinión en ningún lado del cuerpo de la misma parece quedar recogido el titular, pero tampoco veo la relación entre éste y un párrafo como el que sigue:

Resulta curioso, a ojos de la experta, que "las mujeres poseen una mayor esperanza de vida que los hombres, ponen en marcha mayor número de conductas preventivas, padecen en menor medida enfermedades relacionadas con el consumo de alcohol, tabaco y otras sustancias adictivas, experimentan menor grado de accidentabilidad y, a pesar de todo ello, la sensación subjetiva percibida por parte de ellas sobre su bienestar, calidad de vida y estado de salud es significativamente peor que la que manifiestan los hombres."


20 comentarios:

  1. Anónimo6:00 p. m.

    Yo no me puedo creer que esta señora haya dicho
    "Es evidente que estas diferencias en la capacidad de expresión y reconocimiento emocional en las mujeres las convierte en candidatas a una mayor vulnerabilidad para trastornos afectivos y de ansiedad".
    Esto tiene que ser cosa de la redacción de la noticia, pues esta señora es psiquiatra y lo que es elemental, viene de antiguo, es que se sabe que lo que ocurre es todo lo contrario. La represión de las emociones aumenta el estres y sus conocidas consecuencias. De hecho, la expresión de emociones forma parte de diversas terapias.
    En cuanto a que ciertas enfermedades con ratios muy altas sean a favor de las mujeres...bueno un lapsus lo tiene cualquiera.
    Y de la lista de estresores que añade en el último párrafo se puede decir que pare el carro:
    "El divorcio, la pobreza, madres solteras, viudedad, los cuidados de los ancianos e hijos enfermos son estresores especialmente relevantes en las mujeres, según Möller.
    El divorcio afecta al mismo número de hombres que de mujeres, y en cuanto a como quedan....en fín.
    Otro tanto se puede decir de la pobreza, no hay mas que ver en la calles y albergues.
    Lo de las madres solteras va en el género. en no pocos casos es por elección, según parece. Un hombre tiene dificil ser padre soltero para bien y para mal.
    La viudedad es la otra cara de la moneda de la supervivencia. El rsto lo veo correcto

    Arturo

    ResponderEliminar
  2. Anónimo10:31 a. m.

    Plazas reservadas a mujeres en los aparcamientos alemanes.

    Nos dirigimos sin darnos cuenta hacía un apartheid, por lo que, según las nuevas Leyes de Género jurídicamente hablando, las mujeres son Ciudadanas de Primera y los hombres Ciudadanos de Segunda. Así es como últimamente la mayoría de los hombres lo ven, lo sienten, lo padecen y lo más peligroso, aberrante e inquietante es que cada vez esto se está viendo y aceptando como normal en la sociedad occidental.
    Raúl

    http://albertma.com/plazas-reservadas-a-mujeres-en-los-aparcamientos-alemanes/#sthash.q8IZpeAU.dpuf

    ResponderEliminar
  3. He destacado la noticia Arturo porque al margen de que pongo en duda la afirmación que contiene, lo que realmente me preocupa es esa necesidad de competir también en la enfermedad y reclamarse el sujeto de atención preferente, incluso cuando se reconoce esa diferencia por sexos y la incidencia que en ella pueda tener una distinta percepción subjetiva, mucho más acusada en ellas, o que determinados hechos como el índice de suicidios, la menor esperanza de vida y una mayor propensión masculina a morir antes en cualquier tramo de la vida que se decida elegir, debieran obligar a responder con muchísima más cautela de lo que en la noticia se hace.

    La expresión el sexo une y el género separa me parece uno de los mejores hallazgos expresivos de los últimos tiempos. Porque lo que esa perspectiva procura es separar, es utilizar la diferencia como un arma arrojadiza y hacerlo sin tan siquiera guardar el pudor de preguntarse alguna vez si no se está incurriendo en lo que se quiere denunciar. Si no se estará utilizando la diferencia del pasado para justificar la desigualdad en el presente. Pues lo cierto es que en todas las enfermedades mentales más graves nos llevamos la palma sea que hablemos de esquizofrenia, autismo o hiperactividad y que buscar medias en asunto tan delicado como éste es lo más alejado de la ciencia que se pueda concebir.

    El argumento de fondo es que el hombre no se había ocupado suficientemente de los problemas mentales de las mujeres, sin percatarse de que la ciencia no se construye de una vez y para siempre sino paso a paso y que también hubo un momento en que dichas enfermedades fueron consideradas malditas o que no siempre fue tan claro ver esa diferencia por sexos y por eso ahora se proclama como un gran descubrimiento, pero curiosamente no para superar la unilateralidad anterior sino sencillamente cambiarla de signo.

    Porque esas acusaciones tan ligeras se pueden volver contra una con toda facilidad cuando por ejemplo se afirma categóricamente que la depresión afecta más a la mujer pero los estudios más recientes demuestran esto:
    http://www.vidaysalud.com/daily/hombres/la-depresion-afecta-a-los-hombres-mas-de-lo-que-se-pensaba/?mqsc=E3640087&utm_source=WhatCountsEmail&utm_medium=vidaysalud%20list+La%20Semana&utm_campaign=Boletin%20-%20La%20Semana%20en%20Salud%20%28A%29
    ¿Que deberán hacer ahora los psiquiatras varones acusar a la psiquiatría femenina de haberse olvidado de los hombres y trabajar en una psiquiatría de género, del género masculino, en réplica a la ahora denominada de esa manera?

    ResponderEliminar
  4. Anónimo7:59 a. m.

    Cuando ya casi parecía imposible, también en El País Madrid comienzan a dar cuenta de los hombres asesinados por su pareja. Solo en esta ciudad van tres en lo que va de año. En cualquier caso recordar que se trata de información local.

    http://ccaa.elpais.com/ccaa/2013/10/06/madrid/1381029362_376035.html

    Alberto

    ResponderEliminar
  5. Alberto, recientemente una de las participantes en un debate en ¿Quién se beneficia de tu hombría? pedía que se le citase una sola norma donde se estableciese lo de "las mujeres y los niños primero". Más de uno, entre ellos yo, le contestamos que hay normas no escritas con más fuerza que las propias normas legales, pero sin hacer mención a que en el presente sí existe al menos una norma que recoge ese trato diferenciado para las mujeres, la LIVG.

    Y que desde ese plano, desde el plano jurídico está consiguiendo establecerse en la sociedad incluso en foros ilustrados como una categoría especial de crimen que lo situaría en un plano diferente no ya a esos asesinatos de hombres que la noticia que nos traes menciona, sino de algo como el asesinato de la niña Asunta y tantos otros que afectan a personas y colectivos que no son mujeres, y así es posible leer en una entrada dedicada a los riesgos del cambio climático un párrafos como éste:

    "Y tenemos, por supuesto, los innumerables conflictos interpersonales de todo tipo, que van desde la repugnante violencia de género hasta los a veces chuscos dislates que ocurren en las comunidades de vecinos", donde el espacio que debiera ocupar toda la violencia interpersonal y familiar se ve limitado a la "repugnante violencia de género", como si toda la otra fuese menos repugnante.

    Muchas veces buscamos errores y desenfoque en el pasado sin percatarnos de que los que nos rodean y son contemporáneos, no son de menor magnitud sino quizá más, y debieran ser el objeto preferente de nuestra atención porque quizá estamos a tiempo de corregirlos y enmendarlos.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo12:21 p. m.

    ¿Emilio, entiendo por tu último comentario, sobre la NIÑA de Santiago de C. que el einteres mediatico y por tanto social, no hubiera sido el mismo si el asesinada, en vez de una niña hubiese sido un NIÑO (Varón)?

    Raúl

    ResponderEliminar
  7. No, no estoy diciendo nada de eso. Me refiero a que el asesinato de esa niña debe producirnos igual o mayor repugnancia que si de un crimen de género se tratase. Lo que digo es lo que ya he dicho muchas otras veces que no se puede hacer distingos entre este tipo de crímenes ni hacer diferencias entre los muertos dependiendo de que se pueda calificar jurídicamente como violencia de género o no. Lo que al final de la bitácora digo en el lema:
    Contra todas las violencias: la que sufren los niños, los ancianos, los enfermos, las mujeres, los varones, en las parejas heterosexuales y en las homosexuales, la cometida por el varón pero también la cometida por las mujeres, la infligida por los padres pero también por las madres. ¿Por qué habría de ser una sola la que habría que combatir?

    ResponderEliminar
  8. Anónimo2:00 p. m.

    Yo, estoy convencido de que en las mismas condiciones, en el caso de la muerte de la niña de Santiago, si el muerto por asesinato u homicidio hubiera sido un Varón, No hubiese despertado el mismo interes mediatico y por tanto social.
    ¿Acaso creeis que en el caso super mediatico de Marta del Castillo, hubiese sido igual, si el asesinado en vez de llamarse Marta, se hubiese llamado, Carlos, Juan, Pedro, etc....?
    Raúl

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo9:51 p. m.

      Estoy totalmente de acuerdo con tu comentario.
      Javier.

      Eliminar
  9. El umbral al dolor de las mujeres es en general más bajo. Puede ser una de las razones de esa autopercepción de salud más baja.
    La propensión a la depresión es también más alta. Una depresión puede no estar diagnosticada ni tratada pero dar síntomas psicosomáticos como dolor, cansancio crónico etc.
    Aunque las mujeres tengan accidentabilidad más baja y tasas más bajas de algunas enfermedades, no tienen tasas más bajas, sino más altas, de patologías crónicas que producen dolor y no tienen más tratamientos que los paliativos, como son las dolencias articulares o de los huesos (artritis, artrosis y sus variantes), migrañas y otras así.
    En resumen, las mujeres viven más, tienen cierta protección hormonal hasta casi los sesenta contra algunas enfermedades, y menos propensión a adicciones y conductas de riesgo, pero eso no quiere decir que no puedan tener mayor propensión a dolencias crónicas que producen sensación de bajo bienestar o estado de salud. Una cosa no implica la otra.

    ResponderEliminar
  10. Por eso mismo Aloe, porque la percepción subjetiva no es la misma, al tener las mujeres una mayor sensibilidad a la enfermedad y una percepción de peor salud, es por lo que no se pueden hacer estas comparaciones.

    Pero también porque no es lo mismo una esquizofrenia que una depresión leve o moderada.

    Y todavía la crítica es más profunda cuando como vemos que determinados comportamientos de los hombres que hasta el presente no se relacionaban con la salud mental y la depresión es ahí donde encuentran su explicación médica.

    ResponderEliminar
  11. Anónimo11:11 a. m.

    En resumen: estadísticamente las mujeres tienen mejor salud que los hombres, pero tienen la percepción de que la tienen peor. Yo me atrevería a decir que esto no es más que una manifestación particular de un fenómeno más general: estadísticamente las mujeres tienen unas condiciones de vida mejores que los hombres, pero tienen la firme percepción de que su situación es peor.

    (Athini Glaucopis)

    ResponderEliminar
  12. Quizá Athini estés dando con una de las claves principales en todo lo que tiene que ver con las políticas de "igualdad". A los hombres se nos educa para aguantar más el sufrimiento e interiorizarlo, mientras a las mujeres se las victimiza. Llegados o un punto como el de la salud mental, las mismas que primero victimizaron llegan a la conclusión de que la enfermedad mental afecta más a las mujeres porque ellas son más sensibles a sus manifestaciones y, en consecuencia, su percepción subjetiva de sufrirla afecta, en intensidad y cantidad, a un mayor número de ellas. Lo que derivaría en que lógicamente habría que prestarles una mayor atención y recursos. Con todo lo cual se habrá conseguido lo que todos pensaban imposible: la cuadratura del círculo.

    ResponderEliminar
  13. Anónimo10:20 p. m.

    Un hombre propina tres puñaladas en el abdomen a su compañera y a las pocas horas es puesto en libertad, si bien con una orden de alejamiento. ¿Se imaginan ustedes hasta donde llegarían los gritos en todos los medios de comunicación? Pero como lo que ha pasado es que el apuñalado es un hombre y la apuñaladora una mujer, el asunto no pasará de un breve en la prensa local.

    http://www.lavozdegalicia.es/noticia/vigo/2013/10/09/mujer-detenida-ponteareas-tras-apunalar-pareja-queda-libertad/00031381333326202934903.htm

    Sí, el umbral al dolor de los hombres es en general más alto, mucho más alto, también en los medios de comunicación.

    (Athini Glaucopis)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo11:18 a. m.

      "Tres horas más tarde, sobre las diez menos cuarto de la noche, seguía la discusión cerca del automóvil de la chica. Allí la mujer sacó un cuchillo de cocina y propinó tres cortes en el abdomen y en el estómago, según relató la tía del joven. (...) trasladado en una ambulancia a urgencias del Hospital Meixoeiro. Una vez allí , tras recibir las primeras atenciones, fue derivado al Hospital Xeral, donde sigue ingresado. Según fuentes de la investigación, los cortes son superficiales por lo que creen que no hubo intención de matar."

      Pues no acabo de entender que siendo "superficiales" los cortes, el herido siga ingresado en el hospital... Al margen de lo anterior resulta aterrador para la víctima que la propia policía le eche un capote a la agresora, alegando que ésta no tenía "intención de matar"... ¿Será esa la solidaridad intermasculina a la que se ha referido Aloe cuando se hablaba aquí de las violaciones?


      http://www.lavozdegalicia.es/noticia/vigo/2013/10/09/detenida-mujer-dar-tres-cuchilladas-expareja-ponteareas/0003_201310V9C9991.htm

      José

      Eliminar
  14. Anónimo12:29 p. m.

    Lo que es totalmente demostrable es que una de las enfermedades mentales mas dolorosas (dolor psicologico) es la depresión.
    Asimismo es demostrable que hay una relacion directa entre depresión y suicidio.
    Tambien lo es que estadisticamente se "intentan suicidar" mas del doble de mujeres que de hombres.
    Tambien lo es que sin embargo se suicidan realmente 3 veces mas de hombres que mujeres, por lo que los psicologos creen que esos "intentos de suicidio" de las mujeres realmente son intentos de llamar la atencion.
    A las mujeres les está permitido llamar a la atención sobre su sufrimiento, y de hecho llorar y quejarse esta permitido cuando la que lo hace es una mujer.
    En cambio hay una prohibicion social a que lo haga un hombre, y menos en sus problemas con mujeres.
    Supuestamente las mujeres nunca ocasionan problemas a los hombres. Eso cree la sociedad, y el Codigo Penal, etc.
    En USA por cada mujer divorciada que se suicidaba se suicidaban 10 hombres divorciados.
    En España hasta hace poco solamente 7 hombres, pero eso dato ha ido para arriba. Ese dato es un dato tabu.
    Por cada mujer que se suicida 3 hombres
    Por cada muje divorciada que se suicida antes 7 hombres divorciados (en el 2001)
    ahora ¿Cuantos?
    Suicidio, depresión, y enfermedad mental.
    Temas tabu de nuestra sociedad.
    En España el número de varones suicidado reconocido al año supera los 2600. Los reales son muchos mas

    ResponderEliminar
  15. Anónimo12:40 p. m.

    Llamadme Freud

    Sobre la enfermeda mental un tema que nadie quiere tocar es el siguiente.
    Las estadisticas hablan que mas del 7% de la poblacion sufre enfermedades y transtornos psicologicos graves, bastante serios: psicopatias, esquizofrenias, etc.
    Cuando una pareja se divorcia no se hace un peritaje a la pareja. Automaticamente se da la custodia a la mujer.
    Eso quiere decir que por lo menos en un 7% de los casos no es que los niños convivan con una persona transtornada mentalmente, es que dependen totalmente de esa persona transtornada. Sí, totalmete.
    Esa es la explicacion por la que en las familias monoparentales el indice de maltrato infantil se dispara hasta 14 veces mas que en las biparentales.
    Y otro tanto ocurre con los abusos sexuales de niñas y niños pequeños, pero no solo por esas madres transtornadas sino por sus "nuevos compañeros de cama", porque lo que no quiere decir nadie es que esas madres lo primero que buscan es un sustituto, si un sustituto que no siempre es mejor.
    El 7% de 1000 son 70.
    Pero el 7% de los mas de 150.000 casos de divorcio anuales son.....
    Las ciftras de ñinos y niñas muertas en esos casos quedan disimuladas ycamufladas como ahogamientos, caidas, etc,
    ¿Alguien ha mirado esas cifras? ¿Alguien ha querido mirar cuantos ahogamientos de niños han sido accidentales y cuantos no?
    En los hospitales se habla del "Sindrome del niño zarandeado".
    ¿Se habla dde ese sindrome en los medios de comunicación?

    ResponderEliminar
  16. Lo más lamentable en este asunto es el profundo sesgo que está introduciendo en las publicaciones sobre enfermedad mental el enfoque de género que bajo el pretexto de hacer justicia ante el olvido histórico de la enfermedad femenina ha entendido que lo importante era la percepción subjetiva de la enfermedad, lo que, si por ejemplo lo llevásemos al terreno del suicidio haría que nos fijásemos en los intentos, con mayor número entre la mujeres, olvidando los hechos donde que por cada uno consumado entre ellas se producen de 3 a 4 entre los varones.
    Como habitualmente sucede con el enfoque de género: que los hechos no arruinen una hermosa teoría. No importa que los hechos nos muestren una vida masculina más dura e insatisfactoria, tal cosa no puede ser porque estamos en el reino del patriarcado. Por eso siempre acaban apareciendo las paradojas -llaman así- a los hechos que desmienten la teoría que se esta sosteniendo y ahí está la de Carmen Leal recogida en la entrada, o la señalada por el profeminista Bonino en este documento (pag. 42)
    http://books.google.es/books?hl=es&lr=&id=BCqJtVeGP6IC&oi=fnd&pg=PA41&dq=enfermedad+mental+y+g%C3%A9nero&ots=f58IGlIXBs&sig=MFbLWNxPCX3ZNQYZrtw89zpy0Is#v=onepage&q=enfermedad%20mental%20y%20g%C3%A9nero&f=false

    ResponderEliminar
  17. Por cierto, los postulados de Bonino van justamente en dirección opuesta a los sostenidos por la psiquiatría de género ya que si ésta lo que denuncia es el olvido de la enfermedad mental femenina, lo que Bonino sostiene es que históricamente las mujeres han sido anormalizadas/psiquiatrizadas y por ello mismo han entrado en el campo de la salud mental como sujetos de estudio y tratamiento, cosa que no sucedía con los hombres en los que la enfermedad mental había sido invisibilizada.
    Paradoja sobre paradoja, la prueba más evidente de lo que guía ambos enfoques es pura ideología, la encontramos justamente en que en ambos casos pretenden que los postulados de género serían los que mejor explicarían la realidad.

    ResponderEliminar
  18. Anónimo7:38 p. m.

    Hace unos dias en Zallla (Bizkaia) un hombre degolló a su padre. Según parece ya había amenazado antes con hacerlo. Se ha hablado de que padece esquizofrenia el parricida, que antes de que le recogieran de la calle sus padres había vivido mendigando.
    Según podemos leer en los periodicos antes había estado casado y golpeaba a su mujer, del mismo modo que maltrataba a sus padres y a sus hermanas.
    Hace unos años el sujeto en cuestión hubiera sido tratado como un "inadaptado" o como un enfermo o como un criminal, según la profesión del que lo hubiera analizado.
    Hoy en dia si en lugar del padre el muerto hubiera sido la ex esposa el sería un machista producto de una sociedad hetero-patriarcal. Se utilizaria y manipularia su caso con fines y objetivos politicos. Se le daria rentabilidad a su caso. Uno mas, y gracias a el los hombres divorciados seguirian siendo lo que son parias que no tienen derecho a reclamar.
    En Noruega, pais con una tasa de paro muchisimo menor a la de España, con una renta percapita muy superior, un pais sin problemas economicos, los varones noruegos que pertenecen a la sociedad mas igualitaria del mundo en cuanto al genero, matan a sus mujeres y ex mujeres tres veces mas que en España, y en Suecia 2 veces y media, y en Dinamarca y....
    O sea que las muertes en el ambito domestico no son fruto de lo que nos quieren hacer creer.

    ResponderEliminar