Twittear

08 octubre, 2013

Lo importante y lo que nos distrae

Algunas cosas dan una medida más exacta de la sociedad que tenemos que grandes peroratas. Traigo a esta entrada dos informaciones de muy distinto signo que seguramente pasarán casi desapercibidas, pero que  merecerían análisis  en profundidad. La primera tiene que ver con la disputa por la custodia de los hijos y la segunda sobre el panorama educativo en nuestro país.  Solo añadiría a lo comentado por Luri que lamentablemente los responsables del estado de nuestra educación son algunos más de los que él apunta  y quizá sea eso lo que explique  que  finalmente acabe cumpliéndose su vaticinio: dos días de gesticulaciones y  vuelta a la mediocridad.  



25 comentarios:

  1. La entrada del Café de Ocata demuestra, al contrario de lo que pretende, que él es uno de los afectados por la falta de comprensión lectora y de comprensión de gráficos.

    ResponderEliminar
  2. Podías explicarte un poco más.

    ResponderEliminar
  3. No parece que estas declaraciones de Andreas Schleicher, subdirector de la OCDE para temas educativos, lo desmientan mucho.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo8:53 a. m.

    Algo que sabe todo el mundo pero que no trasciende a los medios de comunicación es que todos los famosos y ricos tienen sus contratos matrimoniales repletos de clausulas que en España reciben el nombre de Capitulaciones. Vamos que nadie se casa a "pelo". Así, lo llaman. Nadie se casa sin "condón".
    En cierta ocasion un famoso abogado comentó a decir que recientemente tuvo que ayudar al "romantico" de su hijo a "redactar" su contrato matrimonial.
    Le preguntaron el porque y su respuesta, en ingles, vino a ser mas o menos:
    "Con La Ley americana de matrimonio y divorcio actual, si un hombre se casa sin esas clausulas esperar encontrar equidad en un juzgado o en un tribunal es como saltar de un avión sin paracaidas y esperar encontrar abajo un pajar"

    ResponderEliminar
  5. Aloe, entiendo que después de tantos años de negar lo pernicioso de la LOGSE se te haga difícil asimilar los resultados del informe PIAAC, el PISA de los adultos, pero también aquí queda demostrado que se puede seguir mareando la perdiz pero los datos prueban de forma muy clara que eso ha sido lo que ha pasado. RC en respuesta a uno de tus comentarios así te lo expresa de forma clara y directa.

    ResponderEliminar
  6. El estudio demuestra con claridad varias cosas:
    - El nivel educativo tradicional de España es espantoso. El lugar que ocupan los de edades mayores es horrible, y este hecho pone de manifiesto con toda claridad que el nivel tradicional de España es para llorar (aunque ya lo sabíamos).
    - Aunque en todas las edades se manifiesta el retraso español, en las edades más jóvenes es un poco menos horroroso que en las más avanzadas. Incluso no quedan los últimos.
    - Junto con Corea y Finlandia, España es el país donde ha habido más mejora entre las cohortes más mayores y las más jóvenes.

    ¿Esto es una defensa de la LOGSE? NO, no tengo ningún interés en defenderla. Si hubiera tenido éxito, hubiera habido una mejora mucho más clara, y más concentrada en los tramos más bajos. (Por el contrario, las mejoras siguen pasivamente el incremento en la renta del país, su proceso de desarrollo y el acceso a la educación, pero no hay ningún signo de que alguna ley educativa haya hecho algo activamente al respecto, haya marcado la diferencia)

    Ahora bien, ¿cualquier persona con comprensión lectora y capacidad de comprender gráficos matemáticos podría titular su entrada como Luri y quedarse tan ancho? NO, porque no hay ningún dato evidente en el estudio del que se deduzca que el nivel ha empeorado. En realidad, ha mejorado (aunque no lo suficiente para elogiar la LOGSE tampoco)


    Lo que pone de manifiesto Luri es que en España puedes ser profesor, y profesor arrogante por lo mucho que sabes, y tener un nivel en lo que más importa (lo que mide el estudio) lamentable.

    Por cierto ¿cuándo se ha preocupado el sistema educativo español de las cosas que mide este estudio? Jamás en la vida. Ni antes ni ahora. Al contrario, cualquier pretensión de adquirir habilidades intelectuales prácticas (comprensión lectora, manejo de matemáticas prácticas) ha sido vilipendiado, por Luri el primero.

    Yo no defiendo la LOGSE. Lo que defiendo es que la LOGSE es inane, como la LOCE, la LOE, la LOMCE y cualquier otra ley educativa, mientras se limite a reglamentar los curriculos, los pases de curso, las barreras burocŕaticas y todo el resto de la escoria burocrática (y el resto se limite a declaraciones de intenciones y altisonantes discursos morales sin contenido).
    Simplemente, no es que la LOGSE sea mejor o peor: es que no tiene las virtudes ni los defectos que se le suelen achacar.
    Su única virtud fue alargar la enseñanza obligatoria (ahora ya vamos a acabar con eso, por cierto). Sus defectos verdaderos, doblar el número de asignaturas y dejar todo lo demás al arbitrio de la misma tradición decimonónica que impera.
    Por cierto, para cualquier persona que se haya leído las leyes y no hable de oidas, la LODE es mucho más importante que la LOGSE.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Escribes un comentario largo para no aclarar nada y si acaso dejar caer alguna cosilla a ver si cuela. Lo que el estudio demuestra es que en España se estaba asistiendo a una increíble aceleración del ritmo de mejora de nuestra enseñanza y de repente eso se paró como consecuencia de la Logse. Debieras preguntarte a quien le falta lectura comprensiva e interpretación de gráficos. Por lo demás esas cosas personales que dices de Luri debieras tener la honestidad de decírselas en su bitácora.

      Eliminar
    2. Se las he dicho. Más brevemente.

      Y no, el análisis estadístico no muestra eso que dices.

      Eliminar
  7. Algún día veré a los paladines de la custodia dedicar sus campañas a la reclamación de horarios humanos que permitan atender a los hijos, permisos parentales obligatorios más largos, reducción de jornada por hijos pequeños y todas esas cosas de la conciliación de la vida familiar y laboral.

    Ese día empezaré a pensar bien y a tomarme en serio sus reclamaciones. Mientras solo vea la reclamación de la custodia después del divorcio y el lamento por no educar en el día a día a los hijos después del divorcio, tenderé a pensar mal (es decir, que todo es acerca de vivienda, dinero y control).

    Porque los reclamantes, con su ausencia de campañas y protestas respecto al cuidado de los hijos en lo demás, hacen pensar que su mundo ideal es uno en el que una mujer cuida a sus hijos y ellos no se preocupan de los horarios laborales ni otras cosas de mujeres. Que delegan la custodia efectiva de sus hijos por completo (excepto quizá los domingos por la mañana, que juegan con ellos y tal) y se acuerdan de la custodia solo cuando se divorcian.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando una tiene que valerse de invenciones está reconociendo que no tiene argumentos en qué sustentar las cosas que dice y por ello ha de recurrir a la "imaginación". También te digo que acusar a la víctima del crimen es un argumento de la peor especie.

      Eliminar
    2. Humberto12:32 a. m.

      Para las neofeministas, el hombre siempre será un ser sospechoso, haga lo que haga. Os habéis aficionado tanto a la presunción de culpabilidad para el hombre que sois incapaces de ver nada más. O sea, que para que un hombre reivindique la custodia compartida, antes tiene que mostrarse partidario de otras causas, que tú consideras conectadas, o en caso contrario le tacharás de interesado y egoísta, que sólo busca librarse de las consecuencias económicas del divorcio. Para empezar. muchos de esos que tú llamas ranciamente "paladines" de la custodia compartida ni siquiera están casados, y la defienden por sentido común, pero da igual: siguen siendo sospechosos, no importa de qué. ¿También son sospechosas las mujeres partidarias de la custodia exclusivamente materna? No claro, ellas nunca son gorronas, ni parásitas, ni egoístas: lo hacen todo por amor y generosidad. Olé.

      Yo lo veo de otra forma. España es un país donde, a pesar de lo que las neofeministas difundís, las mujeres tienen tantos o más derechos que los hombres, sobre todo en los asuntos de pareja. Pueden formar, continuar, condicionar o finiquitar una relación de pareja cuando les venga en gana, exactamente igual que los hombres. Lo demuestra el hecho de que la mayoría de los divorcios lo solicitan las mujeres. También tienen, por tanto, tanta responsabilidad en la organización de la pareja como nosotros. Digo esto para que quede claro que los matrimonios que funcionan al modo clásico (el hombre trabaja fuera y la mujer en casa) lo hacen así porque ambos quieren; aunque a las victimistas os resulte muy tentador presentar esa situación como "opresión machista". De ninguna manera: si una mujer es ama de casa es porque quiere, porque si el marido intentara obligarla, le mandaría a freir espárragos, con toda la razón del mundo. Los dos son libres y responsables de lo que hacen o dejan de hacer. Pero cuando el matrimonio se rompe, ese pacto ya no tiene sentido. Todos los implicados sufren cambios, algunos muy importantes y traumáticos. Si el hombre quiere introducir otro cambio, compartiendo la custodia, no es un monstruo egoísta, lo hace porque no se conforma con ser un padre-talonario, que se queda con un papel subordinado ante la madre y privado de la convivencia con sus hijos. Y sí, de paso también tiene derecho a defender sus legítimos intereses: acceso a una vivienda que al menos en parte ha costeado, y no pagar una parte de su sueldo a una persona con la que ya no tiene relación afectiva ni familiar.
      El hecho de que estos hombres no se hayan ocupado anteriormente del cuidado doméstico de sus hijos no les convierte en malos padres, porque su labor acordada era otra. Si después sí quieren hacerlo, tienen derecho a intentarlo, y seguramente lo harán bien, porque todo lo que haga una mujer lo puede hacer perfectamente un hombre (salvo lo relativo a la gestación). Y si necesita ayuda o asesoramiento femenino, seguro que no le falta: madres, hermanas, amigas y otras mujeres que no le odian le van a ayudar a ponerse al día en las no tan difíciles tareas domésticas. Incluso una nueva pareja, por qué no. No todos los hombres, por desgracia, quieren asumir esa nueva responsabilidad, pero a los que sí quieren dar el paso no hay que culpabilizarles ni acusarles a priori de egoístas, sino todo lo contrario: las leyes deberían facilitarlo porque es bueno para todos, excepto para las parásitas vocacionales. Es absolutamente incoherente exigir igualdad y oponerse a la custodia compartida. Sólo el deseo visceral de perjudicar a los hombres puede impulsar semejante contradicción.

      Eliminar
    3. "Manzanas traigo" es lo que respondes.

      Vamos a ver: supongamos que yo soy un progenitor preocupado y entregado, que tiene verdadero interés en criar y educar a sus hijos en el día a día, en estar con ellos muchos tiempo y ocuparse de ellos a diario.
      Como veo que hay obstáculos e injusticias en la sociedad que dificultan eso, me meto a activista, bloguero y en general a hacer campaña por esos temas.

      ¿Vamos bien hasta aquí?

      Bien, veamos cuales son los primeros obstáculos que se encuentra el dedicado progenitor: por supuesto, la falta de dinero y el mercado laboral lamentable que pone muy difícil prescindir del sueldo y quedarse en casa un tiempo y volver luego al trabajo como si nada. Como tiene que seguir trabajando, el siguiente problema es la escasez y precio de las plazas de las buenas escuelas infantiles/guarderías.

      Superado este tema, el siguiente, y más difícil de resolver y con el que se encuentran TODOS los progenitores dedicados y currantes con sus hijos, es el de la conciliación: la reducción de jornada sin que te despidan o te miren mal, lo de llegar sistemáticamente a las 8 de la tarde a casa, lo de faltar cuando el niño se pone malo, las vacaciones y puentes escolares... años haciendo equilibrios imposibles, soportando críticas, ganando menos dinero o perdiendo el trabajo. Recurriendo a los abuelos, etc.
      Una disfuncionalidad social de primera magnitud. Un problema colectivo. Una injusticia sangrante.¿No?

      Pues no. Ese progenitor activista, dedicado y currante con sus hijos, que quiere cuidar de ellos a diario y lo repite todo el rato, no se preocupa de eso ni lo menciona en su campaña cívica: se preocupa de cuidar a sus hijos a diario, de estar con ellos y de llevarlos al pediatra, a inglés, a fútbol, al ortodoncista, a comprar ropa... de ver a los tutores, supervisar los deberes, cocinarles la cena... en la minoría de casos en que se divorcia.
      Aparentemente, hasta el día que se divorcio no pensó en ello ni cinco minutos, porque si hubiera pensado en ello, después de divorciarse se acordaría.
      Se acordaría de que el problema social y colectivamente acuciante es ese, para la mayor parte de las familais la mayor parte del tiempo.

      Eliminar
    4. "Padres dedicados"... solo cuando se divorcian y quieren la custodia. No el resto del tiempo ni para el resto de los problemas, que si les preocuparan, les habrían preocupado mucho más tiempo de su vida y les seguirían preocupando.

      La sospecha lógica subsiguiente es que esos padres no se preocupan realmente ni tienen realmente un gran deseo de apencar con los problemas de dedicar mucho tiempo y esfuerzo a criar a sus hijos. Que mientras vivieron con la madre, esos problemas fueron de la madre, no suyos. Que lo natural para ellos es que una mujer se ocupe de los niños, porque si se hubieran ocupado antes, esos temas serían importantes (de hecho, los más importantes relacionados con la guarda, crianza y educación). Y que se trata en realidad no de los hijos, sino de la vivienda, de la pensión para ellos, del control de la ex y del amor propio herido. Ochenta por ciento de misoginia y veinte por ciento de avaricia.

      Si no es así, no sé por qué no veo continuas lamentaciones de que la custodia para los padres está llena de dificultades prácticas, por los horarios laborales, las vacaciones escolares, la reducción de jornada mal vista o imposible, la escasez de dinero para pagar cuidado de calidad... en definitiva, eso no parece tener lugar ni importar.

      Y sin embargo, si dejaras la misoginia a un lado por un rato, verías:

      1. Que esos son los problemas de los que más hablan quienes de verdad se ocupan de sus hijos (casi todas las madres y algunos padres)

      2. Que especialmente las madres monoparentales hablan de eso por los codos.

      3.Que socialmente se espera que los padres trabajen todas las horas que haga falta porque a los niños no los cuida él.

      4. Que efectivamente, y en la práctica, pocas familais pueden permitirse prescindir del sueldo de él y vivir con el de ella unos años y que él se quede en casa, porque ella gana menos por regla general (o no trabaja)

      5. Y que, llegado eventualmente el día del divorcio, lo que hay son los puntos 1. 2. 3. y 4.
      La mayoría de las veces.

      Ojalá no fuera así, porque eso es una trampa tremenda para las mujeres.
      Pero de momento eso es lo que hay, y lo seguirá habiendo mientras los hombres no reclamen conciliación familiar para ellos (y además la quieran, que muchos hay que llegan a casa más tarde de lo que podrían para no cargar con obligaciones domésticas)

      ¿La reclamas tú? Yo no lo veo

      Eliminar
    5. Humberto6:07 p. m.

      Sólo voy a responderte a algunas afirmaciones puntuales, ya que casi todo lo que dices está aclarado en mi comentario anterior (por favor, léelo de nuevo porque no has entendido ni papa, a pesar de que es muy sencillo), y el de Emilio de las 12:21 p.m.
      La acusación de misoginia es una calumnia ridícula, como he dicho en otras ocasiones siento un gran respeto por la mayoría de las mujeres, y cariño por algunas. Lo cual no significa que no pueda criticarlas en ocasiones. Pero es que además, este no es caso, pues sólo he criticado a las parásitas que, pudiendo trabajar, prefieren vivr de gorra a costa del exmarido; afortunadamente, una minoría.
      En cuanto a si reclamo la conciliación familiar, efectivamente, no lo ves. Y no lo ves porque no lo hago en este foro, que no es sitio adecuado. Se reclama sobre todo en el propio lugar de trabajo, del que tú no sabes nada. Cómo te gusta hablar a la ligera...
      Te repito, esta vez aún más sencillito para que lo entiendas, que aquí no hay trampas para la mujer, que ella es dueña de sus decisiones y por lo tanto co-responsable de cómo funciona su pareja y su familia. Y si decide ser ama de casa, trabajar fuera, tener hijos o no, seguir casada o divorciarse, etc. no puede echarle las culpas a la otra persona de las consecuencias y exigir que se le castigue.
      Por último, por favor, no nos traigas ya más manzanas, que estamos hartos de tus manzanas. Ya huelen a podrido.

      Eliminar
  8. Aloe en este país habrá custodia compartida a pesar de las neofeministas y el coro político y mediático que las acompaña, incluidos quienes reclaman igualdad de mujeres y hombres pero se olvidan de que a quien se le ha estado negando y se le niega en este y otros terrenos es al hombre. Que a pesar de ello quienes hasta el presente hicieron suyo esa posición contra la custodia compartida pretendan ahora que son los más cualificadas para hablar de estas cuestiones solo muestra hasta qué punto la desfachatez puebla esos lares.

    En relación con los resultados de la PIAAC otro tanto de lo mismo, quienes firmaron aquel manifiesto de: No es verdad, negando la indigencia de nuestra escuela debieran estar pidiendo disculpas en lugar de encabezando manifestaciones. Por mucho que pretendas sembrar confusión en torno al tema lo alucinante es que negabais que pasase nada raro y ahora se comprueba que nuestros universitarios se mueven en niveles equiparables a los de los bachilleres holandeses y japoneses y lo que todavía es más asombroso que un tercio de los titulados no pasa del nivel 2 en comprensión lectora.

    Que en lugar de reconocer estas cosas te remitas siempre a unas manzanas que siempre eres tú quien las trae no cambia la verdad de las cosas solo pone de manifiesto lo de más arriba: hay quien se siente reforzado cuando sus postulados y sus previsiones se muestran equivocados. La autocrítica y la capacidad de asumir que uno se había equivocado siempre serán un signo de inteligencia y visión de futuro pero no parece lo más habitual en los territorios en los que te mueves.

    Te recuerdo la cita por si ya se te ha olvidado. Y esto no es de Luri, ni mío sino de Andreas Schleicher subdirector de la OCDE para temas educativos.

    "España aparece mejor posicionada en los rankings internacionales cuando se considera la proporción de jóvenes que tienen titulación universitaria que cuando se evalúa el nivel de comprensión lectora o habilidad aritmética en esa misma edad. En promedio, los jóvenes japoneses y holandeses que han cursado estudios de postsecundaria superan fácilmente a los graduados universitarios españoles y más de un tercio de los graduados universitarios españoles no obtienen una puntuación más alta del nivel dos en la prueba de comprensión lectora. Por tanto, no están suficientemente preparados para lo que sus puestos de trabajo les exigen."


    ResponderEliminar
  9. Hace una generación, dos generaciones, tres generaciones... pasaba exactamente lo mismo.
    De hecho pasaba incluso un poco más.

    No veo resaltar eso a los corporativistas arcaicos de los manifiestos educativos. Su reivindicación principal era que querían quitarse de encima a los alumnos que les estorbaban, para que su trabajo fuera más fácil y agradecido. Punto.

    ¿Cuando ha producido excelencia el sistema educativo español? Nunca jamás, ni siquiera cuando se lo ponía a sí mismo muy facilito, excluyendo a clases sociales enteras y expulsando fuera los problemas.

    ¿Son esos voceros de lo mal que está la educación conscientes de que ellos mismos estudiaron en una Universidad de mierda y tienen en promedio ellos mismos una formación universitaria deficiente? ¿Se les ha visto reclamar como prioritario lo importante?
    No, porque lo que habría que cambiar no les conviene:
    Lo primero, ser mucho más exigente con la selección de profesores.
    Lo segundo, dignificar el magisterio y convertir las Escuelas de Magisterio en algo que no dé vergüenza.
    Lo tercero, eliminar cuatro o cinco asignaturas por curso de la ESO
    Lo cuarto, establecer criterios claros para titular ESO que jerarquicen los conocimientos necesarios: comprensión lectora y manejo de la lengua; comprensióǹ del método científico; manejo real de las matemáticas como herramienta.
    Lo quinto pero lo más importante, medir los resultados de centros y profesores e incentivar en consecuencia. Y a partir de ahi, dejar autonomía a centros y a familias y que cada palo aguante su vela.

    Esto no tiene nada que ver ni con sus quejas, ni con sus reclamaciones, ni con sus afirmaciones. Cualquiera que parta de que antes había un buen sistema educativo, es él mismo parte del problema. Y esto PIAAC lo deja bien clarito.

    ResponderEliminar
  10. Custodia compartida: A mi me gustaría ver alguna vez cuales son las propuestas para que eso funcione, y para que funcione además en la mayoría de casos en que no hay una buena relación entre los ex.

    ¿Cómo se hace eso en la práctica? ¿Los hijos viven una semana en cada casa? ¿Un mes? ¿Un curso escolar?
    ¿Tienen dos juegos de objetos personales, dos juegos de costumbres familiares? ¿Dos colegios? ¿Dos sets de amigos y actividades extraescolares? ¿Dos pediatras?
    ¿O todas la exparejas van a conseguir dos viviendas en el entorno escolar del niño y se van a entender de maravilla respecto a horarios, compras, comidas, extraescolares, medicinas, equipaciones, colegio, etc.? ¿Todas van a darse el parte sucesivamente con lealtad de las incidencias de la semana o el mes, de lo que hay pendiente de comprar, de lo que dijo la tutura o el jefe de estudios, de lo que ha pasado en le colegio?

    ¿O quizá el niño va a quedarse en su casa y son los padres los que van a cambiar de casa periódicamente? Sería lo justo para el niño, pero me parece muy improbable.
    ¿Van a ser leales con las cuentas o van a esperar que el otro pague las extraescolares, el colegio, las medicinas, la ropa...?
    ¿Le van a apuntar a dos campamentos o a ninguno, se va a quedar sin excursión porque no llevó los 10 euros cuando tocaba, va a andar sin abrigo hasta que en diciembre a algún abuelo se le hinchen las narices y lo compre?

    Tú no has pensado en todo eso para nada, ni en los problemas de los hijos en tal situación. Tú has pensado en hostilizar a la madre, ahorrar pensión de los hijos y mantener el mando en plaza. En nada más.

    Por mi parte, antes renunciaría a la guarda de mis hijos que someterles a esa ordalía. Pero en fin, esto ya lo sabía Salomón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Humberto6:14 p. m.

      Efectivamente, la custodia compartida plantea problemas de logística que tendrán que ser resueltos atendiendo a las circunstancias de cada caso. Pero soluciones hay, porque como bien sabes, en otros países es la práctica habitual.
      Desde luego, la solución no pasa por renunciar a la custodia compartida y aceptar la custodia exclusiva materna. Porque eso sí que es un problema grave, pero como los afectados son los hijos y el padre, al neofeminismo le trae sin cuidado.

      Eliminar
  11. Aloe, negabas en tus penúltimos comentarios que el efecto LOGSE fuera el que ha sido, incluso acusabas a los demás de no saber interpretar gráficos. Mira estas dos entradas a ver que te parece que dicen: aquí y aquí

    ResponderEliminar
  12. En relación con lo de la custodia compartida es imposible tomarte en serio ya que donde lo que hubo fue misandria tu lo que ves es misoginia y donde lo que hubo y sigue habiendo es avaricia femenina, lo que tú ves es avaricia masculina y lo que todavía es más inadmisible sin pedir perdón a los miles y miles de padres que han sido privados y siguen siendo privados de sus hijos como consecuencia de esa misandria y esa avaricia.

    Donde lo que hubo fueron pruebas incontestables de cómo entendéis la igualdad las neofeministas y hasta dónde llega vuestra empatía con el varón: en forma de negación de cualquier derecho, de negación de sus sentimientos y de vuestra capacidad para el expolio masculino, sin importaros si arruinabais su vida para siempre y debía ir a vivir debajo de un puente después de que quedase obligado a pagar la hipoteca de una vivienda ocupada ahora por su exmujer y quizá su nueva pareja. ¿No crees que debíais estar explicando estas cosas y dejar de utilizar a los hijos como escusa para la defensa de vuestros intereses y la negación de vuestra responsabilidad?

    Incluso aceptaría que tu planteamiento es sincero si en lugar de pedir cuentas y explicaciones como si aquí no hubiera pasado nada le estuvieras trasladando a M. Sahuquillo quien hoy escribe en El País esto que sois las mamás y las mujeres quienes tenéis la principal responsabilidad de la perpetuación de esos patrones sexistas y no es posible seguir echando balones fuera.

    ResponderEliminar
  13. Humberto, no es "hablar de otros problemas". Es hablar del mismo problema. En realidad, del verdadero problema. O sea, del PROBLEMA.

    Si a uno le preocupa ser un padre a diario, dedicarle horas y cuidados y estar encima, el PROBLEMA que tiene es el que yo digo, en el 100% de los casos. El que a ti te preocupa puede afectar al 5%.

    Pero si en realidad no hemos pensado en lo que significa críar a un niño, no tenemos pajolera idea de cuales son los problemas reales que hay que enfrentar y solo estamos haciendo misoginia barata... pues sí, lo consideramos OTRO problema. Uno que no nos incumbe, por cierto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Humberto8:22 p. m.

      Ya estamos ante otra de tus conocidas marrullerías. Se empieza hablando de la custodia compartida (después del divorcio, claro), tú la mezclas a trancas y barrancas con la conciliación familiar (antes de o sin divorcio, es decir otro tema diferente), y por tus santas narices ya no podemos hablar del tema inicial, porque si no seremos acusados de misóginos. Cada día tengo más claro que intervienes en este blog para enguarrinarlo y torpedear cualquier conversación mínimamente seria.
      Por cierto, eso de que la conciliación preocupa al 100% de los padres y madres ya es un poco rarito; pero que al tipo de custodia de los hijos tras el divorcio sólo preocupa al 5%, ya entra dentro de lo demencial. Habla con un poquito de rigor, si te es posible.

      Eliminar
  14. Yo no te debo ninguna explicación, Emilio. No faltaba más. Comento aquí en la medida que me da mi aguante de la espantosa misoginia que es el tema del blog, pero no tengo que justificarme de todo lo que a ti se te ocurra.
    Sobre todo por una cosa ¿sabes cual?:

    Que todavía no se ha dado el caso de que leyeras lo que yo he escrito y contestaras lealmente y con honestidad intelectual. Tú no contestas a nada. Estás a hablar de tu libro y lo que te digan te da igual.


    Cristina y yo algunas veces contribuimos a que este espacio de comentarios no sea un monocultivo de insensateces misóginas. Pero hay que ver la clase de desahogos que lo llenan por regla general. Yo que tú haría un repaso y me preguntaŕia por qué atraes tales comentaristas y tales comentarios, con pocas honrosas excepciones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Humberto8:51 p. m.

      Claro, claro, este blog está lleno de comentaristas que se desahogan con sus "insensateces misóginas". Pero, qué raro, a ti te gusta mucho ¿no? Porque lo sigues al dedillo y haces casi tantos comentarios como Emilio. Vale, seguramente lo haces para iluminarnos con tu incontestable sabiduría, o evangelizarnos. Gracias, de verdad, ahora lo entiendo todo.
      Te aconsejo que no te metas en el mismo saco que Cristina, porque la comparación puede ser bochornosa para ti. Con ella sí se puede debatir con un mínimo de seriedad, me parece que sus comentarios son bastante respetuosos y respetables.

      Eliminar
  15. De momento lo de la LOGSE lo has aparcado: parece bastante prudente.
    En cuanto a que tú no debes ninguna explicación, ni tan siquiera de un párrafo como éste: "...Y que se trata en realidad no de los hijos, sino de la vivienda, de la pensión para ellos, del control de la ex y del amor propio herido. Ochenta por ciento de misoginia y veinte por ciento de avaricia."
    Está en tú línea, pero releete y verás que justamente lo que tú haces es pedir explicaciones sobre la custodia compartida, ya que lo que no parece que te suscite ninguna es la custodia monoparental materna.

    Pero resulta sorprendente que una mujer tan universalmente informada sobre tantos temas no haya reparado en toda la literatura existente sobre la custodia compartida como el único régimen que antepone los intereses del menor a los de cualquiera de los padres, pero también el único que respeta los derechos de ambos progenitores. Claro que en esto sucederá que no habrás reparado como en su momento no habías reparado en el diferente trato penal a hombres y mujeres en la LIVG. En cuanto a la acusación de misoginia ya te contesta más arriba Humberto: se trata de una calumnia ridícula.

    ResponderEliminar