Twittear

29 marzo, 2014

Patente de corso



Este titular habla de venganza y genocidio pero pareciera que hablase de otra cosa dada la naturalidad con la que es acogido. Vivimos en un contraste llamativo entre lo que está permitido para unos y para otras. Y más llamativo si cabe el silencio que acostumbra  acompañar este tipo de declaraciones. Pareciera que  para algunas la patente de corso estuviera garantizada y la impunidad de sus actos y declaracioes fuese lo más natural del mundo.




11 comentarios:

  1. Humberto9:28 p. m.

    Creen estas payasas descerebradas de Femen que hacen daño al patriarcado, pero realmente a quien perjudican es al feminismo. Esa imagen de fanatismo, violencia y rencor causa rechazo a cualquier persona sensata, y desmonta la idea de que el feminismo propone una alternativa razonable a la sociedad actual. Y cuando hablan, lo terminan de arreglar, como demuestra esta entrevista.

    ResponderEliminar
  2. Humberto, estas cosas no suceden por casualidad. El clima de impunidad que se ha creado en torno a lo que suene a feminismo es tal que hasta las palabras venganza y genocidio parece que estuviera más que justificado utilizarlas.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo4:54 p. m.

    Hoy que ser CALZONAZOS es la regla de los "hombres", la tarea del feminismo es más que sencilla.

    ResponderEliminar
  4. @Emilio

    Dices: "El clima de impunidad que se ha creado en torno a lo que suene a feminismo es tal que hasta las palabras venganza y genocidio parece que estuviera más que justificado utilizarlas."

    Especialmente si utiliza la palabra "histórica", como hace la entrevistada. La versión feminista de la Historia está tan implantada que incluso muchos críticos del feminismo la han aceptado. Hasta que no se rompa con esa idea de que la mujer fue históricamente un ser impotente a merced de los varones de turno, muchos considerarán válido el revanchismo feminista (pese a que aún si fuera verdad su versión de la Historia, seguiría siendo inaceptable).

    ResponderEliminar
  5. Anónimo10:51 a. m.

    Efectivamente Carlos. Incluso los que acepten su versión de la historia, la del histórico agravio de las mujeres, tendrán que convenir que, ni las mujeres de ahhora han sido "discriminadas" ni los hombres hemos sido discriminadores, por lo que ni nosotros tenemos que pagar algo de lo que no nos hemos beneficiado ni ellas tienen que cobrar por un perjuicio no padecido.

    Arturo

    ResponderEliminar
  6. Es evidente Carlos que es un debate que no les interesa, porque con lo que inevitablemente nos encontrariamos sería con la desechabilidad masculina. Pero, evidentemente algún día habrá que hacerlo. Retrasarlo a lo único que contribuye es a empeorar las cosas.

    ResponderEliminar
  7. Anónimo1:56 p. m.

    Hoy nos hemos desayunado con los nuevos malos datos de PISA para España. Si seguimos el método de análisis de perspectiva de género con un mínimo de coherencia, creyendo en el aunque solo fuera un poquito, habría que concluir que, de la misma manera que donde cuando falla algo y hay mayoría masculina, la culpa y solución están en el género (la crisis es por exceso de testosterona, con menos testosterona se soluciona y se evitan otras nuevas..), pues donde cuando algo falla y hay mayoría femenina, pues la culpa y la solución debería estar las políticas "degénero" Siguiendo esta línea argumental, el feminismo debería estar clamando por aplicar políticas de discriminación positiva hacia los hombres en el campo de la educación. Aun que solo fuera por sus hijos o por sus hijas que se ven perjudicadas por el exceso de progesterona en el sistema educativo. Y ya de paso para todo el país, que está viendo lastrado su futuro por unos déficits educativos que nadie logra resolver.

    Como yo no soy de la perspectiva de género, entiendo que, para ser objetivo, como mínimo debería analizar si los países con mejores resultados tienen más proporción masculina en el profesorado, dato que desconozco.

    Arturo

    ResponderEliminar
  8. Anónimo8:05 p. m.

    Después de todo lo que el feminismo ha tronado (y sigue tronando) contra el uso de las tetas en la publicidad, sólo su doble rasero y su capacidad para defender una cosa y la contraria pueden explicar el que ese mismo uso publicitario de las tetas queda santificado tan pronto como el producto publicitado es el propio feminismo.

    ¿Qué se diría de un gritón grupo de varones que irrumpiera en cualquiera de las innúmeras liturgias feministas haciendo ostentación de sus órganos genitales para protestar contra, pongamos por caso, la indefensión ante falsas denuncias de violación o "violencia de género"?

    Athini Glaucopis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Humberto12:09 p. m.

      Athini, el neofiminismo va a aprobar todo lo que suponga una molestia, un reproche o un castigo para los hombres, por eso no ve nada malo en estas gamberas y sus desagradables espectáculos. Sin embargo, una bella modelo que luce su cuerpo (voluntariamente y cobrando por ello) nos agrada a los hombres, y se podría considerar un premio o un regalo para nosotros: intolerable. Así de simplón es a menudo su juicio.

      Eliminar
  9. Arturo, me gustaría contestar a algunas de las cuestiones que planteas en algún otro momento porque ahora mismo no me es posible. Seguramente lo haga en alguna entrada futura. Pero, por hacerlo brevemente y respondiendo a lo que planteas al final de tu comentario, diría que sí, que el porcentaje de mujeres importa a la hora de los resultados, pero más que eso la orientación que se le dé al sistema educativo.

    El caso sueco es paradigmático. Uno de los mejores sistemas educativos del mundo cae en un plazo de 30 años a unos mediocres 491 puntos muy lejos de un país tan similar en tantos aspectos como Finlandia, pura y simplemente porque en ese momento decidió que la "igualdad" debería ser el valor que habría de prevalecer en sus aulas. Lo relata muy bien Inger Enkvist en: La buena y la mala educación.

    Finlandia, donde la prevalencia femenina es también muy importante y se aprecia en los resultados, las chicas sacan a los chicos cerca de 50 puntos en comprensión lectora, si ha escapado, sin embargo, del posicionamiento de género sueco, modelo que nosotros imitamos con el resultado que vemos, y gracias a ello consigue mantenerse en una posición única en Europa. Lo dicho si las ocupaciones me lo permiten me extenderé algo más sobre un asunto donde la contumacia de las posiciones neofeministas está condenando a nuestro sistema educativo a un fracaso sin paliativos, salvo para quienes se mueven en esas posiciones.

    ResponderEliminar
  10. Un aspecto que se me olvidó comentar es que de nuevo los alumnos vuelven a demostrar una igual (en realidad un poquito mejor) capacidad en la resolución de problemas 478 es su puntuación, frente a los 476 de las chicas, y sin embargo como todos sabemos su fracaso escolar es superior y el acceso a la Universidad también. Los datos se pueden consultar aquí:

    http://www.mecd.gob.es/inee/Ultimos_informes/PISA-2012-resolucion-de-problemas.html

    ResponderEliminar