Twittear

13 abril, 2011

Masculinidad y testosterona


Recientemente Arturo nos remitía a un artículo aparecido en la Revista: Mente y cerebro en relación con un experimento con testosterona, ahora Plutarco se extiende un poco más sobre el tema para dar ocasión a poder seguir hablando del asunto.



"Parte de del éxito evolutivo de la especie homo sapiens se debe a nuestras hormonas, los andrógenos y los estrógenos. Nos han aportado el chute necesario para defender al los miembros de nuestra especie del ataque de otras especies o potenciado el deseo de proteger y nutrir a nuestros congéneres.

Sin embargo, como todo lo que toca la ideología de género, aquí también hay buenos y malos. Y la testosterona, desde hace años, es la hormona mala. Nos hace agresivos, malos y maltratadores. Mientras la testosterona nos condena, los estrógenos parece que redimen, incluso justifican o ayudan a explicar situaciones de violencia materna. Por ejemplo, la mujer que sin aparente razón mata a sus hijos recién nacidos es presa de un desajuste hormonal postparto y por lo tanto no es dueña de sus actos.

Recientes investigaciones señalan, sin embargo, que la testosterona puede ayudar a que las personas resulten más agradables con sus semejantes. Un artículo publicado en Investigación y Ciencia remitido por un amable lector de este blog ofrece un lado más bondadoso de la testosterona:
http://www.investigacionyciencia.es/03065409000684/La_testosterona_tambi%C3%A9n_juego_limpio.htm

Investigación y Ciencia es la edición española de Scientific American."

12 comentarios:

  1. Cuando cliqué en el enlace y leí lo que permite on line me quedé con la idea de que quizá el estudio continuaba. Tengo que deciros que lo que leéis es lo que aparece en la revista, que por otro lado comunica de forma clara los resultados del estudio.

    Al igual que tantas otras cosas la testosterona no conduce a resultados unívocos como desde sectores interesados se quiere transmitir, y bien canalizada no sólo constituye una carga o un problema sino un importante caudal de energía positiva y de energía creativa.

    Por eso para los niños es importante el contacto directo no sólo con la figura del padre también con la figura masculina en general porque de ese contacto puede extraer importantes lecciones para su propia vida y experiencia.

    ResponderEliminar
  2. Es hora de reclamar que se aplique la discriminación positiva en el ámbito de la educación. Esa norma que nos impusieron como de 60-40 (no más del 60% ni menos del 40% para cada sexo)para inmediatamente después de incorporada llamarla de discriminación positiva "en beneficio de la mujer". Posiblemente sea este el único ámbito donde es pertinente la representación equiparada por sexos pues los profesores, además de técnicos aplicadores de la pedagogía, son modelos de ser adultos complementarios de los modelos familiares (más la familia extensa, los amigos de la familia etc.). A destacar que no solo es importante para los niños varones el tener profesores varones. también lo es para las niñas

    ResponderEliminar
  3. Aturo, una de las recomendaciones del Informe Farrell ya discutido en este blog es incrementar el profesorado masculino por las razones que tu expones.

    ResponderEliminar
  4. Plutarco, y es una vieja petición reiterada múltiples veces desde esta bitácora.

    ResponderEliminar
  5. Habría que analizar esta información con atención:
    http://www.elpais.com/articulo/sociedad/Equilibrio/mujeres/hombres/elpepusoc/20110414elpepisoc_3/Tes

    ResponderEliminar
  6. Os recomiendo el artículo de hoy de Arcadi, Mediocritas:

    http://www.arcadiespada.es/

    ResponderEliminar
  7. Plutarco, comete sin embargo Arcadi un error importante cual es el de desplazar la contradicción al terreno izquierda-derecha, socialdemocracia-liberalismo, lo que se mueve en otro terreno que tiene que ver con el género. Gabilondo no apoya el bachillerato de excelencia de Aguirre, pero Aguirre no plantea ninguna objeción al apoyo al cine hecho por mujeres, como tampoco el PP. En ese terreno hay coincidencia entre izquierda y derecha, donde no lo hay es en lo del bachillerato de excelencia. Lo que en una persona tan perspicaz como Arcadi confirmaría mi tesis sobre la enorme capacidad del feminismo de género para solaparse, invisibilizarse y hacerse de difícil análisis en según qué contextos y situaciones.

    ResponderEliminar
  8. Aunque Arcadi en su artículo no se muestra excesivamente dogmático en la división libearlismo-socialdemocracia (al final señala que puede ser necesario poner énfasis en una politicas u otras según las circunstacias), es cierto que no capta que las garras de género se extienden a diestra y siniestra. En ese sentido, Pérez Reverte creo que está más alerta sobre el alcance de las acciones del lobby feminista. Estoy seguro que si Chacón se presenta, muchas mujeres que se consideran de derechas olvidarán la ideología y votaran como lobby.

    ResponderEliminar
  9. Anónimo9:43 a. m.

    Que a nadie se le ocurra pensar que aquí hay desigualdad o cualquier otro desequilibrio

    http://www.elcorreogallego.es/santiago/ecg/son-mujeres-un-75-ciento-licenciados-medicina/idEdicion-2011-04-14/idNoticia-659120/

    Alberto

    ResponderEliminar
  10. Alberto, para el feminismo esa foto no es sufieciente. Quieren verla también en las licenciatura de Ingeniería. Recordemos que en este blog se ha mencionado que la Universidad de Murcia propuso (no se si se llevó a cabo), pagar las matricular de las mujeres que estudiaran una especialidad técnica.

    La feminización de la Sanidad, por otra parte, no sólo se da en cuanto a sus profecionales, si no también, como señala Emilio, en las campañas de prevención, que por utilizar un término tan querido del feminismo, llevan años "invisibilizando" al hombre.

    ¿Por que no pagamos la matrícula de los hombres que decidan estudiar medicina, para compensar el gap entre los sexos?. ¿Por qué no paliamos el fracaso escolar masculino en Secundaria, que cierra las puertas a una carrera universitaria a tantos hombres?. Por cierto, ¿cuales son las razones de la creciente feminización de la Enseñanza y la Sanidad?.

    ResponderEliminar
  11. Pandilla de ingenuos. El feminismo siempre encontrará el vericueto necesario para argumentar –que no demostrar- que las mujeres están discriminadas. Por ejemplo: si en el MIR obtienen las primeras plazas, pero escogen medicina familiar y de resultas salen más hombres cirujanos, pues ¡YATÁ! El ancestral machismo ha reservado lo mejor para el hombre dejando a las mujeres lo malo (¡quien me diera ser médico de familia!). Y si los principales investigadores siguen siendo hombres aunque trabajen más y ganen menos que los facultativos, pues ahí tenemos otra vez la invisivilización o el techo de cristal o el suelo de goma espuma o la psicoatmosfera enrarecida por milenios de ancestros bla, bla, bla... Y si lo acaparan todo o casi todo. Pues muy fácil: solo tienes que decir algo tan indemostrable como que ahora la profesión está devaluada con respecto a algún momento en el pasado o agarrarte a cualquier dato estadístico más o menos cierto, que, convenientemente cocinado, les permita victimizarse y ¡listo! A reclamar más ventajas compensatorias
    PD.: lo de pandilla de ingenuos es broma

    ResponderEliminar
  12. Quizá datos y realidades como las referidas a la enseñanza prueben de forma clara que la lógica de género ni es ni puede ser lógica de igualdad, más bien sirve para esconder una lógica de dominación. Justamente lo que mejor simboliza la idea de igualdad, sea la universalidad de la norma, y no este cambalache ahora sí porque me beneficia y ahora no porque no me interesa.

    Trasladado a otros terrenos habrá que concluir que cuando las mujeres ganen más, o tengan mejor atención sanitaria o gocen de privilegios que a los demás les son negados estará ocurriendo lo que debe porque lo que de entrada está descartado es que el hombre pueda estar discriminado o ser sujeto de especial consideración. En resumen la ley del embudo.

    ResponderEliminar