Twittear

01 abril, 2011

El amor y la pareja

Resulta que miro un desplegable editado, no recuerdo ahora muy bien por que institución de esas que pagamos todos pero que gestionan las feministas, que habla del amor y la pareja y que anuncia que su interés es romper viejos estereotipos de género, pero ¡ojo! a él lo caracterizan de violento y a ella de víctima, él debe, si quiere situarse del lado correcto, comportarse como un caballero obsequioso y ella como una dama que sabe apreciar los presentes, él hincando la rodilla en el suelo mientras ofrece un ramo de flores y  ella de pie recogiéndolo…

Y me pregunto, ¿pero no se trataba de superar estereotipos?,

y si es así,

no son estos las conductas que arquetípicamente correspondieron a hombres y mujeres,

¿Dónde está la novedad? ¿Dónde la igualdad?,

¿No se tratará de lo mismo de siempre reforzado…?

Hay dos mensajes en el folleto: uno, el contenido que acabo de relatar, y dos, quien tiene capacidad para establecer qué se puede y qué no se puede, qué se debe  y qué no se debe hacer.  

17 comentarios:

  1. Curioso, lo del folleto.

    El movimiento feminista ha llegado a interiorizar su propia propaganda hasta tal punto que ha olvidado que el amor cortés existe desde hace siglos.

    El discurso de género es una fuente continua de paradojas.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo4:46 p. m.

    Sigamos hablando de estereotipos. Ya son bastantes días desde el comienzo de la guerra sobre Libia. Vuelvo a buscar en google para ver si alguna organización feminista condena esa expresión máxima de la violencia masculina como es la guerra..., pero nada, no hay forma... Sí he encontrado este texto:

    "Una vez más la violencia sexual se ha utilizado contra las mujeres como arma de guerra. En la batalla por la toma de Bengasi en Libia, muchas mujeres han sido violadas por mercenarios sudaneses enviados por Gadafi. La noticia publicada en el periódico Le Monde del pasado mes de febrero ha despertado la indignación de los colectivos feministas."

    No voy a entrar en si la noticia merece credibilidad o si pudiese ser un arma de propaganda utilizada para legitimar el ataque a Libia. Lo que sí me llama la atención es el estruendoso silencio que sobre otros aspectos de esta guerra está manteniendo el movimiento feminista. Porque una perspectiva de género de la votación en el parlamento español que legitimó la participación hispana en dicha guerra nos ofrece el dato de que aquella fue votada favorablemente por TODAS las DIPUTADAS del congreso (salvo una diputada del BNG). A la ya conocida participación en esta guerra de Hillary Clinton, Carmen Chacón, Trinidad Jiménez y la ministra danesa de defensa, tengo que añadirle hoy la de la portavoz de la OTAN en esta crisis, que resulta ser también una mujer (Oana Lungescu). El narcisismo y heroicismo feminista nos tiene acostumbrados a resaltar aquello de: "primera mujer que asciende en solitario el Everest", "primera mujer que da la vuelta al mundo", "primera mujer que asciende a general"... Sin embargo, estamos ante un hecho histórico, sobre todo en el contexto español, porque nunca antes habían participado tantas mujeres en la DIRECCIÓN de una guerra -que no es lo mismo que en el combate directo-. Y ya ven, parece que no hay feminista alguna que quiera presumir de ello... ni tampoco condenarlo, por aquello de que hay feministas para todos los gustos.

    Sigo buscando, y me encuentro en Wikipedia que Libia es uno de los muchos países donde existe eso que llaman "servicio militar obligatorio". No aclara dicha fuente si es para los varones, para las mujeres o para ambos sexos, pero me temo que de esas tres posibilidades la primera es la más presumible... A lo anterior le sumamos las noticias que llegan sobre la existencia de "víctimas civiles" en el conflicto libio por los bombardeos occidentales... Y uno empieza a pensar que los "otros", los que no son "civiles", y que casualmente son varones, deben ser algo así como los Untermenschen de la terminología nacionalsocialista, y que precisamente por eso entra dentro de lo legímito (vía trámite burocrático de la ONU) dejarlos reducidos a cadáveres carbonizados. La perspectiva de género nos haría ver que esos soldados libios son varones, y que tienen que escoger entre el pelotón de fusilamiento o ser el blanco de las bombas de la "comunidad internacional". En cambio, en el otro lado la "igualdad" avanza inexorablemente, pues las órdenes de mando a la máquina militar cada vez tienen mayor acento femenino. No obstante, me pregunto si realmente estamos ante un cambio. Porque el rol de Carmen Chacón y sus colegas de género recuerda mucho al papel de la mujer instigadora de un crimen. El trabajo sucio de carnicero le toca a los varones, mientras que ellas, en la sombra, se limitan a echar a sus perros a pelear...

    Tamisquerche

    ResponderEliminar
  3. Anónimo6:25 p. m.

    Si no recuerdo mal Gadafi amenazó con armar civiles incluidas las mujeres , según el 20 min.

    Y en el ejercito occidental no está prohibida su entrada a mujeres.Es decir también hay más mujeres en la batalla.

    No se qué feminista dice que las mujeres no apoyen la guerra.Evidentemente si las mujeres están apartadas del poder militar no van a apoyar guerras.

    No se porque acusan y acusan al feminismo cuando todo de lo que se le critica no es más que producto del sexismo.

    Sexismo tipo :"Los hombres son de Marte y las mujeres son de Venus".
    "Porque los hombres no escuchan y las mujeres no saben leer los planos".

    Estos libros NO SON FEMINISTAS.

    Si alguién fuera tan amable de pasarme un link donde aparezca la opinión de esxs supuestxs feministas se lo agradecería.

    Kxll

    Las mujeres no son

    ResponderEliminar
  4. El otro día leí una entrevista a una supuesta sexóloga que ha escrito un libro sobre como mejorar las relación de pareja. Aportaba el dato de que el 40% de las mujeres han perdido el deseo sexual por la manera en la que son tratadas. Sobre como ha llegado a esa cifra mágica y elevada para la que ella tiene solución es un misterio. Pero esa cifra tan elevada le indica que las mujeres han perdido el deseo porque a pesar de sus esfuerzos por agradar a los hombres (ya sabéis, cremitas porque yo lo valgo y operaciones a troche y moche), estos no valoran sus esfuerzos y no saben tratarlas. por supesto, ellas en el sexo buscan satisfacer intereses más elevados que los hombres, y sienten (y lo dice literalmente en la entrevista) que es "como dar margaritas a los cerdos". Su receta para que las mujeres recuperen el deseo: lo que dice Jeipi, el amor cortés...y colmarlas a regalos y atenciones. Vamos, como el chimpacé que da el trozo de carne más grade a la mona que se quiere trajinar. En el fondo de todos estos articulos, está lo que habéis comentado. Culpabilizar al hombre, enaltecer a la mujer...y fomentar el consumismo desaforado..porque ellas lo valen.

    PS He intentado volver a encontrar el artículo, pero no he tenido suerte. Si alguien tiene paciencia, puede bucear por elconfidencial.com, creo que es del pasado viernes

    ResponderEliminar
  5. Kxll, creo que no me invento nada si digo que el feminismo, todos los feminismos, se vanaglorian de la que la guerra es cosa se hombres y de que la mujer representa la paz. Y si mi memoria no me falla el único país del mundo en el que la mili es obligatoria para ambos sexos es Israel, en ningún otro.

    Es verdad que las mujeres pueden formar parte en muchos países como profesionales del Ejército, pero lo que ya no sucede es que luego aparezcan en la primera línea de fuego. Sólo una anécdota para que se vea como van estas cosas: la igualitaria Noruega, donde el servicio militar sólo es obligatorio para ellos, pero ellas pueden formar parte de su Ejército profesional, en una misión en el conflicto en la ex Yugoslavia, ante una posible contaminación por armas químicas retiró antes a las militares profesionales que a los soldados forzosos. De momento así transcurre la historia.

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Efectivamente, las feministas siempre nos han adjudicado el papel de Marte, siendo ellas la Venus benévolas, que algún día acabarán con las guerras (Thatcher, Golda Mair, Hilary Clinton, Carmen Chacón y tantas reinas del pasado parecen no estar de acuerdo).

    Israel y EE.UU. han intentado integrar a mujeres en posiciones de combate, pero sus experiencias no han sido positivas, ya que en situaciones de peligro, el soldado varón tiende a centrarse más en proteger a su compañera femenina que en masacrar al enemigo, lo cual, obviamente no satisface a los generales y generalas. Y es que a pesar de la mitología de género, los hombres no somos maltratadores natos, si no que nacemos con el instinto de protección de nuestra especie/clan. Instinto que los nuevos programas de entrenamiento militar están tratando de depurar, "des sinsebilizando" a los reclutas varones de esta peligrosa tendencia en situaciones de combate. En el ejército americano, las mujeres en cualquier caso suben en el escalafón en mandos relacionados con la logística. Hace meses creo que puse aquí un post de la primera general de cuatro estrellas norteamericana, responsable del abastecimiento de la flota americana en el Pacífico, y notoria abusadora de sus subordinados.
    En los cuerpos de policía, y bomberos por citar otros ejemplos, las mujeres terminan siendo alejadas de la primera línea y pasan a labores de staff y relaciones públicas.

    No conocía la anécdota de Noruega, le espera un gran trabajo a Pelle.
    Como señala Farrel en su estudio, hasta ahora hemos sido el sexo deshechable.

    ResponderEliminar
  8. Anónimo3:28 p. m.

    Dice kxll: "Y en el ejercito occidental no está prohibida su entrada a mujeres." Con esta son ya tres veces las que en distintos foros, y al hablar sobre el llamado "servicio militar obligatorio", me encuentro con otras tantas feministas que le dan la vuelta a la tortilla, y que argumentan lo mismo (que a las mujeres se les vetaba su ingreso en la milicia). El que sea un argumento que se repite demuestra lo mucho que se ha extendido dicha consigna en el feminismo, y es una clara muestra de hasta donde puede ser perversamente retorcida una ideología para justificar su particular visión del mundo. Porque naturalmente no es lo mismo "servicio militar obligatorio" que "ejército". Lo primero tiene como sujetos a los varones que son obligados a tomar las armas, bajo amenaza de cárcel o fusilamiento. Mientras que lo segundo, y en cuanto a "prohibición" de acceso a las mujeres, se entiende que es una alusión a la entrada (voluntaria) de féminas en las academias militares con vistas a su promoción como oficiales. Porque naturalmente que el ejército como casta social constituida por jefes y oficiales nada tiene que ver con el ejército en tanto jóvenes reclutados a la fuerza. Para estos últimos el ejército nunca ha sido un club privado donde se disfrutaban privilegios, y al que se impedía el acceso de mujeres, porque en ese caso no hubiese sido necesario proceder al reclutamiento forzozo, sino que se hubiese levantado barreras para limitar el acceso al mismo.

    Tamisquerche

    ResponderEliminar
  9. Anónimo4:00 p. m.

    Dice kxll: "No se qué feminista dice que las mujeres no apoyen la guerra.Evidentemente si las mujeres están apartadas del poder militar no van a apoyar guerras."

    Sugiero yo la lectura del "Diccionario ideológico feminista", de Victoria Sau, en cuyas páginas 24-25 encontramos este texto: "Una de las manifestaciones sociales más palmarias de la agresividad masculina es la guerra. [...] La guerra, aunque aparentemente es una agresividad desplegada entre hombres -no me refiero aquí a las muertes por hambre, bombardeos u otras causas en retaguardia- en última instancia es la mayor agresividad posible hecha a las mujeres, pues cada ser humano muerto o mutilado ha nacido de una mujer, la cual no lo concibió, gestó, parió y educó supuestamente para eso. Es la situación extrema en la que los hombres les dicen sin ambages a las mujeres: 'sois nuestras reproductoras. Vuestros hijos no son vuestros sino nuestros, y para que os déis perfecta cuenta, hacemos de ellos lo que queremos: los matamos, los mutilamos, los enloquecemos, y los convertimos en héroes cuando han matado, mutilado y enloquecido más que los otros. Dios-padre, los padres de la patria (no hay madres de la patria porque la patria es masculina) y los millones de padres individuales os hacemos esto, mujeres, porque nos hemos atribuido el poder de hacerlo'."

    Tamisquerche

    ResponderEliminar
  10. Tamisquerche, aún cuando he leído cosas de ese diccionario de Victoria Sau, el texto que nos presentas tiene la carga de un misil, y muestra hasta qué punto la ideología de género no es sólo que carezca del más mínimo nivel intelectual, sino que es pura ponzoña. Pero lo más asombroso es que tal pensamiento no sólo esté apoyado oficialmente es que de algún modo se ha convertido en ideología de Estado.

    ResponderEliminar
  11. Anónimo4:51 p. m.

    Dice kxll: "Y en el ejercito occidental no está prohibida su entrada a mujeres.Es decir también hay más mujeres en la batalla."

    España es en estos momentos el país de la OTAN con mayor proporción de mujeres militares, con un porcentaje máximo del 18% en los cuerpos Jurídico-Militar, de Intervención, Sanidad y Músicas Militares (véase www.gaceta.es, 20-7-2008). En otras palabras, que en el ejército español las mujeres además de ser minoría, suelen formar parte de unidades situadas a retaguardia. En cuanto a la proporción de mujeres que forma parte del Congreso de los Diputados de España, aquella llega hasta el 36% del total. Como vemos, es verdad que puede haber mujeres apretando el gatillo, pero lo cierto es que el estudio de los porcentajes de la nueva (o no tan nueva) división del trabajo nos viene a decir que en cuestiones bélicas las mujeres tienden a no estar en primera línea (unidades militares no propiamente de combate), mientras que se da una concentración máxima de féminas en el campo de las instigadoras intelectuales de la violencia de Estado. No olvidemos que todas las diputadas (salvo una del BNG) votaron afirmativamente a la guerra contra Libia. La conclusión es obvia, y me reafirmo en mi comentario acerca de los roles de los sexos en la guerra, donde ellas jalean, y son ellos los que dan y reciben los golpes.

    Tamisquerche

    ResponderEliminar
  12. Anónimo5:33 p. m.

    Emilio. Las náuseas que provoca leer lo escrito por Victoria Sau solamente se ven superadas por el significativo silencio cómplice que esa obra genera entre sus lectoras. Porque si de verdad hay quienes se definen como "feministas" en oposición a las "hembristas", deberían ser esas "feministas buenas" las primeras que denunciaran escritos como el citado. Como excepción que confirma la regla me permito sugerir la lectura en internet de los textos de María Prado Esteban Diezma ("Legislar contra el amor" y "La feminización del Estado: La mujer en el ejército").

    Tamisquerche

    ResponderEliminar
  13. Tamisquerche, no hay nada como los hechos para refutar los prejucios, sobre todo los de género, siempre tan alejados de la realidad. Es curiosa la esquizofrenia del feminismo sobre este tema. Cuando se ponen estupendas, afean la ancestral conducta agresiva del hombre (parte de la razón que hayamos sobrevivido como especie está en la denostada testosterona). Cuando alcanzan cargos políticos, incluso desde posiciones feministas, son, como bien dices, las primeras en jalear al macho combatiente.

    Como ya he señalado en otra entrada, en los ejércitos israelíes y norteamericano se ha ido alejando también a las mujeres de las posiciones de combate. Y eso que la tecnología del hombre es la que las permite llevar subfusiles ligeros, balas superprecisas, igualándolas de esta forma con a los varones de sus ejércitos y poniéndolas en posición privilegiada para cargarse barbudos talibanes y pérfidos terroristas.

    PS En parte relacionado con este tema, es también interesante señalar las numerosas veces que en disputas domésticas utilizan la violencia delegada en otro varón cuando, por ejemplo, tienen despechos amorosos. Creo ahora recordar el caso de una letrada que contrató a un matón varón para ajustar cuentas con su ex, que se empeñaba en pedir custodia compartida.

    PS II La misma tecnología del hombre que las permite ser ardientes guerreras es la que por cierto, les permite conducir plácidamente, las ha alejado de las penosas tareas domésticas (aunque los trabajos más penosos siguen en manos de los hombres) y demás menudencias que hacen que su vida de mujer rica occidental no tenga nada que ver con la de las africanas a las que suelen ir en comité para regalarlas abalorios.

    ResponderEliminar
  14. Anónimo12:08 a. m.

    Umm no tengan mala baba , denle tiempo al tiempo .La igualdad social aún no es un hecho.Antes que nada influye mucho la educación y la sociedad.

    En cuanto los trabajos más penosos son hechos por hombres , si los hombres son taaaaaaaaaaaan listos ¿por qué no han inventado algo ?

    No sé , al fin al cabo llevan mucho más tiempo recibiendo una educación.

    Las mujeres tradicionalmente también han contribuido atendiendo enfermos , criando hijxs , manteniendo la economía , haciendo balas ...o siendo másivamente violadas.

    Kxll

    ResponderEliminar
  15. Anónimo12:11 a. m.

    La imagen típica de hombre arrodillado no me hace gracia.Tampoco me gusta. Me parece simplemente una tontería.Parece una compra/doma/sometimiento mutuo.

    Las relaciones sexuales y amorosas deberían darse entre dos personas en igualdad de condiciones.

    Kxll

    ResponderEliminar
  16. Destaco la burda manipulación de Victoria Sau en su diccionario, al usar el estilo directo para poner en boca de "los hombres" (así, a bulto) lo que no es más que su propio delirante discurso de género.

    Prefiero aquel tebeo sandinista en que (según se cuenta) aparecía un líder de la contra diciendo: "Huyamos como ratas, que viene el glorioso ejército de liberación y nos la tiene jurada a los lacayos del imperialismo." Era como más ingenuo.

    ResponderEliminar
  17. Adjunto un listado de diversos episodios de violencia ¿hembrista? recopilados en la prensa nacional española durante el mes de Marzo:

    http://www.ministeriodeequilibrio.com/viewtopic.php?p=20494#p20494

    ResponderEliminar