Twittear

22 septiembre, 2011

¿Instinto paternal?

Estos días hemos hablado de  hormonas y paternidad, en este entrega de Cultura 3.0 hablan de instinto paternal


http://www.terceracultura.net/tc/?p=3436

11 comentarios:

  1. Esperemos que este tipo de estudios sirvan para salvar las reticencias hacia la custodia compartida o permisos de paternidad homologables con los de las madres. En Alemania se propuso discriminar a favor de aquellos hombres que optan por tomarse un permiso de paternidad más prolongado que el permiso de maternidad de su pareja. No sé si esa medida al final tuvo el mismo final que el permiso de paternidad que eliminó Zapatero cuando le empezaron a conminar a hacer recortes.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo3:28 p. m.

    Quizá se podría decir, referido al artículo de Manuel Rivas en El País de hoy, que menos da una piedra, como es verdad que si se fija en dos mujeres que lo están haciendo bien, según él claro está, cita otras dos que lo están haciendo mal.

    En cualquier caso parece un poco precipitado atribuir a Dilma Rousseff ser algo más que la heredera de Lula da Silva, aunque sólo sea por el escaso tiempo que lleva en el cargo. Creo que le pesó más a la hora de escribir el artículo la necesidad de continuar la serie de personajes femeninos que últimamente constituyen la materia de sus columnas que otra cosa y finalmente eso se trasluce en el artículo.

    Ahora sólo falta uno en el que analice el papel de las dos mujeres que dirigen la política internacional en EE.UU y la U.E., Hillary Clinton y Catherine Ashtom.

    Alberto

    ResponderEliminar
  3. Alberto, no creo que el análisis que haga de Hillary Clinton y Catherine Ashtom sea del sectarismo que ha propinado a Angela Merkel y Esperanza Aguirre (también conocida como la que lleva un puñal en la liga de noche según declaraciones sexistas del exquisito Sr. Bono hace un par de años). Algo es algo en cualquier caso. Hasta ahora básicamente cualquier mujer que alcanzaba o alcance el poder es, por definición, mejor que su predecesor masculino. El famoso efecto WAW (women are wonderful) que han detectado algunos sociólogos/as en los países anglosajones.

    ResponderEliminar
  4. Es verdad Alberto da la impresión de que necesita hablar en negativo de unas para poder hablar en positivo de las otras, porque incluso gente tan pretendidamente rompedora como Rivas son incapaces de romper el corsé de lo político correcto en que vive atrapada toda la "izquierda" de este país.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo4:28 p. m.

    Emilio y Plutarco, yo creo que la prueba más evidente de que el mundo no ha funcionado en base a los géneros, como pretende el feminismo del mismo nombre, la constituye el papel que ahora mismo juegan muchos hombres, sin los cuales no sería posible esta tarea de sacralización de lo femenino.

    Leía en otra bitácora que la reacción de los padres según tuvieran o no hijas era diferente en relación con la fiscalidad y lo público, siendo los padres que tenían hijas los más proclives a un estado del bienestar extenso y un sector públicos fuerte y no tanto los padres que sólo tenían hijos varones.

    Alberto

    ResponderEliminar
  6. La Sexta en su noticiario del mediodía daba cuenta de este vídeo irlandés contra el mal trato infantil:

    http://www.youtube.com/watch?v=yaUlZKTc4RQ

    El vídeo ha sido retirado por las autoridades irlandesas, ya que muestra a un varón como agresor del niño, lo cual según las autoridades irlandesas es sexista. La locutora de La Sexta se ha mostrado sorprendida por las razones aducidas por las autoridades irlandesas. La locutora de La Sexta desconoce que las estadísticas sobre violencia doméstica muestran que son las mujeres las que ejercen una mayor violencia física contra sus hijos e hijas. La locutora de La Sexta no entiende que en otros países la ideología de género no tenga la presencia que tiene en su grupo mediático. La locutora de La Sexta seguramente ve con total naturalidad que en los anuncios de nuestro Ministerio de Interior el que no pone el cinturón al niño en el coche sea siempre un hombre.

    ResponderEliminar
  7. Anónimo4:57 p. m.

    Los varones tienen más dificultad en la escuela.

    http://fapar.org/blogfapar/index.php/2011/03/los-varones-tienen-ms-dificultades-que-las-mujeres-para-prosperar-en-el-sistema-educativo-espaol/


    Alberto

    ResponderEliminar
  8. Anónimo4:12 p. m.

    No sólo en la Sexta, Plutarco: el ínclito Matías Prat, en el telediario de La Tres, también mostró extrañeza ante la impugnación que las autoridades irlandesas hacen del anuncio. Por cierto, un anuncio brutal a mi entender; en la línea de los anuncios que hacen aquí para sensibilizar al personal contra la violencia de los hombres hacia las mujeres. Si nos ponemos en este plan, también se podrían sacar imágenes explícitas de torturas con el mismo objeto sensibilizador. Y lo peor es que, me temo, se adivina fácilmente la intención de quien crea el anuncio: mostrar la bestialidad del maltratador varón, valga el pleonasmo.

    Raus.

    ResponderEliminar
  9. Plutarco y Raus, el grado de papanatismo al que hemos llegado en este país en relación con los temas de género no tiene parangón con ningún otro lugar del planeta Tierra.

    Pareciera como si tuviésemos que ir de un fundamentalismo a otro sin posibilidad de equilibrio y ecuanimidad en las posiciones.

    Como si fuéramos incapaces de superar el espíritu dogmático y fundamentalista que tantas veces caracterizó nuestra historia.

    ResponderEliminar
  10. Anónimo6:58 p. m.

    Quiero dejaros aquí este comentario que Manu Oquendo, ha escrito en un entrada que con el título de la "La brecha de género en los resultados PISA..." se está desarrollando en la bitácora: Nada es gratis. Entiendo que lo merece por su claridad contundencia:

    "Si a mi mujer y a mí nos hubiese tocado vivir en el mundo de guarderías, escuelas y colegios que viven nuestros nietos hasta los trece o catorce años, rodeados casi exclusivamente de mujeres, creo que habríamos huido.

    Se aprende del ejemplo y hoy los modelos son todos femeninos. Irreversible tendencia excepto en internados selectos en Vermont, Suiza o Inglaterra. ¿Hemos de suponer que los ricos no quieren el bien para sus hijos?

    ¿Qué hace un chico donde no hay riesgo, dificultad, enfrentamiento, lucha, la sensación embriagadora de competir y ganar, la rabia de perder y sentirte humillado, la rapidez del olvido y saber que puedes pelearte con tus amigos un instante y abrazarte el próximo mientras te limpias la sangre que cae de la nariz?

    Vuelvo a lo de siempre ¿qué somos?, ¿Qué hubo nunca que fuera fácil y valiese la pena? ¿Para pasar veinte años desde las manos de la cuidadora rumana a las de una cabeza de familia monoparental que apenas puede con su propia vida? ¿Todo es relativo, como explica Rorty para poder explicarse él mismo?

    Esto que hacemos hoy con los niños y las niñas tiene tintes destructivos. Tanto que quizás no somos capaces de entender el precio que se paga por esta ideología que en vano se nos trata de pasar por género gramatical.
    Eso sí que es maniqueo: dictar el bien y el mal desde el estado y obligar a su cumplimiento. Algo que el catolicismo lo lleva intentando abandonar desde S. Agustín de Hipona y hoy lo han resucitado desde el laicismo convertido en norma de obligado cumplimiento.

    Todas esas pobres niñas forzadas a comportarse como si pseudo-varones debieran ser. Todos esos pobres niños varones incapaces de expresar su naturaleza o sus intereses son causa no menor de lo que hoy se vive. Desde la sequía de la música y las artes al hundimiento de la cultura del riesgo sin la cual lo mejor, sin duda, es ser funcionario. ¿Ha llegado la era de la nada?

    Poderosa correlación cuyo coste social y cultural ni se estudia ni se reconoce."

    Alberto

    ResponderEliminar
  11. Anónimo10:27 p. m.

    Perdonad que cambie de tema, pero al leer esta noticia me he acordado de lo que dijo Bibiana Aido sobre que gran parte del fracaso en el modelo económico se debía a haber dejado de lado a las mujeres en el mercado laboral:

    http://www.expansion.com/2011/09/28/empresas/banca/1317163272.html?a=2a1ef663524881181447254ed4333fdf&t=1317240652

    Aprovechados y malos gestores los hay en ambos sexos. Aunque supongo que las feministas argumentarán que no era su culpa porque imitaba los compartamientos de los hombres que la rodeaban.

    Pablo

    ResponderEliminar