Twittear

29 septiembre, 2011

Madres y sexismo



las madres son transmisoras de sexismo hacia sus hijos e hijas en mayor grado que los padres.


7 comentarios:

  1. Otro estudio interesante:

    "Según el U.S.A. Department of Health and Human Services, Administration for Children and Familie, National Center on Child Abuse and Neglect, 1996, en contraste con los hijos que conservan el trato con su padre, los hijos que crecen sin conservar el contacto y relación con su padre, son:

    5 veces más propensos a cometer suicidio.
    32 veces más propensos a irse de casa.
    20 veces más propensos a tener desórdenes de conducta.
    14 veces más propensos a cometer actos de precocidad y abuso sexual.
    9 veces más propensos a abandonar los estudios.
    10 veces más propensos a abusar de substancias químicas y drogas.
    20 veces más propensos a acabar en prisión.

    ResponderEliminar
  2. Bien que lo pongan en lenguage científico, No es ninguna novedad. El hombre machista y misógino tiene un "edipazo" mal superado. Es aquel que dice "todas son unas putas" y luego añade en voz más baja "menos mi madre (y, a veces) mi hermana". ¿Donde aprendió el trato con lo femenino? ¿Qué imagen adquirió de lo femenino? La transmitida por mamá. A una mujer resentida le corresponde un hombre machista y viceversa. Uno con su frustración y su ira, la otra con su manipulación y victimismo. Tal para cual
    Tampoco es ninguna novedad que "La madre aparece como una figura de mayor influencia". Nuestras feministas, con su influencia en la legislación, se aseguran que así continue, con los resultados que nos trae Plutarco.
    Así aumenta el nº de hombres perdidos de si mismos ("machistas cabrones...") que justifica el incremento de la legislación misándrica, en un círculo vicioso perverso, como cuando la inquisición estimulaba la brujería que a su vez alimentaba a nuevos inquisidores

    ResponderEliminar
  3. Lo que resulta sorprendente Enric, es que siendo tan infundadas las bases culturales y antropológicas de una orientación ideológica como la perspectiva de género, con su permanente acusación contra el varón y la total exculpación de la mujer, haya llegado tan lejos como lo ha hecho en países como el nuestro hasta el punto de convertirse en filosofía de Estado que rige para todas las esferas de lo político, lo social y lo cultural.

    Como decía un comentario en la entrada anterior referido a la feminización de la enseñanza y los niños y niñas que no se tropiezan con la figura masculina hasta los 12-13 años:

    “Esto que hacemos hoy con los niños y las niñas tiene tintes destructivos. Tanto que quizás no somos capaces de entender el precio que se paga por esta ideología que en vano se nos trata de pasar por género gramatical.
    Eso sí que es maniqueo: dictar el bien y el mal desde el estado y obligar a su cumplimiento. Algo que el catolicismo lo lleva intentando abandonar desde S. Agustín de Hipona y hoy lo han resucitado desde el laicismo convertido en norma de obligado cumplimiento.”

    ResponderEliminar
  4. Siempre merece la pena una visita a la bitácora de Absurdistán, en este momento con más interés si cabe por la actualidad e interés de los temas que trata:

    http://www.absurdistan.eu/

    ResponderEliminar
  5. Efectivamente, interesantes las dos últimas entradas de absusrditan. En un viaje que hice hace cinco años a Japón también me espetaron que estaba pasando con los homicidios de mujeres en España. ¿Por qué la percepción de este problema en otros países sobre España es casi como si estuviéramos en una guerra abierta a pesar de tener una de las tasas más bajas de homicidios femeninos y de violencia general (sin que esta estadística sirva de consuelo, aunque si ayude a poner en perspectiva el problema)?. Absurdistan aventura la explicación en su entrada.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo10:21 a. m.

    Hola, amigos. Echadle un vistazo a esta perla que me he encontrado en la red. En la leonera mental del feminismo de género vale absolutamente todo:
    http://www.nuevodigital.com/nuevodigital.php/leer/del_abajo_los_sujetadores_a_la_silicona_como_derecho_las_armas_de_mujer_aho/

    Raus.

    ResponderEliminar
  7. Humberto1:07 p. m.

    Plutarco, en la línea de lo que te ocurrió en Japón, te cuento lo que presencié en TVE hace unos años. Se organizó un festival musical para luchar contra la violencia machista (en el que, por cierto, todas las artistas eran mujeres, los hombres sólo eran admitidos como compradores de entradas: curiosa forma de promover la igualdad). Pues bien, una de las cantantes se marcó un mítin sobre lo mucho que sufrían las españolas, y cómo las mujeres de todo el mundo se solidarizaban con ellas y esperaban impacientes que terminara esta lacra que asolaba a España, etc.. Pues bien, quien decía esto era, agárrate, Julieta Venegas, ¡mejicana!. Un favor más que les debemos al aparato feminista: haber calumniado a los hombres españoles, adornándonos con una imagen internacional de violentos, que no merecemos en absoluto.

    ResponderEliminar