Twittear

12 agosto, 2013

¿Es inútil la denuncia de discriminación salarial?

En las sociedades esclavistas los trabajos duros y pesados, los trabajos que los patricios no querían para sí eran desarrollados por los esclavos. Salvando las distancias, porque la nuestra no es una sociedad de ese tipo, el neofeminismo parece como si concibiera una sociedad constituida únicamente por patricios olvidando a todos aquellos que desarrollan los trabajos duros y pesados, los peor remunerados y en los ámbitos donde algunos derechos como el de conciliación de vida familiar y laboral no solo parece un sueño para hoy sino para cualquier otro momento del futuro.  Las condiciones a igualar según ellas sería con los varones que desempeñan los mejores empleos pero olvidando completamente a toda esa franja de población que ha de realizar los trabajos que los demás no quieren. 

Pero la cuestión que quería plantear en esta entrada es otra,  es la de si pierde el tiempo el neofeminismo cuando denuncia la discriminación salarial femenina aun cuando se trata de una idea falaz. Mi respuesta es que no, que cuando el neofeminismo denuncia la brecha salarial de género y, a estos efectos, da igual si lo hace a sabiendas o no de que se trata de una falacia, está consiguiendo otros objetivos nada desdeñables: el primero, mantener la idea de la discriminación de la mujer allí donde ésta se encuentre, en este caso el mundo laboral.

Y da igual que el pagador sea el Estado o una empresa privada, que se trate de los sueldos de las juezas, las maestras, las administrativas o las señoras de la limpieza en una empresa privada, la discriminación siempre está ahí para la mujer. Siempre está ahí porque el patriarcado a quien discrimina es a la mujer. Que la práctica totalidad de los accidentes graves o muy graves y los con resultado de muerte a quienes tengan por protagonista sea a los varones no altera nada ese prejuicio tomado como premisa universal que no necesita demostración. Tampoco todos los otros aspectos del mundo del trabajo que castigan al varón.

Pero igualmente consigue otros objetivos no declarados como esconder la profunda dualidad por sexos del mercado de trabajo, dualidad en la que quien con diferencia sale peor parado es el varón,  incluso intentar establecer ideas como que los sueldos debieran estar en relación con el título educativo sin importar lo demás (si esto fuese así adivínese quien ganaría por goleada) y sobre todo que, cuando la situación se invierta lo que ahora se describe como desigualdad se convierta en la situación merecida y justa. Así al menos está sucediendo en todos aquellos sectores en que las féminas copan porcentajes de ocupación superiores ya no al 50%, sino al 70% o al 80%.

Lo que el neofeminismo está diciendo es que el hecho de que la mujer decida o no trabajar fuera de casa, se incorpore más tarde al trabajo y se retire antes, solo acepte determinados puestos de trabajo rechazando los de riesgo y esfuerzo, los que se ejercen a la intemperie y los más estresantes; que se acoja a los públicos con preferencia sobre los privados y  rechace los que no le gustan, lo que al prescindir de todos estos matices está diciendo, es que todas esas cosas no deberían significar nada porque lo único a igualar sería la remuneración. De nuevo el modelo con el que trabajan esconde una profunda asimetría  como ya es norma en este tipo de feminismo y, como siempre, quienes no aparecen son quienes verdaderamente trabajan: las personas, porque la dialéctica que interesa es la de los sexos (perdón quise decir géneros) y ahí ya casi todo vale.  

12 comentarios:

  1. Anónimo10:06 a. m.

    Con el dinero de todos se paga esta revista de la que se editan 100.000 ejemplares

    http://www.juntadeandalucia.es/institutodelamujer/index.php/publicaciones/revistas/meridiam

    He buceado un poco por el último número y se me ha quedado cara de estafado.

    Alberto

    ResponderEliminar
  2. "Yo hago porno y lo lleno de valores". Erika Lust. Directora sueca de porno para mujeres afincada en Barcelona. Entrevista, llena de perlas, publicada hoy en El Mundo.

    ResponderEliminar
  3. Recientemente salió esto en El País:
    http://elpais.com/elpais/2013/08/09/eps/1376044290_250638.html
    Ahora ya sabemos que también en el porno hay asimetria, está por un lado el bueno que es el que hacen las feministas y luego está el repugnante.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo6:48 p. m.

    En los Estados Unidos, la profesora de Universidad Christina Hoff Sommers ya lleva años denunciando la educación de los niños en la vergüenza de ser hombres, por ejemplo en su libro “La Guerra Contra los Niños”.
    Por esta razón, cada día da “mejor” imagen, más ventas y más votos, estar contra los varones, aunque sean niños, impedir que los profesores velen por sus derechos, ignorar su mayor fracaso escolar respecto a las niñas, su mucho mayor índice de abandonos, de enfermedades psíquicas, de drogadicción, de suicidios, de mortalidad juvenil, de encarcelamientos (más de 5 veces más presos que con Franco), etc. Los niños en las escuelas están más indefensos que en casa.
    Raúl

    ResponderEliminar
  5. Anónimo11:53 p. m.

    Perdón por desviarme del tema central del artículo. En Alemania la nueva reivindicación feminista es que el género gramatical femenino pase a ser el único a utilizar cuando se trate de referirse tanto a varones como a mujeres. Por el momento, ya queda consagrado este uso en los nuevos estatutos de la Universidad de Leipzig. No resulta difícil augurar que tal práctica será rápidamente imitada en España. En Alemania, por cierto, sigue existiendo el servicio militar obligatorio sólo para varones, y en un futuro próximo no sería de extrañar que la legislación alemana sobre tal tema acabe diciendo algo así como que "sólo las mujeres de sexo masculino están obligadas a hacer el servicio militar" (sin que tal cosa, desde luego, pueda ser interpretada de ninguna manera como una discriminación sexista).

    http://www.dw.de/german-university-opts-for-gender-neutral-language/a-16865989

    Athini Glaucopis.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo12:51 p. m.

    Maquila obliga a empleados a "usar pañales" para no perder tiempo al ir a los baños
    http://www.hondudiario.com/?q=node/1318

    Este es el titular de un periodico online de Perú, donde se puede ver una aberrante foto de pobres obreros (todos hombres) durante el trabajo en pañales.
    ¿Quien tiene la culpa de que todas estas aberraciones, humillaciones, discriminaciones, matanzas cuando les ocurre a los varones,o no se denuncie, se intente ocultar y por tanto no se sepa?
    Victor.

    ResponderEliminar
  7. El tema del lenguaje Athini encierra mucho más de lo que en principio pudiera parecer. Si no me equivoco el alemán usa tres términos para designar a las personas: uno masculino, otro femenino y un tercero para referirse a los humanos en general, con lo que parece menos comprensible esa medida.

    ResponderEliminar
  8. Anónimo12:08 p. m.

    AHORA, TODOS LOS HOMBRES (VARONES) PADECEMOS EL MACHISMO MODERNO QUE ES UNA PREVERSA VARIANTE DEL MACHISMO TRADICIONAL.
    Según el machismo antiguo, el hombre era el "sexo fuerte" que debía ser valiente y esforzado, despreciando su propia vida en defensa de las mujeres (el "sexo débil").
    Así, si había guerra, el hombre era obligado a combatir. Si el barco se hundía, los botes salvavidas eran para las mujeres, y el ancho mar para los hombres.
    Según el machismo perverso actual, el hombre, más que fuerte, es prepotente, y cabalga alegremente a costa de las sufridas mujeres, que lo tienen todo peor.
    Por lo tanto, este machismo tampoco puede tomar en serio que los niños estén más inadaptados en la escuela, que sufran la mayor parte de los castigos mayores y que tengan un rendimiento mucho peor, y unas peores prespectivas de futuro.
    ¡No, no! ¡"Los verdaderos hombres no tienen ningún problema"!, -grita el nuevo machismo. Y si lo tuvieran, no deben llorar, ni quejarse, recuerda el machismo de siempre.
    Por lo tanto, si antes los niños eran educados en la prohibición de llorar, ahora son educados en la prohibición de poder pensar en su derecho a la igualdad. ¡Son hombres! ¡Faltaría más que tuvieran que recurrir a sus derechos! ¿No les basta con ser hombres?
    Por esta razón se mantuvo el Servicio Obligatorio sólo-para-varones durante 24 constitucionales años (1978-2002) sin que "oficialmente" nadie viera su contradicción con la prohibición de toda discriminación por razón de sexo.
    Raúl

    ResponderEliminar
  9. Anónimo9:55 a. m.

    El PSOE busca votos con la violencia de género

    http://padresdivorciados.blogspot.com.es/2013/08/el-psoe-busca-votos-con-la-violencia-de.html

    Alberto

    ResponderEliminar
  10. Anónimo8:56 a. m.

    Un crimen que tiene todos los elementos para ser noticia, sobre todo en estos meses de verano: un inventor que aparece asesinado en una isla, pasiones desatadas con la oposición de la familia… Pero la presunta asesina es una mujer, por lo que el asunto sólo aparecerá en algún "breve" de las páginas pares de algún periódico local:

    http://www.farodevigo.es/sucesos/2013/08/20/viguesa-confeso-haber-matado-novio/863400.html

    (Athini Glaucopis)

    ResponderEliminar
  11. Elena Valenciano ha dicho que eso que sugieres Athini de ningún modo podría ser, que si en la violencia de pareja el asesinado fuera él se removería Roma con Santiago y que cada muerte causaría una conmoción y no pasaría lo que pasa con las muertes de mujeres que pasan en silencio.

    ¿Por cierto, esta señora se referiría a este país o en realidad hizo las declaraciones que hizo pensando en otro?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo11:58 a. m.

      Sí, Elena Valenciano, la misma que afirma que tiene "estudios de derecho y de ciencias políticas", aunque se olvida de añadir que no terminó ninguna de las dos licenciaturas. Esta gente sí que sabe de lo que es la ley del silencio.

      (Athini Glaucopis)

      Eliminar