Twittear

10 enero, 2012

Silencios clamorosos


Las preguntas de la entrada anterior tienen sin embargo su correlato en silencios clamorosos que tienen que ver con la pretensión neofeminista de negar esos incontestables avances de la condición femenina en los que ha habido más bien  “facilidades” y no tanto “persecuciones” de la “sociedad patriarcal” para conseguir en apenas 30 años una situación  en el terreno laboral y de la ocupación femenina que, para el caso del varón, llevó 150 años de durísima adaptación al mercado capitalista más toda la experiencia histórica de los oficios y empleos tradicionalmente masculinos.

Y el resultado está ahí, las mujeres están empleadas muy mayoritariamente en puestos relacionados con lo público (administración, sanidad, educación, trabajos relacionados con el derecho y la justicia, etc.) y las tareas administrativas y el comercio,  en condiciones que, solo desde una gran soberbia como la que se gasta el neofeminismo y quien ha prescindido de cualquier otro análisis que no sea su egoísmo y su género, se pueden calificar de discriminatorias. Y otro tanto podríamos decir de la incorporación masiva y con ventaja a la Universidad y la educación en general. Y no digamos ya al consumo, donde con mucha diferencia se llevan la palma o la situación de crisis presente, donde los palos están cayendo casi todos del lado masculino como se visualiza muy bien en esas filas de gentes a las puertas de los comedores sociales.

Visto desde esta perspectiva resulta escandalosa la guerra de sexos abierta por este feminismo y la pretensión de cerrar  los ojos a todo lo demás para no ver más que violencia contra las mujeres por todas partes olvidando, como ya es su costumbre, todas las otras que por lo visto  no interesan, particularmente las que tienen como principal víctima a los hombres: suicidio, accidentes laborales, conflictos sociales de todo tipo, sean armados o no,  o las perpetradas en mayor medida por ellas: contra los niños, los ancianos o los dependientes. 
Las víctimas femeninas lo son del patriarcado, las masculinas del infortunio o su mala cabeza. Cuando muere una mujer muere una mujer, cuando lo hace un hombre, muere una persona o un trabajador o quizá el conductor de un vehículo.

El neofeminismo, por motivos que para mí son una completa incógnita, ha decidido en el momento que la mujer ocupa posiciones hace nada  impensables, adoptar como arma una agresividad contra el varón difícilmente justificable: como dice Elisabeth Badinter como si del fascismo o el racismo se tratara, alejando de ese modo ese “contrato social” del que a veces dice que habla y echando por tierra una trayectoria histórica que no se merecía una etapa como la actual.  A los hombres nos queda reflexionar sobre esta situación y no solo decir lo que opinamos de un proceder así, también ofrecer nuestro punto de vista y cuando sea el caso nuestras alternativas.

20 comentarios:

  1. Merece la pena echar una ojeada a las informaciones contenidas en este enlace relacionadas con las diferencias entre hombres y mujeres

    http://sociedad.elpais.com/sociedad/2012/01/09/actualidad/1326141367_507406.html

    ResponderEliminar
  2. Ayer Pepa Bueno, habló de violencia doméstica. Era para definir las circunstancias que habían provocado la orden de alejamiento de una madre con su hija pre adolescente. En una discusión entre las dos hubo agresiones verbales y físicas mutuas. La madre ha sido multada con 200 euros. El mismo episodio, con el padre de protagonista, creo que hubiera escapado a la definición de "violencia doméstica" de Pepa Bueno.

    Recordemos que según el estudio sobre violencia doméstica que realizó el Instituto Reina Sofía, las madres eran responsables de más del 60% de las agresiones a hijos e hijas. De los 23 asesinatos de hijos perpetrados el año pasado, 19 fueron protagonizados por sus madres. Otras estadísticas señalan que los hogares monoparentales regidos por una mujer son los que mayores niveles de conflictividad intrafamiliar muestran. Estas estadísticas se suelen maquillar diciendo que hay otras variables que no se suelen tener en cuenta, variables que desaparecen cuando de lo que se trata es de encausar conductas masculinas.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo8:41 a. m.

    Y, hablando de silencios, nota cómo hoy, en La Voz de Galicia, sí se da la noticia de que las lesiones de cierto bebé, actualmente en estado muy grave, son antiguas y se originaron probablemente en el parto mismo:

    http://www.lavozdegalicia.es/noticia/galicia/2012/01/10/familia-descarta-malos-tratos-bebe-corunes/0003_201201G10P12991.htm

    Pero en ningún momento se recuerda hoy que ayer mismo el padre, que estaba al lado de su hijo en la sección de cuidados intensivos, fue "invitado" por la policía a ir a comisaría al padre para "tomarle declaración.

    (Athini Glaucopis)

    ResponderEliminar
  4. El hombre ha sido declarado ser sospechoso Athini. No tengo todo el tiempo que haría falta para seguir algunas noticias de las que conoces el inicio, cuando se publica una sospecha pero de la que no acabas conociendo el desenlace porque terminan desapareciendo del foco informativo, o sencillamente no lees ese día la prensa.

    Tampoco tengo informaicón de que a algún periodista se le haya ocurrido la idea, aun cuando me parece que ahí hay un verdadero filón para un buen reportaje.

    Estoy pensando en ese padre que estando pescando con su hijo en el mar la embarcación dió un vuelco y solo se salvó él y sobre el que pesa una acusación de "denegación de auxilio". La verdad me gustaría saber cómo termina ese caso.

    Recuerdo un información del año pasado referida a un padre que, mientras paseaba con su esposa, vio que sus hijos corrían peligro en el mar se lanzó a su rescate y para su desgracia el que se ahogó fue él, la información que nos llegó desde la televisión pública es la de que se había ahogado "mientras" nadaba con sus hijos.

    ResponderEliminar
  5. Emilio, te invito a que vistes la página del Instituto Nacional de Estadística y busques los índices de pobreza por sexo de los tres últimos años (el último, es provisional). Los datos no indican que 'los palos estén cayendo casi todos del lado masculino'.

    ResponderEliminar
  6. Efectivamente si miras La Tasa Relativa de pobreza, encuentras una brecha de género en perjuicio de las mujeres para 2010 de 1’6 puntos (21’6 para mujeres; 20 para hombres); pero si no te quedas en ese índice muy precario como el propio INE reconoce en este documento: http://www.ine.es/daco/daco42/sociales/pobreza.pdf por ejemplo este párrafo: “Como es obvio, en estas encuestas no se recoge información de personas sin techo ni de personas que viven en instituciones, por lo que los individuos de estos dos colectivos, que están afectados por la pobreza con mayor frecuencia que el resto de la población, no forman parte de las mediciones que habitualmente se realizan de la misma.”

    Los que están a la cola de los comedores sociales, los sin techo, los que todos vemos en la calle un día sí y otro también, los que se mueren de frío (4 en la ciudad de La Coruña recientemente y en el breve plazo de 2 semanas), y de los que cualquier ciudadano tenemos experiencia directa porque están en cualquier ciudad, esos es posible que no figuren en la anterior tasa pero todos sabemos que están ahí, incluso los podemos ver en reportajes televisivos y lo que más llama la atención es que dentro de ese grupo cada vez más hay personas con estudios, con una apariencia de gente corriente y moliente y que no ha mucho tenía un trabajo y en un muchos casos una familia con la que convivía.

    En relación con los palos no hay duda tampoco que la actual crisis se ha llevado por delante muchos más empleos masculinos que femeninos, prácticamente todo el empleo de la construcción) y que por contra se ha creado más empleo (básicamente en el sector público) femenino que masculino. De hecho excepto en tasa de actividad, el resto de los índices están prácticamente todos empatados cosa que distaba de suceder antes de la crisis. Los palos esta crisis los ha dado casi todos del lado masculino aún cuando evidentemente entre los 5.000.000 de parados haya mujeres y hombres.

    ResponderEliminar
  7. Interesante precisión estadística la tuya, Emilio, que es extrapolable a otros países occidentales afectados por la crisis. Para EE.UU las estadísticas, por ejemplo, son muy similares a las que mencionas, con una tasa de actividad femenina que por primera vez, en algunos tramos de la crisis, ha superado a la masculina.

    En realidad, entré para poner el enlace de este articulo, publicado en El País, y que enlaza con la discusión que hemos mantenido en otra entrada sobre el documental noruego y el culturalismo extremo que domina el entorno académico de las llamadas ciencias sociales en aquel país (y en el nuestro):

    http://www.elpais.com/articulo/sociedad/Pasados/distintos/elpepisoc/20120110elpepisoc_3/Tes

    El artículo termina con la siguiente frase:

    "Oscuras o no, si hay diferencias entre sexos, negarse a verlas no es igualitarismo, sino mera ceguera. Ignorar las leyes físicas solo sirve para romperse las piernas."

    ResponderEliminar
  8. Anónimo10:59 p. m.

    Este artículo de Carmen Calvo en El País define claramente la posición de lo que Emilio llama neo-feminismo. En primer lugar, no define cuáles son los problemas para que no se alcance la "Igualdad" (observad que lo pone en mayúscula) para luego culpar a los hombres de la situación y a los políticos en general. La verdad es que da pena que el debate se establezca en esos términos.

    http://www.elpais.com/articulo/opinion/mayusculas/Igualdad/elpepiopi/20120110elpepiopi_4/Tes

    (Pablo)

    ResponderEliminar
  9. Anónimo11:42 p. m.

    Querida Cristina, te agradezco mucho tu sugerencia, aunque tengo que reconocer que, debido a mi indudable inexperiencia, me ha costado mucho encontrar los índices de lo que yo denominaría (informalmente) "pobreza severa", que creo que son los que resultan especialmente pertinentes para lo que he leído en las entradas de Emilio.

    POBREZA RELATIVA
    De lo que he encontrado, y con facilidad, muchísimos datos es sobre la "pobreza relativa" (que creo que se refiere a aquellas personas que tienen, ingresos per capita inferiores al 50% de la media). Necesitaría muchas horas para revisar estos datos, pero creo que, especialmente si no se diferencia por edad, no hacen falta muchas estadísticas para tener ya de antemano la seguridad de que las mujeres van a presentar tasas de "pobreza relativa" mucho más elevadas que los varones, aunque solo fuera porque debido a, por una parte, su mayor longevidad y, por otra, al hecho de que las mujeres de las cohortes de edad actualmente más antiguas no han estado en su día afiliadas a la Seguridad Social, necesariamente tiene que haber una proporción mucho más alta de mujeres que de hombres en los niveles de menores ingresos. No digo, por cierto, que éste sea el único factor relevante, también tiene que pesar mucho el hecho de que sea mucho mayor el porcentaje de mujeres que de hombres a la cabeza de los hogares monoparentales, etcétera.

    Insisto en que no quiero decir que no sean relevantes estos datos sobre la "pobreza relativa". En cualquier caso, a mí me interesaría especialmente poder hacer comparaciones diacrónicas por cohortes de edad, pero eso sería un tema demasiado complejo para substanciarlo en un mero comentario.

    POBREZA SEVERA
    Ahora bien, ¿siguen siendo las mujeres las principales afectadas por la "pobreza severa"? Aceptando la definición de "pobreza severa" como ingresos per capita inferiores al 25% de la media de la población (veo que es como la define Cáritas), a mí me parece 'a priori' verosímil que la proporción de mujeres afectadas siga siendo superior a la de los hombres, aunque también creo que, al menos en un país como España, estas diferencias ya no serían tan pronunciada como las que se dan en la pobreza relativa. Pero, como te digo, no tengo datos.

    Incluso en un estudio hecho declaradamente desde la "perspectiva de género" (y presentado a un congreso de "Economía Feminista"), después de darle muchas vueltas a los datos, se admitía en una de las conclusiones que: "Hay cierto equilibrio en la intensidad de la pobreza entre los hogares encabezados por mujeres y los encabezados por hombres cuando se trata de pobreza grave. En cambio cuando nos acercamos al bienestar, es decir, en situaciones de pobreza moderada, la intensidad de la pobreza es mayor en los hogares que encabezan mujeres."

    (La citada ponencia puede leerse aquí:
    http://www.unizar.es/economiafeminista/comunicaciones/area_3_condiciones_vida/Maria_Luz_DE_LA_CAL_BARREDO_comunicacion.pdf )

    Aunque supongo que no será exactamente lo mismo que la "pobreza severa", seguramente pueden ser indicativos los datos de la "tasa severa de privación de bienes materiales" (la fuente es la "Encuesta Europea de Ingresos y Condiciones de Vida"). Se pueden encontrar en este enlace:

    http://www.ine.es/jaxi/tabla.do?path=/t00/mujeres_hombres/tablas_1/l0/&file=s02024.px&type=pcaxis&L=0

    En mi opinión, los datos más relevantes para el tema de esta bitácora serían los del grupo de edad entre los 18 y los 65 años (y, naturalmente, los relativos a España), que son los siguientes:

    Año 2008
    -- varones: 2,7
    -- mujeres: 2,5
    Año 2009:
    -- varones: 3,5
    -- mujeres: 3,5

    Si no nos limitamos a este grupo de edades, entonces los datos serían los siguientes:

    Año 2008
    -- varones: 2,6
    -- mujeres: 2,5
    Año 2009:
    -- varones: 3,5
    -- mujeres: 3,4

    Tal vez podamos comentar más datos, pero para ello sería bueno tener "editada" la tabla estadística.

    (continúa)

    ResponderEliminar
  10. Anónimo11:43 p. m.

    (continuación)

    PERSONAS SIN HOGAR

    Si hablamos de lo que podríamos llamar "pobreza extrema", y que yo identificaría con los "sin techo" (y sé que no estoy usando aquí una terminología rigurosa), yo ya daba por descontado de antemano que en este caso el número de varones podría superar, e incluso ampliamente, al de mujeres (hablo, desde luego, de España). Y efectivamente, después de mucho rebuscar encuentro datos sobre "personas sin hogar" en el INE, aunque muy poco actualizados (son del 2005), que confirman ampliamente mis sospechas: el 83% son varones. Aquí está el vínculo para estos datos:

    http://www.ine.es/jaxi/menu.do?type=pcaxis&path=/t25/p454&file=inebase&L=0

    Por cierto, veo que en un país como Dinamarca la proporción por sexos de las personas sin hogar es semejante a la de España: allí están registrados como tales 23.040 varones frente a 9.671 mujeres. Como nos cuentan aquí:

    http://www.agenciasinc.es/Noticias/La-tasa-de-mortalidad-de-los-sin-techo-es-seis-veces-mayor-que-la-del-resto-de-poblacion

    Por desgracia, tampoco en este aspecto se nos ofrecen datos para que podamos establecer comparaciones sobre la evolución temporal.

    En fin, espero que esta información pueda ser interesante. A mí, desde luego, sí me lo parece, y le agradezco a Cristina el haberme puesto sobre la pista de ella.

    Athini Glaucopis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Athini, datos publicados hoy, 26-01-2012, y que completan tus estadísticas y las de Emilio sobre el diferente impacto de la crisis en hombres y mujeres: "Por sexos, la disminución interanual (2011-2012) del empleo entre los hombres (404.000 menos) es muy superior a la de las mujeres (196.600), lo que significa que se está perdiendo empleo ‘tradicional’, lo que hay que vincularlo al deterioro del tejido productivo". ¿Alertará esto a nuestras autoridades sobre la necesidad de crear medidas activas de empleo para los hombres o se seguirá en programas que animen, mayoritariamente a las mujeres, a ser "emprendedoras" (término que parece ser que gusta más que el de empresarias)?.

      Eliminar
    2. Quizá merezca la pena poner el enlace a la noticia:
      http://www.elpais.com/graficos/economia/Evolucion/mercado/laboral/elpepueco/20120127elpepueco_1/Ges/

      Eliminar
  11. Había leído el artículo Pablo, pero me pareció que en base a él era imposible cualquier debate en el que sea posible precisar de qué se está hablando, comenzando por el primer párrafo:

    "Por qué no hemos alcanzado la Igualdad? Tal vez esta interrogante no se formula tan abiertamente porque de ese modo nos ahorramos asumir las responsabilidades de la respuesta. La igualdad entre hombres y mujeres no llega porque requiere previamente la conmoción de algunos de los pilares en la estructura de todo el orden social establecido. Si la igualdad está éticamente residenciada en la moral y moralmente, en la política de los valores, no basta solo con las arduas decisiones legislativas, y con los compromisos políticos, sino que necesita de la convicción profunda de que no es democracia plena y verdadera sin nosotras."

    Pero, no vayamos a pensar que algo así carece de cualquier sentido y propósito. A pesar de la nula concreción sobre cualquier cosa: hay dos mensajes, ella decide qué es igualdad y las condiciones para la alcanzarla y lo hace de modo que jamás podrá entrar en contradicción con nada, pues qué significa: “la conmoción de algunos de los pilares en la estructura de todo el orden social establecido.”, o esta otra: “sino que necesita de la convicción profunda de que no es democracia plena y verdadera sin nosotras.”

    En este otro párrafo: “Es obvio que el orden de los factores que componen la arquitectura de la agenda política de la democracia se inicia por la economía y la producción de las cosas, y es, el capitalismo y sus componentes, desgraciadamente la única fórmula organizadora de esta sociedad. Esta ha sido también la construcción patriarcal y masculinista, que olvida políticamente que la vida no arranca en el mercado, sino en el paritorio.”

    Comienza señalando al capitalismo como una construcción patriarcal y masculinista lo cual significa que no entiende nada de lo que representa tal sistema económico, y que los varones somos muy poderosos, pero no fundamos sistemas económicos como quien planta cebollas, es más, muchos otros varones intentaron acabar con él y no han podido y el último intento de Sarkozy de refundarlo, todos vimos en qué ha quedado, pero acabar atribuyéndole la condición de arranque de la vida, tengo que reconocer que me desborda completamente y sólo soy capaz de ver en esa expresión un intento más de seguir alimentando la guerra de sexos y aprovechar ese Pisuerga para contraponer hombre y mujer ante los hijos y la descendencia, pero esto tampoco representa nada nuevo.

    ResponderEliminar
  12. Humberto12:29 a. m.

    El artículo de Carmen Calvo es de lo peor que he leido en mucho tiempo. No me refiero al contenido, más de lo mismo, sino a la redacción; tan farragosa, rígida y grandilocuente que llega a ser cómica.
    Creo que ya sé quién escribió las instrucciones de mi MP3, fabricado en Taiwan.

    ResponderEliminar
  13. Athini, el análisis que haces es muy interesante. Si no puse los enlaces a la página del INE en mi anterior comentario fue porque no sabía como hacer que apuntaran a las encuestas específicas. Pero bueno, el hecho es que parece que la pobreza, desgraciadamente, está aumentando y que las personas sin hogar son mayoritariamente hombres. Al mismo tiempo, no parece que haya diferencia significativa por sexo en cuanto a la llamada pobreza severa. Es verdad que por la situación precaria de estas personas es muy difícil tener estadísticas fiables pero por ejemplo sabemos que hay más mujeres que hombres alojadas en la red de centros para personas sin hogar, quizás porque las mujeres tienen más urgencia en buscar cobijo por ser en general más vulnerables a las agresiones... aunque no hay duda de que estar en la calle no es plato de gusto para nadie. Después hay un nuevo perfil de hombre sin hogar relacionado con los divorcios y la vivienda familiar que queda para los niños (y su madre, claro). Hay situaciones muy difíciles, cierto, ahora bien, la afirmación de que la crisis está golpeando más a los hombres no se ajusta a la realidad. Emilio, colaboro con Cáritas y te puedo asegurar que las personas que se acercan a pedir bolsas de comida son mayoritariamente mujeres. A esas personas no las vas a ver porque se cuidan de que nadie conozca su situación, sobre todo si provienen de la clase media y nunca antes habían tenido que pedir ayuda, algo que cada vez es más frecuente. Hay informes al respecto pero en la red no encuentro nada actualizado.

    Como he escrito otras veces en esta bitácora, creo que veis una realidad distorsionada. ¿Que hay mujeres que también la distorsionan a su manera? Pues evidentemente, pero una cosa no quita la otra.

    ResponderEliminar
  14. Es curioso el titular de la noticia a la que alude Emilio en el primer comentario de esta entrada: “Hombres y mujeres, ¿dos naturalezas?”. “La ciencia halla mayores diferencias en la personalidad de lo esperado”.

    De lo esperado, imagino, para los ideólogos/as de género de Prisa, que el común de los mortales contamos con ellas desde que el mundo es mundo. La tiranía de lo políticamente correcto ha impuesto una uniformidad de pensamiento expreso que ríete tú de la Inquisición, y los del pueblo hemos desarrollado un curioso ‘doblepensar’ que nos ayuda a evitar comentarios censurables por nuestros benévolos censoress al tiempo que aplicamos la sabiduría eterna en nuestra vida cotidiana.

    ResponderEliminar
  15. Cristina, parece que no tan distorsionada. Quizá matizable, porque estamos ante un tema de una enorme extensión y donde casi cada dato, cada afirmación, nos lo tenemos que procurar con un grandísimo esfuerzo porque muchas de las cosas que aquí se sostiene lo hacen contra esa "inmensa verdad oficial" empeñada en negarnos y sostener verdades que cada día se descubren menos verdad: techo de cristal, discriminación salarial femenina, el varón como único sujeto violento, amén de múltiples cuestiones relacionados con las garantías jurídicas de los hombres y la aplicación del habeas corpus en nuestro país.

    Por eso si tu afirmación es con la intención de situarnos al nivel de otras distorsiones he de decirte que no, que no está a igual distancia de la verdad quien niega la influencia de la biología, que quien no lo hace, por mucho que sea dificilísimo precisar el grado en que esa influencia se ejerce en cada momento.

    Admiro, sin embargo, tu valentía y tus aportaciones porque entiendo están hechas desde la honestidad y el deseo de un debate lo más fructífero posible, en el que todos tenemos algo que aprender.

    ResponderEliminar
  16. Un alegato femenino a favor de la custodia compartida, otro silencio clamoroso del neofeminismo:

    http://www.diariodemallorca.es/mallorca/2012/01/14/custodia-compartida-evita-sensacion-perdida-hijos/735849.html?utm_source=rss

    ResponderEliminar
  17. Anónimo7:27 p. m.

    Fijaos qué terrible machismo el de este hombre: ¿cuánto tiempo tendrán que soportar las pobres mujeres estas anacrónicas muestras de intolerable paternalismo?


    http://www.lavanguardia.com/sucesos/20120117/54244519379/costa-concordia-chaleco-salvavidas-murio.html

    (Athini Glaucopis)

    ResponderEliminar
  18. Anónimo1:19 p. m.

    Jack Celliers ha publicado una nueva entrada en "jugo de ladrillo" (para ver los comentarios pinchar en "recomendar a un enemigo" al pie del texto.

    http://jugodeladrillo.blogspot.com/2012/01/androcidio-para-cuando.html#links

    Arturo

    ResponderEliminar