Twittear

14 mayo, 2015

Feminismo y custodia compartida

Este país ha tardado décadas en reconocer el divorcio y solo lo ha hecho cuando en otros países constituía una costumbre antigua.

Algo parecido, aunque esta vez protagonizado por quienes se consideran en el polo ideológico opuesto: feminismo e izquierda, amenaza con  suceder con la custodia compartida.

Y puede  que  no lo consideren así pero su cerrazón e intolerancia parece  nacer del mismo  espíritu conservador y reaccionario que  caracterracterizó a quienes se oponían a cualquier avance  en las  costumbres con el pretexto de la religión. Hoy no es la  religión, es la ideología pero la contumacia y el resultado son los mismos.


6 comentarios:

  1. Anónimo8:52 p. m.

    Y no olvidemos, pese a lo que hoy se quiera hacer creer, que la "indisolubilidad del matrimonio" establecida no sólo por la Iglesia Católica, sino por los usos y costumbres de la mayoría de las sociedades antiguas, tenía como finalidad declarada garantizar los derechos de la esposa. Si hoy mismo el Estado dejara de ser omnipotente y no pudiera obligar 'manu militari' a los exmaridos a seguir pagando todo lo que se ven obligados a pagar, podemos estar muy seguros de que las organizaciones feministas estarían clamando otra vez por el matrimonio indisoluble tradicional.

    Athini Glaucopis

    ResponderEliminar
  2. Anónimo10:00 p. m.

    aunque no lo dices expresamente, queda claro que el matrimonio sigue siendo básicamente indisoluble a efectos de protección de los derechos/beneficios de la "exsposa"

    Arturo

    ResponderEliminar
  3. Todo lo que sucede en torno al género es cuando menos llamativo, se sigue llamando igualdad al diferente trato y la discriminación masculina, y la hipocresía da para tanto, que al tiempo que se pide mayor implicación de los varones en la familia se les niega el pan y la sal de todas las formas posibles.

    El permiso paterno no se puede ampliar por razones presupuestarias pero la Xunta de Galicia acaba de anunciar que el que sí puede ampliarse es el de ellas ahora 18 semanas cuando antes eran 16, y el Gobierno lo hace con la pensión de jubilación de las madres.

    ¿ de verdad un matrimonio pongamos por caso de dos profesores que han tenido hijos, a los que él ha dedicado tanto esfuerzo como ella merece esa discriminación a la hora de la jubilación?

    ResponderEliminar
  4. Anónimo12:32 p. m.

    Hay un hecho biológico que, inevitablemente, recae sobre la madre y sólo sobre la madre: el embarazo y el parto. Ni el más amante y abnegado esposo puede relevar en esto a la mujer. Hay otro hecho biológico que hoy usualmente se esquiva, pero que sería bueno recuperar, pese a que también es muy oneroso para la mujer: la lactancia materna. No creo que fuera injusto, sino todo lo contrario, que el conjunto de la sociedad (que, al fin y a la postre, precisa que sigan naciendo nuevos ciudadanos) reconociera y compensara en la medida de lo posible a cada una de las mujeres que los asume (es decir, a aquellas que realmente son madres: no a las mujeres por el mero hecho de serlo), del mismo modo que también sería justo que se compensara proporcionalmente a los varones que han asumido los deberes de la paternidad. No sé, en fin, si las pensiones de jubilación son la vía para ello, pero sí que creo que, de una u otra forma, habría que buscar vías de compensación (no indiscriminadas y proporcionadas). Nótese, en cualquier caso, que el discurso propio del feminismo hoy dominante es negar la importancia de la biología y aborrecer de la maternidad, por lo que el tipo de "compensaciones" que se reclaman no tienen nunca como destinataria a "la madre", sino, sencillamente, a "la mujer". Un ejemplo de ello, por cierto, lo tenemos ahora en Extremadura: cada mujer de una cierta edad, recibe anualmente una cantidad de dinero para compensarla de los sufrimientos de la Guerra Civil (sic), como si ésta no la hubieran sufrido también los varones. Tal medida, por cierto, es una iniciativa del PP, lo que demuestra hasta qué punto los más disparatados "memes" de "género" sirven tanto a la diestra como a la siniestra, si de cazar votos se trata.

    Athini Glaucopis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo Athini. Lo que pongo en cuestión es que la vía sean las pensiones de jubilación. Observa que nunca hay reconocimiento de la paternidad y se rechaza ampliar las las exiguas 2 semanas del permiso paterno porque no hay recursos pero sí hay para ampliar permiso y jubilación a las mujeres.
      Me parece muy grave que desde las instituciones del Estado se asuman las posiciones de género en está materia como sí de un credo se tratase.

      Eliminar
  5. En la misma linea y en concreto con lo dicho por Arturo, una vez que se conceden -con mucho esfuerzo, alto coste y con cuenta gotas- custodias compartidas, en las que se prevé lo que ha de suceder con los gastos extraordinarios de los hijos, cuando la madre -previsiblemente- quede en paro.
    Una vez que este hecho sucede, si la madre demanda "cambio de circunstancias" el mismo juzgador que antes dijo A, puede acabar diciendo B, sentenciando que, el padre vuelva a pasar una pensión de alimentos en favor de los hijos, -en la cuenta bancaria de la madre- y como sabemos, sin ninguna obligación de rendir cuentas ni al padre ni al hijo ni al Espiritu Santo.
    Constituyéndose en la práctica en una pensión compensatoria encubierta.
    ¿Qué obligaciones asume el progenitor que comparte la custodia pero no asume ningún coste?
    ¿Cuántas veces hay que divorciarse y disolver la sociedad de gananciales?
    Cándido

    ResponderEliminar