Twittear

20 diciembre, 2007

Hombres no machistas

Os animo a leer la carta publicada en El País de hoy con el título de: Hombres no machistas. Si a alguno se os ocurre algún comentario hacedlo llegar, creo que el texto de la carta ofrece un buen punto de partida para establecer un pequeño debate. Como no quiero quedarme a ver que pasa, os doy mi opinión. Estoy completamente de acuerdo con lo dice. Me sorprende además leer algunas de sus aseveraciones en un diario de gran tirada. Sólo matizaría una cuestión que plantea en su primer párrafo. Hay un momento en el que dice: "Es indudable que el modelo de superhéroe es vivido por muchos varones como un lastre, y que hoy respiran aliviados ante la oportunidad de renunciar a él".

No estoy seguro de que eso sea tan cierto. Creo que, en este caso, se vuelve a producir la misma contradicción que el autor de la carta señala un poco más abajo, entre un discurso oficial según el cual todos y todas vamos a ser iguales, para luego tropezarnos con una realidad en la que el discurso se disuelve como un azucarillo en el agua, y para según que cosas no está mal que el hombre siga asumiendo el rol tradicional. Espero vuestras opiniones

1 comentario:

  1. Anónimo2:45 a. m.

    A mi también me sorprende ver que estos temas se empiecen a tener en cuenta en grandes medios de comunicación. También es verdad que se trata de una carta al director, y si el periodico recibe cierto número de cartas sobre un tema, como sospecho que debe estar ocurriendo, es normal que decida publicarlas porque eso significa que es algo que interesa a sus lectores.

    En cuanto al contenido de la carta, creo que da en el clavo en señalar las contradicciones a las que tenemos que enfrentarnos.

    Oficialmente la mujer es oprimida por el patriarcado y es necesario demolerlo. El problema es que el patriarcado no existe. Como tú dices en tu blog, lo único que existe son las personas, y las leyes que intentan luchar contra ese patriarcado lo hacen a costa de meter a un grupo de personas, los hombres, en el saco de los culpables, con el resultado de pisotear por igual los derechos de todas esas personas, incluyendo a los inocentes.

    Creo que cualquiera que dedique algo de tiempo a analizar con honestidad lo que hace (no lo que dice) el feminismo verá todas sus contradicciones. En absoluto se trata de buscar la igualdad, sino que más bien parece la lucha por condenar a un colectivo que se considera culpable por tener un determinado sexo.

    Por lo tanto, hay que abandonar YA la idea de que el feminismo busca la igualdad (independientemente de que haya personas que se llaman feministas a si mismas que sí la busquen) y centrarnos en lo que el feminismo hace de verdad y que es lo que nos afecta.

    Por último, un artículo de Pilar Rahola que creo que es apropiado, y demuestra algo de esa honestidad de la que hablo.

    "Padres bajo sospecha", en http://www.pilarrahola.com/


    "La lucha de la mujer por la igualdad nunca puede ser la coartada para otra forma de discriminación. El feminismo, que tanto sabe de sufrimiento, tendría que ser el primero que levantara la voz contra esta otra forma de maltrato. Porque, o denunciamos los abusos en nombre de la mujer, o estamos convirtiendo una lucha justa en una forma de venganza. "

    ResponderEliminar