Twittear

20 octubre, 2010

La paridad y otras incoherencias

Escribía J.A. García Amado, antes de la remodelación del Gobierno, sobre la incoherencia de género de las candidaturas del PSOE para las municipales en Castilla-León. Es decir desconocía el resultado de la crisis de Gobierno que se ha llevado por delante la paridad, algo que, hasta ayer mismo, parecía un artículo de fe inamovible. Tanto, que los socialistas de Galicia han presentado una denuncia en los tribunales  porque el actual gobierno de la Xunta de Galicia no lo es.

Si no fuera porque se llevan por delante la paridad en el Gobierno, pero no las políticas nacidas al calor de esa onda feminista que hizo de los Gobiernos de Zapatero la principal novedad, no habría casi nada más que decir. Una incoherencia más, otro de los muchos impulsos fallidos del actual presidente y con él de todo el Partido socialista. Lo lamentable es que como en tantos otros asuntos, su “gestión”  deja tras de sí unas leyes de género y otras disposiciones, que no va a ser tan sencillo derogar o cambiar como la composición de un nuevo Gobierno.  

En cualquier caso lo que sí confirman estos vaivenes es que se ha procedido en el asunto de la igualdad con la misma inconsistencia y frivolidad, con el mismo postmodernismo y falta de criterio que en otros muchos asuntos: economía, educación y un largo etcétera. Es decir, con total ausencia de brújula, sin capacidad ninguna de mirar al futuro, pendientes exclusivamente de la pervivencia del día a día y la inmadurez de quien no hace ni tan siquiera un par de años dijo que a punto estábamos de alcanzar a Alemania y Francia, y que ahora con 4.000.000  de parados pretende que la culpa es de los mercados internacionales.

Ver para creer y seguir la trayectoria de un presidente que cuando creía que las vacas iban a ser gordas hizo un Gobierno de mujeres jóvenes  y se pavoneaba como si a punto estuviera de alcanzar una cumbre internacional, y ahora que las cosas pintan feas y por mucho tiempo, decide que el Gobierno no es ya para mujeres jóvenes sino para hombres ya maduritos que por vivir otros tiempos y otras circunstancias parecen los únicos con capacidad de darle un aire de fiabilidad y seriedad a un Gobierno que tanto dentro como fuera del país está haciendo aguas. Un gobierno que la ahora cesada Bibiana Aído, seguramente habrá calificado de gerontocrático. 


P.D. viñeta de Erlich

5 comentarios:

  1. No tiene mucho que ver con esta entrada, pero me he cabreado hoy al leer esta noticia:

    http://www.elpais.com/articulo/internacional/mujer/valiente/Mexico/elpepuint/20101020elpepuint_5/Tes

    Una valiente joven enfrentandose a los malvados hombres narcos. Qué gran historia! Girl Power!

    Pero... fijaos en estas dos frases que suelta Pablo Ordaz, el redactor, así, como si nada:

    "A sus 20 años, ella acaba de dar el paso adelante que ningún hombre se atrevió a dar"

    "Como en las películas del Oeste, el alcalde se fijó primero en los más machos del lugar, pero todos miraron para otro lado"

    Es decir, a primera vista lo que tenemos es un artículo ensalzando a una joven dispuesta a enfrentarse al crimen, un alegato feminista recordandonos que las mujeres son muy valientes, etc etc... justo lo que debería elogiar toda persona moderna e igualitaria, ¿no?

    Y sin embargo es justo lo contrario! Lo que el redactor está diciendo con esas dos frases es que ese es un puesto que debería cubrir un hombre, pero que estos en realidad son unos machos cobardes (¿machitos?) y por eso ha tenido que hacerlo una chica. Vergüenza debería darles.

    Toma doble ración de rancio machismo!

    Y luego, claro, si dices que este artículo no te gusta, es que el machista eres tú.

    Por cierto, otro día habría que hablar también de por qué Ciudad Juárez se hizo famosa por los feminicidios cuando en realidad las muertes de mujeres son solo un pequeño porcentaje de la increible cantidad de muertes violentas que ocurren allí.

    ResponderEliminar
  2. Esto tampoco tiene mucho que ver con la entrada pero pensé que era importante que quedase reflejado por algún lado.

    En El País de hoy Bonifacio de la Cuadra denuncia la invisibilidad de los accidentes laborales en este artículo:

    http://www.elpais.com/articulo/opinion/Trabajadores/siniestrados/victimas/invisibles/elpepuopi/20101021elpepiopi_5/Tes

    De lo que seguramente no es tan consciente Bonifacio es de que denunciando una invisibilidad, él incurre en otra,que quizá esté en la raíz del olvido de estos hechos: que son varones la práctica totalidad de los accidentados y que si fuesen mujeres seguramente eso no estuviese sucediendo.

    ResponderEliminar
  3. ¿Conocéis esta web?. Está en Inglés, llena de información útil:

    http://www.manwomanmyth.com/

    ResponderEliminar
  4. Anónimo10:34 a. m.

    Interesante artículo de Barreiro Rivas
    http://www.lavozdegalicia.es/opinion/2010/10/25/0003_8805545.htm


    Alberto

    ResponderEliminar
  5. El silencio de los media ante este asunto clama al cielo

    ResponderEliminar