Twittear

26 octubre, 2007

Más sobre la agresión del tren

Cuando se le reprocha al muchacho argentino no haber intervenido, ¿se le está reprochando no haber actuado como macho? ¿Habrá alguna feminista de género que conteste esta pregunta?
¿Os percatais de que hay preguntas que sólo se pueden dejar en el aire, porque no encontraran respuesta por parte de quien puede acusar pero jamás está para responder a interrogantes de ese tipo?

Imaginaros los papeles intercambiados. ¿Habría algo que reprocharle a ella?

¿Qué hubiera pasado si este muchacho hubiera intervenido y fuera él quien recibiera los golpes?

La intercambiabilidad de los sexos que se pregona en tantas ocasiones ¿cómo habría que analizarla a la luz de un caso como éste?
¿Quién establece dónde comienza y dónde acaba la intercambiabilidad de los sexos?

1 comentario:

  1. Anónimo11:29 p. m.

    *(Fran) Muy bueno este asunto, hoy precisamente lo estaba pensando en los mismos términos que lo plantea este post. Me alegro de haberlo leído y doy mis más sinceras felicitaciones a quien ha expuesto el debate.

    Para mi, evidentemente es una doble moral la que se le está aplicando al chico en cuestión, sólo porqueno se expuso al peligro. De hecho, hace pocos días saltó a la página de sucesos el caso de un chico que al mediar en una pelea entre una chica y su pareja, recibió un fuerte golpe en la cabeza por parte del otro y murio momentos después.

    Existe una gran hipocresía social en situaciones de este tipo. Se continúa exigiendo a los machos que se ofrezcan en sacrificio cuando las circunstancias así lo "demandan", pero no aflojan ni un ápica sus reivindicaciones sobre una supuesta mayor igualdad con nosotros los hombres... esto comienza a tener tintes de tomadura de pelo!!!

    Un saludo compañeros.

    ResponderEliminar