Twittear

26 marzo, 2009

Estudio tareas hogar

Hace unos meses recogía en esta entrada la anécdota de un Conselleiro de la Xunta de Galicia que luego de reconocer que él en casa “hacía más bien poco” firmó un acuerdo con la Universidad de Santiago para realizar un estudio sobre el reparto de las tareas del hogar. Pues bien, con fecha 10 de febrero se comunicaron a la prensa sus principales conclusiones que encontraréis aquí: http://www.vigometropolitano.com/news/291/ARTICLE/13944/2009-02-10.html

Lo que me sorprende del estudio es que los datos estadísticos con los que trabaja eran ya conocidos, pues estaban recogidos en el trabajo realizado por el INE con el título: Encuesta del empleo del tiempo 2002/03.
El estudio completo lo encontraréis en Documentos y de todos los datos que suministra la encuesta hay dos que me resultan de difícil asimilación: uno, que los hombres dedicamos a cuidados personales el mismo tiempo que las mujeres, y dos, que no encuentro en qué lugar estaría recogido lo que comúnmente las mujeres denominan "ir de tiendas".

Pero aún suponiendo que el estudio no tenga tacha y que los datos vayan a misa, sorprende que ese Conselleiro que dice que en su casa hace más bien poco, a la vista de los resultados se despache de esta forma: "... denunció que la diferencia de género desembocó «en formas de estratificación marcadas por la subordinación social, la explotación económica, la infrarrepresentación política y la marginación cultural». http://www.usc.es/smucea/Las-mujeres-gallegas-dedican-el-doble-de-tiempo-a-las-labores-del-hogar-que-los-hombres

Y aunque el titular con el que pretenden resumir el contenido las redactoras: "Las mujeres dedican el doble de tiempo que los hombres a las tareas del hogar." es el mismo que se utilizó profusamente en 2003 el estudio lo que demuestra justamente es que de ninguna manera se puede hablar de doble jornada de la mujer y que si lo que buscaban era un titular se podían haber ahorrado el trabajo y esperar a la viñeta de Forges en El País de hoy.

4 comentarios:

  1. Justo acaba de ver el lamentable chiste de Forges en El País. Figurará mañana en los tablones de la máquina de cafélas oficinas de la asociación Themis.

    Con relación a estos estudios sobre tareas del hogar, igual que los de mujeres ganando menos que los hombres por el mismo trabajo, la credibilidad es cero y más si se comparan con los realizados en países de nuestro entorno cultural. Lo cierto es que todos los estudios demuestran que en los últimos 20 años el tiempo dedicado por los hombres a las llamadas tareas del hogar (cuya definición siempre es confusa), han aumentado en proporción directa a como ha disminuido el de las mujeres. Una vuelta por los supermercados y lo que se lleva en la cesta, por ejemplo, es indicativo del poco tiempo que hoy se dedica a cocinar en los hogares, tanto ellos como ellas.

    Sobre el cinismo de este consejero gallego para conseguir el voto victimista femenino, nada más que decir

    ResponderEliminar
  2. Eso de las "formas de estratificación marcadas por la subordinación social, la explotación económica, la infrarrepresentación política y la marginación cultural" le ha salido redondo al consejero, pero dicho así (sacándolo de contexto) queda más propio para referirse a las diferencias basadas en la clase social que en el "género".

    Cualquiera diría que en pleno auge de la "sociedad patriarcal" en las mujeres de clase alta no tenían doncellas y lacayos (toma subordinación social), no gastaban verdaderas fortunas en joyas y vestidos (toma explotación económica), no influían sobre los diputados, senadores y ministros con los que muchas estaban casadas o emparentadas (toma infrarrepresentación política) o no iban a la ópera cada semana (toma marginación cultural).

    Lo malo de la "perspectiva de género" es que obliga a mirar siempre la realidad desde un único punto de vista. De este modo se pierden muchos detalles y sale una sociología chapucera.

    ResponderEliminar
  3. Leído hoy a Almudena Grandes en El País: "Una cosa más. Últimamente no hago más que escribir sobre las mujeres, y les aseguro que estoy deseando dejarlo, pero, por favor, por favor, señora Chacón, no vuelva a consentir que, después de meter la pata, sus compañeras la protejan diciendo que las críticas a sus errores son machistas. Si manda como los hombres, encaje como los hombres. Usted no se merece otra cosa. Y las demás, tampoco."

    El resto del artículo pone de chupa dominé al gobierno ZP. Sorprendente.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo2:46 a. m.

    Veo que al final has encontrado la publicación oficial del estudio. Gracias a tu enlace puedo leerlo y compruebo que, en efecto, poco más hace que recoger los datos de la encuesta previa del 2003. Parece mentira que para tan poca cosa haya hecho falta tanto "equipo de investigación"... Seguramente ha sido una buena excusa para obtener subvenciones y salir en los medios apuntándose a la moda "políticamente correcta del momento".

    (Athini)

    ResponderEliminar