Twittear

08 febrero, 2011

Realidad y apariencia

El lunes pasado visioné en la Sexta el programa del Follonero con Olga Viza e Iñaki Gabilondo. Me pareció interesante y creo que bien llevado, como me gustó lo que dijeron los protagonistas citados. De todos modos hubo un momento en el que el Follonero le recordó a Olga Viza que Matías Prats seguía presentando telediarios y ella no. La respuesta de Olga Viza no fue en línea con lo más previsible desde la pregunta, sino que recordó que en la actualidad y en relación con las mujeres se está cuidando más el “continente que el contenido”. Pero escribo esto a cuento de la necesidad de muchos de presentar a la mujer siempre como la víctima, incluso olvidando que quizá la discriminación no está más que en su cabeza. Aunque, ya se sabe, en lo social no actuamos en base a lo “real”, que normalmente permanece bajo mil capas y de lo que sólo vemos la cáscara, sino justamente en base a esa apariencia.

Lo cierto es que eso sucede a diario, y normalmente quien así actúa ni tan siquiera se ha tomado la molestia en comprobar si de lo que habla es algo que conoce o lo hace de oídas. Lo oigo en Radio 3 donde se cargaron a un montón de buenos profesionales, se lo oigo al Follonero el día que va a entrevistar a Iñaki, se lo oigo a cualquiera referido a la discriminación salarial, como se lo oigo a todo el que pretenda hablar de conciliación de la vida laboral y familiar. En el terreno de la “apariencia” la condición de la mujer guarda muy poca relación con la realidad, que es un poco más profunda, y que  para conocerla exige preocuparse y leer e indagar por cuenta propia,  y por eso, y contra la opinión de algunos, el trabajo de desvelar, de sacar a la luz esa realidad latente que subyace bajo la capa de apariencia se hace absolutamente imprescindible. No en vano esa capa existe y es resistente gracias al ingente y constante trabajo del feminismo a lo largo de mucho tiempo.

7 comentarios:

  1. Para levantar estas capas que mencionas, adjunto la siguiente noticia:

    http://www.abc.es/20110208/local-cataluna/abci-condenada-mujer-lleida-pegar-201102081031.html

    Una mujer condenada a 30 días de cárcel por pegar a su hija al encontrarla en casa ganduleando: Está es la defensa del abogado:

    "Su abogado ha contado que la madre es una mujer sudamericana que trabaja muchas horas cuidando ancianos que perdió los nervios cuando llegó a casa y vio que su hija perdía el tiempo."

    Y si un albañil llega a casa estresado después de jugarse la vida en un andamio y ve a su hija ganduleando, ¿qué dicen abogados como este?.

    No apruebo desde luego ni la conducta de la madre ni la de un albañil que actuase de la misma manera condicionado por su estrés laboral, simplemente señalo que la noticia hubiera sido divulgada de otra manera.

    La noticia en cualquier caso, es una muestra más de que son las madres las que ejercen una mayor violencia contra sus hijos e hijas. Es cierto que pasan más tiempo con ellos, pero según la beatífica visión que de la mujer tiene la ideología de género, deberían ser más dialogantes.

    ResponderEliminar
  2. Juanma R.9:48 p. m.

    Tenían 15, 16 y 17 años. Juan Carlos, Mario y César.

    En Ciudad Juárez solo mueren, las pobres, mujeres.

    http://www.elpais.com/articulo/internacional/asesinato/jovenes/estadounidenses/Ciudad/Juarez/dispara/todas/alarmas/elpepuint/20110208elpepuint_7/Tes

    ResponderEliminar
  3. Donde quizá se pueda ver con más claridad este conflicto entre realidad y apariencia, sea en el tema de la obesidad infantil, donde ocupamos la cabecera mundial.
    Tratándose como se trata de un problema con infinitas implicaciones y de un grave problema, nuestra sociedad actúa como si tal cosa no existiese para concentrar todos sus esfuerzos en la anorexia, una enfermedad que siendo grave afecta a un número comparativamente muchísimo menor.

    ResponderEliminar
  4. He puesto la siguiente propuesta en la web de un partido político que invita a sus votantes a hacerlo:

    "Mi propuesta la pongo bajo el apartado educativo ya que no he encontrado el apartado Hombre, sólo el de Mujer. Mi preocupación es el fracaso escolar de los varones, sobre todo en Secundaria, que dobla al femenino en muchas comunidades. Las causas son múltiples y variadas. Este fracaso escolar masculino en Secundaria cierra las puertas universitarias a muchos chicos. En los medios se escucha que hay más universitarias que universitarios y se aduce que “las chicas son más aplicadas”, sin considerar que el contexto educativo en Secundaria no favorece el éxito de los chicos en igual medida. Pido pues que en las próximas elecciones, entre las propuestas educativas, por lo menos se menciones esta disparidad y se tomen medidas para corregirla."

    Puede ser interesante que escribamos propuestas de este tipo dentro de las webs de nuestras opciones políticas, creo que se trata de un tema del que deben concienciarse todas las formaciones.

    ResponderEliminar
  5. Lo acabo de leer:

    "Las ‘sin papeles' que denuncien malos tratos serán regularizadas". Sólo tienen que denunciarlo, atención, no probarlo. ¿Saben ya lo que va a pasar o les hago un dibujo?."

    ResponderEliminar
  6. Plutarco, en esto último que comentas de los malos tratos a las sin papeles, hay algo absolutamente sorprendente, y es que la parecer una medida así no atenta contra el principio constitucional de no discriminación por razón de sexo.

    Eso al menos a los negros se les reconocía, pero parece que los varones ni a eso tienen derecho. Al final va a resultar que los caminos de lo jurídico como los del Señor son inescrutables, es decir impenetrables, indescifrables, insondables.

    ResponderEliminar
  7. En Crónicas del Absurdistán tenéis el enlace a una noticia que colgó Plutarco sobre la tarjeta de felicitación de una Subdirectora General. Merece la pena el comentario.
    http://www.absurdistan.eu/

    ResponderEliminar