Twittear

22 febrero, 2012

Día de la igualdad salarial


Como está el tema de la igualdad “de género” quizá lo refleje mejor que ninguna otra cosa el que un día como hoy esté dedicado a la igualdad salarial y se publiquen noticias como las de más abajo


y se dediquen horas de radio y televisión a debatir sobre una misteriosa enfermedad que por todos lados nos dicen que existe aunque si en algún caso alguien dice padecerla vista de cerca aparece claramente que ni en su etiología ni en la sintomatología se corresponden con la misteriosa enfermedad.

Lo cierto es que como en tantas otras circunstancias relacionadas con el género toda la sociedad gira movida por algo que a lo que más se parece es a una pura invención, a un infundio, pero opera con la misma fuerza de las verdades más incontestables. La discriminación salarial femenina ni la detectan los sindicatos, ni las inspecciones de trabajo, ni lo que es más decisivo la economía, pero ocupa un lugar señero en la agenda política y de género y en base a ella se llevan a cabo políticas económicas reales.

Como ante muchas otras “verdades de género” basta el impulso de unas cuantas y el silencio de la mayoría para que en una nueva confusión entre apariencia y realidad  rindamos culto a un Sol que tememos pueda no salir a la mañana siguiente. Claro que si una ministra como Ana Mato puede decir en el Comisión de igualdad del Congreso algo como: " el porcentaje de mujeres inactivas por razones familiares supera el 41 por ciento, que las mujeres reciben un salario anual en torno al 22 por ciento menor que el de los hombres... ", sin que nadie la rebata debemos estar preparados para cualquier cosa.

16 comentarios:

  1. Anónimo4:14 p. m.

    digo yo que los convenios colectivos estarán ahí para desmentir lo de la brecha salarial por sexo. Yo no sé de ningún convenio colectivo en el que se diferencie el sueldo según el sexo de la persona. Sí en cambio, según la categoría profesional a la que se pertenezca, y demás variables que influyen en el sueldo mensual. Me pregunto cómo, teniendo el texto de los convenios colectivos delante, mucha gente se deja engañar por estas afirmaciones.

    Xabi

    ResponderEliminar
  2. Tengo una duda: ¿por qué señalas que es "pura invención"? Al menos acá en Chile conozco casos personalmente de mujeres que ganan menos que hombres que realizan el mismo trabajo, pero desconozco a que viene tu incredulidad, especialmente porque no estoy familiarizada con el caso español.

    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Evidentemente me refiero el mercado laboral español y quizá podría decir europeo, desconozco lo que sucede en Chile. Si tú conoces casos entiendo que los debieras denunciar ante los sindicatos, la inspección de trabajo y las instancias judiciales. Me supongo que será una práctica castigada por la Ley como sucede en todas los sociedades civilizadas.

      Por lo que se refiere al mercado español, no se trata de una percepción mía, sino de los sindicatos, la inspección de trabajo y los tribunales de justicia. Cualquier convenio de trabajo que contemple un trato discriminatorio puede ser denunciado y el hecho es que ésta circunstancia no se produce.

      Eliminar
    2. Anónimo11:45 p. m.

      corazondetinta: me gustaría que me contestaras a la siguiente pregunta: los casos que conoces y mencionas de mujeres que cobran menos por realizar el mismo trabajo ¿forman parte de la misma empresa, esos hombres y mujeres, o de empresas distintas? porque en el caso de ser de la misma empresa habría que preguntarse por las razones de esa empresa para pagar más a alguien que le hace el mismo trabajo. Ninguna empresa paga más por lo mismo y si pueden bajar costes salariales lo hacen inmediatamentel. Para que no contraten exclusivamente a mujeres, que cobran menos por lo mismo, solo se me ocurre que en Chile tengan mucha oferta laboral y no encuentren mujeres para ocupar esos puestos ni hombres que lo hagan por menos salario.
      Arturo

      Eliminar
    3. Humberto5:53 p. m.

      Corazondetinta, desconozco la situación en Chile, pero en España ese caso que cuentas (una mujer que gana menos que un hombre por igual trabajo) es infrecuente e ilegal, y de hecho, las inspecciones oficiales apenas detectan casos. En mi opinión, la brecha salarial entre hombres y mujeres se debe, más que a la discriminación (que reconozco que algo de eso puede haber), a otros factores. Por ejemplo a que los hombres aceptamos trabajos más duros, insalubres y peligrosos (más del 90% de los accidentes laborales, incluidos los mortales, los sufrimos los varones), horarios más incómodos, tenemos mayor disposición a la movilidad espacial y a prolongar las jornadas cuando la empresa nos lo pide; y sobre todo, y esto es importantísimo, porque trabajamos más horas que las mujeres. En resumen, estamos más dispuestos a sacrificarnos para adaptarnos a lo que las empresas demandan. En esas condiciones, comprenderás que sería injusto que las mujeres ganaran lo mismo que los hombres: así de claro. La brecha salarial no es síntoma de discriminación hacia las mujeres, sino el lógico reconocimiento económico de los mayores méritos masculinos.

      Ya sé que esto que digo es políticamente incorrecto, pero creo que es una realidad evidente.

      Eliminar
  3. Humberto1:06 a. m.

    Emilio, ¿qué te hemos hecho tus seguidores en el blog para que juegues así con nuestra salud? Si nosotros te apreciamos, ¿por qué quieres matarnos a disgustos?.
    Lo digo porque casi me da un jamacuco al leer la noticia de Expansión, cuando ya al final menciona a la Ministra de Igualdad, Bibiana Aído... ¡noooo, Dios mío, no puede ser, ha vuelto, aghhh!
    Sólo he recuperado la calma cuando he visto que la noticia es de 2010; el resto del contenido no ha perdido vigencia, pero por lo menos ya no sufrimos a la "miembra". Uf, menudo susto me he llevado...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que el estrago no haya sido mucho. Evidentemente pude seleccionar noticias de varios diarios, pero como vi que estaban hechas en serie pillé esa en la seguridad de que el aparecer en la entrada con el enlace completo no diera lugar a confusión y para que se viera que en realidad se trata de una de esas efemérides que se repite cada año con la vocación de siempre: recordarnos la discriminación de la mujer siempre y en todo lugar.

      Eliminar
  4. En España, en cualquier caso, también existen hombres que cobran menos que mujeres por el mismo trabajo y las razones son las mismas que explican la diferencias en el caso contrario y que alude Arturo en su post anterior. Esto quedó incluso acreditado por algún estudio realizado en la etapa Aído y que ya hemos mencionado aquí repetidamente. Lo del "mismo trabajo" ha pasado a querer decir en la misma categoría profesional o en el mismo sector, que no quiere decir exactmente el "mismo trabajo" que aparece en los titulares interesados de estas noticias. Así, hay sectores, como el de la construcción, en el que el salario medio de las mujeres supera al de los hombres, por el tipo de trabajos que desarrollan. Hacía tiempo en cualquier caso que no aparecía lo del "mismo trabajo" en una noticia de este tipo. Quizás sea una noticia "preparatoria" para las medidas que vaya a anunciar Ana Mato para estrechar la llamada brecha salarial de género, en las que quizás se obligue a pagar lo mismo a una funcionaria de una biblioteca que a un obrero que se juega la vida construyendo la carretera en la que ella irá conduciendo tranquilamente a su trabajo. Bueno, en UK, para equiparar los salarios de funcionarias y funcionarios...se bajaron los de ellos, independientemente de cualquier otro factor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que resulta inadmisible Plutarco es que efectivamente se diga en muchos casos "por el mismo trabajo" o "por hacer lo mismo" pero luego resulta que no es así y mucho más inadmisible que ese criterio no se aplique a los extremeños (ellos y ellas) cuyos sueldos medios también son inferiores a los madrileños y a nadie se le ocurre decir que están discriminados por extremeños, pero más todavía siguiendo ese criterio todos estaríamos discriminados porque cobramos menos que otros y otras... Es un absurdo, sólo sostenible por quien tiene poder para hacerlo. Aquí si que estaría el verdadero poder del que tantas veces dicen carecer. Ningún otro colectivo tiene capacidad para imponer como norma un concepto de igualdad tan disparatado, también para sostener todo tipo de asimetrías en perjuicio de otros. Repito, éste si es poder y del bueno, sino recapacítese sobre lo ya comentado en otra ocasión de los premios de grand slam.

      Eliminar
  5. Anónimo12:10 p. m.

    Plutarco: dice el refran "cuando las barbas del vecino veas pelar, pon las tuyas a remojar". Lo que cuentas de la UK puede ser la razón, la vía del interés de la señora Mato para reducir la brecha salarial. Una nueva razón para bajar el sueldo a los funcionarios. Priemro se lo bajaron por ser los culpables de la crisis y ahora se lo bajarán (a ellos) por haber provocado la discriminación de la mujer. Claro que poco van a ahorrar pues aquí casi todos los funcionarios son mujeres. De paso ahuyentarán a los hombres que buscan calidad en el trabajo frente a remuneración dejando aún más espacio para las mujeres en la vía administrativa, que, por otra parte sabemos que es una vía privilegiada para medrar en el poder político.
    Arturo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el feminismo anglosajón está surgiendo un nuevo mantra, "equal pay for equivalent value"...ahora bien, sabemos que el "valor equivalente" de un trabajo vendrá dictado desde ciertos foros a los que se ha aludido en otra entrada. Y quizás comencemos a ver que el "valor" de muchos trabajos ejercidos mayoritariamente por hombres disminuye frente a los ejercidos mayoritariamente por mujeres... por decreto ley.

      Eliminar
  6. Lo que vayan a entender por equivalente tengo la impresión que lo están dejando claro en cuanto pronunciamiento sobre el asunto realizan. En cualquier caso debiéramos tener presente que, a lo que por ningún lado se están refiriendo es, al ya dual mercado de trabajo existente, en donde quienes precisamente no salen bien parados son los varones. Recordemos por ejemplo los datos de siniestralidad laboral, o los trabajos de intenso desgaste físico y los de riesgo y dificultad. Y si pensamos en colectivos veremos que la proporción empleo público-privado, marca una frontera en lo que a sujeción a las leyes de oferta y demanda se refiere así como en lo relativo a estabilidad y garantía de cumplimiento de los derechos laborales.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si al principio fue "equal pay for equal job", ahora es "equal pay for equivalent value". El periódico El País, siempre en la vanguardia de la ideología de género que emana de las universidades USA (aquí no ejercen de antiamericanismo), nos lo aclara en la siguiente noticia:

      “A trabajos de igual valor, es decir que aunque se denominen de manera diferente requieran las mismas capacidades y supongan funciones similares, las mujeres no reciben la misma retribución. Los hombres se benefician más de complementos, pluses y otros beneficios”.

      Otras perlas de la misma noticia:

      "La reducción, sin embargo, no se debe a que las condiciones de ellas hayan mejorado sino a que las de los hombres han empeorado. El desempleo masculino –que creció al ritmo que se desinflaba la burbuja inmobiliaria—y la reducción de los salarios más altos empequeñecen la brecha pero no terminan con la desigualdad". Sin somentarios. Eso sí, se libran muy mucho de utilizar la expresión "por el mismo trabajo". Dentro de su sectarismo, saben que es mentira.

      Aquí, el enlace:

      http://sociedad.elpais.com/sociedad/2012/02/22/actualidad/1329918180_016163.html

      Eliminar
  7. En el artículo que menciono de El País, la representante de UGT dice:

    "Somos más mujeres en el mercado laboral, pero no por ello, en términos retributivos, somos más iguales. La discriminación sigue siendo patente y se mantiene”. Añade: “De una forma indirecta, el Gobierno le ha dado una patada a la ley de igualdad que prevé medidas y planes para fomentar el empleo femenino".

    Este es una de los ar´ticulos de la nueva ley de reforma laboral:

    Artículo 7. Bonificaciones de cuotas por transformación de contratos en prácticas, de relevo y de sustitución en indefinidos.

    1. Las empresas que transformen en indefinidos contratos en prácticas, de relevo y de sustitución por anticipación de la edad de jubilación, cualquiera que sea la fecha de su celebración, tendrán derecho a una bonificación en la cuota empresarial a la Seguridad Social de 41,67 euros/mes (500 euros/año), durante tres años.
    En el caso de mujeres, dichas bonificaciones serán de 58,33 euros/mes (700 euros/año).

    ResponderEliminar
  8. Anónimo5:00 p. m.

    Muy bueno este articulo, sobre todo en lo relacionado con las diferencias salariales existentes en la actualidad.

    ResponderEliminar
  9. Anónimo4:24 p. m.

    Es muy cierto que hay diferencias, las hay hasta en caso de accidentes de trabajo entre hombres y mujeres... creanlo o no es asi

    ResponderEliminar