Twittear

24 junio, 2012

La ciencia es cosa de chicas

14 comentarios:

  1. Anónimo10:42 a. m.

    Este video, para nada es ni ofensivo, ni machista para las mujeres,con denuncian las feministas, más bien tiene ciertos toques de prepotencia de las pobres mujeres que quieren dedicarse a la ciencia, hacia los malvados hombres que les impiden llegar a donde ellas desean, pero la realidad es que sin embargo nadie les pone dificultades ni cortapisas, cosa que si ocurre cuando es al reves, porque puestos a dar dosis de igualdad tambien podrian poner un video cuyo título fuese: "La educación es cosa de chicos", "La farmacia es cosa de chicos", etc, etc, carreras donde la presencia femenina es de 90% en farmacia, y casi de un 100% en educación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. O sea que lo que está mal aunque sea del cuño neofeminista hay quien lo califica de machista (léase de la responsabilidad de los hombres). No van por ahí las críticas que yo he leído, ni las que se pueden hacer a un producto sexista y excluyente de la marca del feminismo institucional europeo.

      Lo de presentar las armas de seducción femenina como productos machistas me parece el colmo del despropósito y la desfachatez.

      Eliminar
  2. Pues a mí el anuncio me parece una payasada, independientemente de quien lo haya hecho.

    ResponderEliminar
  3. El anuncio en si me resulta bochornoso, tanto como lo comentado en otra entrada por Emilio en el que se señalaba que había directrices para que en los libros de ciencia no hubiera fórmulas, ya que eso desanimaba su estudio. En cierto modo, el anuncio se acerca a ese perfil de estudiantes al que van destinados los libros de texto.

    Y lo que no entiendo es por qué resulta alarmante para la Comisión Europea que las chicas no decidan estudiar ciencias (en otros muchos campos son ya mayoría), y no es preocupante el elevado índice de fracaso escolar masculino. En mi comunidad, una año más, se ha señalado con gran alborozo de todos los medios de cualquier tendencia, que han aprobado la Selectividad más chicas que chicos (55%-45%), sin tan siquiera preguntarse cuáles pueden ser las causas. Por cierto, el año pasado, las dos notas más altas fueron de dos chicos que apenas parecieron en los medios. Este año, la nota más alta ha correspondido a una chica y he visto su foto hasta en la caja de los cereales.

    Así de perplejo se mostraba El Mundo el año pasado al constatar que las tres primeras notas de la Selectividad del año pasado en Madrid correspondiese a los chicos, que superaban a las chicas por primera vez en muchos datos:

    http://www.elmundo.es/elmundo/2011/06/22/madrid/1308747104.html

    Como ya he dicho, la vuelta de este año a la "normalidad de género" destierra los resultados del año pasado a una mera anécdota. Lo "normal" es que los chicos tengan mayor fracaso escolar y por lo tanto sus causas no deben preocuparnos excesivamente.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo12:10 a. m.

    También habría que preguntarse por qué no se considera preocupante que los jóvenes varones no se decidan a estudiar humanidades. ¿En qué momento se produjo el absurdo descarrile que ha llevado a considerar los estudios de humanidades como menos importantes que los de ciencias? ¿Cómo los supuestos especialistas en acabar con prejuicios injustos no se percatan de la terrible cantidad de prejuicios que toman como presupuestos?

    (Athini Glaucopis)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Athini, una locutora de la televisión madrileña, leyendo el parte, dijo que las notas más altas en la selectividad correspondían a las opciones de humanidades y ciencias de la salud, de alumnado mayoritariamente femenino. Preguntas como la tuya no forman parte de ningún análisis.

      Eliminar
    2. Es un fenómeno sociológico muy importante Athini, y no exclusivo de nuestro país. Lo cierto es que los alumnos varones salen de Primaria con un menor nivel en lectoescritura pero también con la idea de que la literatura es cosa de chicas. En Francia sucede otro tanto de los mismo.

      En mi opinión es un tema importantísimo que como algunos otros del sistema educativo convendría analizar y dar respuesta. Como afecta a los chicos lo más probable es que no constituya motivo de interés social y político.

      En relación a lo que dices de los prejuicios parece que la norma que rige es: si es bueno para las chicas, entonces es bueno.

      Eliminar
  5. Hay una cuestión que me sorprende que no haya salido. Si las chicas pueden y deben dedicarse a la ciencia porque es compatible con los tacones, el carmín y el glamour ¿qué sucedería si así no fuese? ¿Qué sucede con los empleos en los que esa combinación no es tan fácil o sencillamente imposible?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo11:10 a. m.

      Te lo respondo a bote pronto: en las policías, ejércitos y servicios de seguridad privados donde existen unos uniformes y unas normas en cuando al uso de abalorios (como pendientes y collares) o a la longitud a que debe cortarse el cabello, motivado, en principio, por razones prácticas y de seguridad, resulta que a las mujeres, y solo a las mujeres, se les permite el uso de abalorios y cabellos largos, a pesar del evidente riesgo en caso de tener que pelear contra un delincuente, mayor, si cabe, en las mujeres por su menor complexión física. pero "sorprendentemente" no es así. En el pe
      ueblo donde vivía hasta hace poco, hay un centro comercial donde ejercía de seguridad una mujer menuda y con una enorme cabellera rizada ideal para inmovilizarla si se enfrenta a un delincuente.
      ¿Que ocurriría si esta chica tiene un problema? pues que no lo podría resolver adecuadamente y/o se lo tendría que pasar a sus compañeros masculinos, que cobraría lo mismmo por hacer su trabajo y la peor parte del de ella. Si una mujer policía es agarrada por los cabellos, sus compañeros, en vez de una ayuda tienen un problema.
      Arturo

      Eliminar
    2. Arturo, últimamente también se viene observando que tras una gran operación policial, normalmente de captura de peligrosos delincuentes y traficantes, es una mujer portavoz de la policía la que sale describiendo los pormenores y éxito de la operación.

      Eliminar
    3. Anónimo5:46 p. m.

      Arturo, como bien dices, las razones para que esos cuerpos policiales y militares el largo del cabello esté reglamentado se debe "en principio" a razones prácticas y de seguridad, pero ello no deja de ser un pretexto. El mito de Sansón, cuya fuerza residía en sus cabellos, explica muy bien el porqué lo primero que se le hace a los reclutas es, además de vestirlos con el uniforme, raparlos... no para que pierdan su fuerza física, sino su fuerza moral, al privarlos de toda seña de identidad (vestido propio y tamaño del pelo). En el caso de las mujeres,la presencia femenina en esos cuerpos no suele ser obligatoria, sino que obedece a razones políticas (dar imagen de modernidad) o servir como gancho para que los varones encuentren atractivo alistarse en los ejércitos. Una mujer rapada deja de ser mujer. Las monjas y los islamistas lo saben, y por eso se cuidan mucho de que las féminas no muestren una de las partes de su anatomía que más poder erótico tiene: el pelo. ¿Qué sentido tendría para un ejército occidental contar en sus filas con mujeres que carezcan de atractivo a los ojos de sus camaradas varones? ¿Y qué sentido tendría para las mujeres alistarse en el Ejército, si sus compañeros no van a ver en ellas a mujeres apetecibles? No olvidemos que más del 50% de las mujeres militares en el Ejército español están casadas con militares, lo que nos puede dar una idea del origen de la vocación militar de nuestras "soldadas" (Estadística donde no se contabilizan las uniones de hecho. Datos tomados de la Revista de Defensa, órgano del Ministerio de Defensa).

      José

      Eliminar
  6. Hay más preguntas como ¿quién delimita territorios? ¿quién dice hasta aquí llego y a partir de aquí es cosas de otros? ¿quién crea roles y estereotipos?

    ResponderEliminar
  7. La campaña ha sido retirada de la página web que la promovía. Pero, son situaciones como ésta las que claramente nos ponen ante la necesidad de una verdadera revolución en un lenguaje que nos mantiene atrapados y hace difícil dirigir la crítica en la dirección correcta evitando que todo pueda ser considerado fruto del machismo.

    Parece evidente por su trayectoria en este terreno y sus excesos, más en la dirección de la perspectiva de género que otra cosa, que la pretensión de la Comisión europea, no se puede enmarcar en una intención machista o patriarcal como pretende el blog Mujeres al recoger esa expresión para descalificarla, como cierto es que si hay sexismo en la misma es sexismo femenino, sin embargo lo que más claridad se percibe es la dificultad de expresar esto sin necesidad de una perífrasis o un circunloquio con lo que fuerza de la expresión se diluye grandemente.

    ResponderEliminar