Twittear

11 septiembre, 2012

La crisis y el género


¿Creéis que debiera introducirse la variable género en los análisis, por ejemplo éste,  que desde hace un tiempo se suceden para explicar lo que ha pasado y sigue pasando en relación con la crisis en nuestro país y las posibilidades y opciones de salida de la misma?

Tomo dos párrafos, hay muchos más, que me parecen significativos:

“Desde hace ya tiempo, los cachorros de las juventudes de los diversos partidos políticos acceden a las listas electorales y a otras prebendas por el exclusivo mérito de fidelidad a las cúpulas. Este sistema ha terminado por convertir a los partidos en estancias cerradas llenas de gente en las que, a pesar de lo cargado de la atmósfera, nadie se atreve a abrir las ventanas.

Tal y como establece la teoría de las élites extractivas, los partidos políticos españoles comparten un gran desprecio por la educación, una fuerte animadversión por la innovación y el emprendimiento y una hostilidad total hacia la ciencia y la investigación. De la educación sólo parece interesarles el adoctrinamiento: las estridentes peleas sobre la Educación para la Ciudadanía contrastan con el silencio espeso que envuelve las cuestiones verdaderamente relevantes como, por ejemplo, el elevadísimo fracaso escolar o los lamentables resultados en los informes PISA. La innovación y el emprendimiento languidecen en el marco de regulaciones disuasorias y fiscalidades punitivas sin que ningún partido se tome en serio la necesidad de cambiarlas. Y el gasto en investigación científica, concebido como suntuario de manera casi unánime, se ha recortado con especial saña sin que ni un solo político relevante haya protestado por un disparate que compromete más que ningún otro el futuro de los españoles.

P.S. El país de Europa con más ni-nis

7 comentarios:

  1. El artículo que enlazo tampoco introduce la variable de género en el tema del fracaso escolar, pero es interesnte, ya que nos recuerda la rentabilidad de invertir sensatamente en educación. Está claro que actuar sobre el fracaso escolar masculino, que duplica al femenino en España, sería un importante factor para ese crecimiento económico que ahora nos recuerdan es necesario para mantener el Estado del Bienestar:

    http://sociedad.elpais.com/sociedad/2012/09/12/actualidad/1347477094_266667.html

    ResponderEliminar
  2. Que no existe forma socialmente más rentable de invertir que hacerlo en educación es un tema que desde hace muchas décadas la mayor parte de países tienen meridianamente claro. Los beneficios se producen además en el plano personal, haciendo mucho más rica la experiencia vital de cada uno, y en el social donde todo marcha mejor con una población bien formada. Por que algo así no acaba de calar en nuestro país, tiene que ver con las prioridades de una clase política, que al parecer nunca encuentra el momento de establecerla como una prioridad máxima y es más proclive a adoctrinar ideológicamente que a promover la ciencia y la cultura.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo2:37 p. m.

    Debate en falso
    http://padresdivorciados.blogspot.com.es/2012/09/el-psoe-mantiene-en-falso-el-debate.html

    Alberto

    ResponderEliminar
  4. La cuestión Alberto es que en la política de género el PSOE y quienes le acompañan se pueden estar equivocando tanto como en el diagnóstico de la crisis o en la política territorial. Conviene recordar que Zapatero pronosticaba un gran futuro al nuevo Estatut y ahora vemos qué queda de su previsión. Entremedias algunas instituciones como el Tribunal Constitucional, sin embargo, han quedado hechas unos zorros.

    ResponderEliminar
  5. Adjunto un artículo publicado en una de las revistas online progresistas de EE.UU. Se titula “Como comprar a una hija”, y narra la odisea de una familia canadiense que, harta de hijos, desea tener una hija e inicia su periplo por las clínicas de fertilidad norteamericanas, en las que la selección de género no es ilegal. En el artículo aprendemos que “normalmente, si se tiene elección, las parejas preferirían un hijo varón. Eso puede ser cierto en lugares como China e India, en dónde las familias utilizan las ecografías para abortar los fetos femeninos. Pero en los EE.UU. el proceso de selección es el inverso. Madres como Simpson usan elaborados y caros procedimientos de reproducción para seleccionar a hijas”. El artículo no explica las razones, pero quizás se empieza a extender la impresión de que en los países occidentales avanzados la crianza y educación de hijas ofrece mayores ventajas en un entorno marcadamente hostil hacía la figura masculina.

    Si incluye este párrafo: …”datos extraídos de google muestras que el criterio de búsqueda “how to have a girl” triplica al criterío de búsqueda “how to have a boy”. Doctores de las clínicas de fertilidad señalan que en un 80% los padres/madres desean una hija. Un estudio publicado en 2009 por la revistas Reproductive Medicine Online señala que entre los blancos (Caucasian-American), las preferencias por tener una hija son del 70%.

    En algunos foros se citan razones como esta: el deseo de las madres de realizar actividades propias de chicas que consideraban imposible realizar con hijos varones.

    Lo curioso es que algunas clínicas que practican la selección de sexo, publicaron anuncios en prensa local dirigidas a las comunidades chinas o indias. En ese caso, protestas de diferentes grupos (el artículo no especifica cuáles) obligaron a su retirada ya que se jugaban con factores culturales a favor de hijos varones.

    Este es el artículo en cuestión, que se congratula que la selección de sexo puede significa ya unos ingresos de 100 millones de dólares anuales:
    http://www.slate.com/articles/health_and_science/medical_examiner/2012/09/sex_selection_in_babies_through_pgd_americans_are_paying_to_have_daughters_rather_than_sons_.2.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo9:53 a. m.

      Hace no muchos años, recuerdo que el censo poblacional español demostraba que existían más hijas únicas de las estadísticamente esperables con respecto a la proporción de hijos varones únicos, y que incluso cuando el número de hermanos era de dos la proporción de parejas hermano/hermana y hermana/hermana resultaban tener una proporción con respecto a las parejas hermano/hermano superior a la estadísticamente esperable. Esto era interpretado por una importante especialista en estadística como prueba clara de que eran más los matrimonios españoles interesados en tener hijas que en tener hijos: un porcentaje significativo de parejas no tenían más hijos si del primer parto salía una niña, porque ya estaban colmados sus deseos, pero, si salía un niño, entonces decidían intentar un segundo parto para ver si llegaba la ansiada niña; el proceso era incluso detectable en las parejas que ya tenían dos hijos: si aún no había llegado la niña, entonces era más probable que decidieran tener un tercer embarazo.

      No tengo ahora a mano la información, y pido disculpas por la imprecisión de los datos. Cuando reencuentre el artículo intentaré enviar la referencia.

      Athini Glaucopis.

      Eliminar
    2. Como siempre Plutarco y Athini en este tema nos encontramos con esa doble moral que parece marca de la casa. En relación con lo sucede en China y la India de favorecer el nacimiento de varones vierten durísimos calificativos -en lo que seguramente tengan razón- pero pierden completamente la batalla de la ética cuando callan sobre lo que viene aconteciendo en muchos países occidentales, entre ellos el nuestro.

      Eliminar