Twittear

23 octubre, 2012

¿Qué pasa con el PSOE?

Cuando, en algunos de mis post,  he hablado críticamente sobre la izquierda y, más particularmente del PSOE, algunos se han sentido molestos porque no entendían que quien se dice de izquierda pudiera hacer tal cosa. A estas alturas me supongo que mi posición será mucho más entendida.  El PSOE está en una espiral hacia abajo de la que se hace difícil decir dónde se encuentra el final y en mi opinión tal cosa sucede por diferentes motivos, pero entre ellos la actual deriva neofeminista y su oposición a la custodia compartida están influyendo en esa dirección.  Resulta difícil sostener por quienes se consideran paladines de la igualdad una posición como la que representa su contumaz oposición a la custodia compartida: Más todavía, participar en todas las estratagemas y doble lenguaje que representa su actual posición en este tema. 


5 comentarios:

  1. Se me ocurre que en la izquierda política se olvidaron de los ideales de la revolución fracesa:

    Libertad
    Igualdad
    Fraternidad.

    Especialmente se olvidaron de la fraternidad. Hay un resentimiento enquistado en la izquierda política que me hace pensar que no se van a lograr los objetivos de unir al proletariado en contra de los grandes capitales.

    ResponderEliminar
  2. Como parece que alguien ha confundido el anuncio de la entrada anterior con una especie de todo vale y todo va a ser publicado quiero recordar que no es así. Se trata de fomentar el debate sobre la igualdad, no discriminación, neofeminismo y temas conexos, pero la bitácora no pretende cubrir todo el campo de lo opinable, ni tampoco que se sobrepasen ciertas líneas rojas que tienen que ver con cosas como el racismo o la misoginia, o el trato a las personas, ya que están totalmente excluidos los insultos o las acusaciones de mala fe.
    En última instancia lo que se persigue es un debate sustantivo sobre los objetivos generales expresados en la bitácora y por tanto no serán publicados comentarios que se desvíen totalmente de esa intención.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo3:59 p. m.

    Varios periódicos publican que España ha decaído 14 puestos en el índice mundial de igualdad de género básicamente porque se ha reducido el número de mujeres en puestos ministeriales.

    Me quedo un poco perplejo. Pensaba que estas cosas afinaban un poco más porque resulta claramente desorbitado que se hayan descendido 14 puestos por ese solo motivo. Es más me parece extravagante que un índice cualitativo se elabora en base a cantidad. Ni Bibiana Aído ni Leire Pajín han contribuido a esa igualdad por mucho que fueran miembros del Gobierno y dudo que se pudiera concluir que por ese hecho la igualdad mejorase en España.


    Alberto

    ResponderEliminar
  4. Keyser Söze4:02 p. m.

    El diagnóstico de lo que al Partido Español sucede es fácil pero no simple, pues no es sino el resultado de un complejo y largo proceso por el que muchos otros partidos han pasado ya anteriormente: esclerotización y burocratización. El partido se ha convertido en un parásito que ya se tiene a si mismo por único objetivo. Muchos de sus cargos no son sino funcionarios que no tienen más oficio, beneficio ni horizonte que la pertenencia al partido y el desempeño de puestos al servicio de éste; bien directamente, bien en la Administración (convirtiendo lo que es un Servicio Público en una extensión del partido). El partido, infestado por personas que saben que viajan en un barco sin salvavidas, ha sido tomado al asalto por los conservadores; entendiendo por éstos a quienes no quieren innovar por miedo a que el más mínimo cambio les arroje por la borda.

    Muchas muchachitas autodenominadas feministas, como Bibiana Aído o Leire Pajín, no han hecho otra cosa en su vida sino desempeñar cargos a los que han podido acceder no por sus méritos sino por las buenas relaciones de sus familiares. Que el hembrismo institucionalizado haya sido incapaz de hacer autocrítica es comprensible aunque repugnante: se han vendido por esas lentejas. Que haya todavía personas que, sin obtener a cambio beneficio alguno, exalten a Bibiana Aído como la encarnación de la lucha por la liberación de la mujer es muestra de la ignorancia (consciente o inconsciente) de muchos españoles en materia político/social, de su esclavitud de los clichés y los dogmas y de su falta de criterio o de estómago.

    La más envenenada herencia del zapaterismo ha sido el haber encumbrado a los más altos puestos del partido a personas no sólo demasiado jóvenes sino sin experiencia útil alguna y sin la más mínima talla intelectual. Estos apóstoles de la jerga n@ sexist@ y de las memeces del jenaro han superado, con mucho, el techo de cristal que les impedía llegar más allá del límite de su incompetencia.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo4:10 p. m.

    Tampoco esto
    http://elpais.com/elpais/2012/10/23/opinion/1351004209_713616.html
    es moco de pavo.



    Alberto

    ResponderEliminar