Twittear

02 noviembre, 2012

El neofeminismo y la radio


Recientemente escuché  estupefacto  los mensajes que la gente deja en el buzón de voz de Siglo XXI, un programa de Radio 3 que, en este caso,  versaba sobre feminismo, machismo, etcétera. El resultado del conjunto era  la perfecta versión de lo que el neofeminismo ha conseguido que la mayoría del  público piense sobre estos temas. 

Sobra decir que el feminismo, sin distinguir entre lo que  fue históricamente y lo que realmente es hoy,  constituía el súmmum de lo bueno y excelso y que lo que más adecuadamente  se le contraponía era maltrato y violencia de género. Por ningún lado aparecían  las enormes diferencias y contraposiciones con el feminismo de la igualdad, ni ninguno de los incendios provocados por este feminismo en el terreno social, jurídico y político como tampoco ninguno de los muchos interrogantes que este feminismo tiene por despejar.

Interesante fueron los varios intentos de dejar claro que de ningún modo se debía admitir la  contraposición de machismo y feminismo, que lo contrapuesto a machismo era hembrismo.  ¡Ojo!  quienes utilizan con profusión este término, al neofeminismo parece que le va de perlas por cuanto remite a algo muy impreciso y alejado del entramado ideológico e institucional que constituye el lobby feminista que nos gobierna.

Ni una solo referencia a la custodia compartida y las maniobras de este neofeminismo para evitar que cobre plena vigencia jurídica la sentencia del Tribunal Constitucional de devolver al juez la libertad de dictar sentencia sin tener que acatar lo que el fiscal diga, como tampoco ni una sola referencia a los manejos en otros terrenos como la violencia de pareja o su pretensión de convertirse en dueñas de la moral determinando qué comportamientos son “decentes” y cuáles no.

La sensación que me quedó fue que el nivel de información de quienes no defendían la versión ortodoxa de lo que el neofeminismo pretende pasar por igualdad la daba la improvisación y desinformación que reflejaban sus mensajes. Me  hizo pensar que el trabajo de una bitácora como ésta debería multiplicarse por mucho a efectos de conseguir un mínimo equilibrio entre lo que oficialmente se nos dice que hemos de pensar y los juicios que como personas dotadas de capacidad somos capaces de elaborar cuando el debate no está coartado y existe un ambiente de libertad.

10 comentarios:

  1. Anónimo1:02 p. m.

    Hace poco que he descubierto este blog y me está gustando mucho. Sobre todo por la serenidad y honestidad intelectual con las que se abordan temas de importancia capital. Y sin miedo, sin reparos. En los tiempos que corren el hombre va a tener que recuperar aquélla condición "heroica" de los antiguos para defender y hacer crecer lo más sagrado que tenían, y que seguimos teniendo: la vida, la cultura, la justicia, la familia, la armonía de la convivencia... añada usted algo más. En definitiva: la dignidad de cada persona.
    Tan sólo quería expresarle al autor del blog, Emilio, que se ha ganado un lector más. Un lector muy interesado.
    Seguimos en contacto.

    Juan Ronaldo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A las personas que no comulgamos con esta dictadura de género, lo que nos queda es precisamente desenmascararla. Entiendo que Emilio a través de esta bitácora realiza una gran labor serena y de honestidad intelectual -como señala Juan Ronaldo-; aunque a todos los lectores les insto a que participen y su lucha la canalicen a través de Asociaciones como ALVIGE Valencia -de la que formo parte- (alvige.blogspot.com) para poder apoyar bien con la contribución directa o indirecta -no recibimos subvenciones ni ayuda de ninguna institución- a toda la labor que ponemos en marcha.

      No me cansaré de repetir que "entre todos podemos", y que a esta dictadura se la puede desenmascarar, y que estés o no afectado directamente por la LIVG contamos contigo.No podemos quedarnos como meros espectadores.

      Eliminar
    2. Afectado, lo valiente no debiera quitar lo cortés. Espero que admitas que sobre este tema pueda haber más de un planteamiento.

      Eliminar
  2. Antes de nada pedir disuclpas ya que el comentario que ha aparecido en "Afectados por la ley Integral contra la violencia de género", no era como tal asociación quien lo hacía, sino, lo quería hacer a nivel individual como Manuel León López, y así lo asumo.

    No acabo de entender Emilio que es lo que tengo plantemiento alternativo es el que me instas a admitir, ¿serías tan amable de concretarlo algo más?

    Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me pareció Manuel que este párrafo: "aunque a todos los lectores les insto a que participen y su lucha la canalicen a través de Asociaciones como ALVIGE Valencia..." no era justamente lo que se dice un gesto cortés y como ya había tenido una experiencia en ese sentido más bien poco agradable deseaba atajar el asunto desde el principio. Si no era esa tu intención olvidamos el malentendido y asunto concluido.

      Eliminar
  3. Efectivamente Emilio, mi intención con el comentario siempre ha sido y es poner en valor tu aportación a través de este blog, que me parece de lo más recomendable que se puede leer acerca de esta dictadura de género en la que estamos inmersos. No pierdo ocasión de recomendarlo e insisto en animarte a que continues adelante.

    Por otra parte, como detecto que hay poca implicación a nivel asociativo simplemente era hacer una llamada a la participación a través de asociaciones como Alvige Valencia (alvige.blogspot.com) u otras asociadas en Federgen, que luchamos para la abolición de la Ley Integral de Violencia de Género. Quien no viva en Valencia también puede colaborar de muchas formas. Es dar a conocer que esa posibilidad existe.


    .

    ResponderEliminar
  4. Me congratula que sea así Manuel.

    ResponderEliminar
  5. Pido de nuevo disculpas, ya que no me he dado cuenta que "google" lo tenía asociado de la cuenta de la asociación. El responsable del de este lío, soy yo. Ahora creo que sí aparecera con mi identidad.

    Gracias Emilio.

    ResponderEliminar
  6. Estoy muy de acuerdo contigo, Emilio. Las hembristas se han instalado en las instituciones y, desde allí con todos los medios a su disposición, se dedican a propagar su pensamiento único.

    Alabo el trabajo que hacen personas comprometidas como tú pero me pregunto hasta qué punto podemos contrapesar la balanza porque está claro que al nazifeminismo actual lo que menos le interesa es un debate sereno, en pié de igualdad y en un ambiente de libertad. De lo que viven es del engaño y la manipulación, de crear falsos enemigos que parezcan tan deleznables que por comparación ellas resulten unas bondadosas justicieras, de crear MIEDO para que nadie pueda siquiera plantearse rebatirlas. Es que está muy claro, mientras nosotros valoramos la pluralidad de planteamientos y la crítica porque los concebimos como un enriquecimiento muy necesario en una sociedad democrática, las (y los, que también tienen varones entre sus filas) dictadoras de género se empeñan en hacer que prevalezca su visión unidimensional de la realidad en la que quien no está con ellos y como ellos dicen, está contra ellos. Si no apoyas sus radicales planteamientos caes automáticamente en la categoría de machista, maltratador, defensor del patriarcado y mil gansadas más con las que buscan silenciarnos.

    Su mensaje sólo puede mantenerse con nuestro silencio, así que te felicito por alzar la voz. Pero veo la disparidad de fuerzas tan brutal, como has comprobado, que me pregunto a cuántas personas podemos llegar si ellos tienen radios, televisiones y periódicos para implantar su dogma. Enhorabuena por no rendirte al desaliento, cada entrada que publicas es un nuevo golpe a éste mal llamado feminismo. No será fácil derribarlo pero hay que hacerlo.

    ResponderEliminar
  7. Precisamente Cliente X, como tú indicas tienen todo a su disposición para continuar ideologizando en esta cruzada de terrorismo de género, y creo no extralimitarme en los adjetivos. Una mentira mil veces repetida se convierte en verdad, pues bien, nosotros lo que podemos hacer es allí donde podemos denunciar y desenmascarar la MENTIRA.

    Efectivamente ya sabes que para la mayoría, vamos a ser unos machistas, un maltratador etc, etc -es el precio a pagar- ...pero eso queda. Cuando individualmente yo denuncio eso tiene un efecto y la duda queda sembrada, e igual que en un momento dado se extiende, también comienza a remitir.

    En la Alemania nazi 500.000 alemanes dieron su vida por cambatir el nazismo, con el que nadie con un minimo de estabilidad mental asociaría a ningún alemán hoy en día.Y esta perversión ideológica tiene mucho en común con cualquier régimen absolutista, y lo que añade perversión al asunto es que se disfraza de valores como libertad e igualdad.

    Si no tienes cerca a alguna asociación de las conformadas en Federgen, puedes con el apoyo a otras, como el caso de Alvige Valencia (alvige.blogspot.com)

    ResponderEliminar