Twittear

15 marzo, 2008

Sueltos II

- Tengo una pequeña, o no sé si tan pequeña, duda ¿por qué tanto hincapié en compartir las tareas del hogar como si hubiera que mirar siempre para la plancha y mucho menos el trabajo a medias con los hijos? ¿Pudiera ser que aquí no habría problema en no compartir, como pone de manifiesto la posición del feminismo dominante a la custodia compartida? Será que las mamás consideran que ese terreno es exclusivamente suyo.

- También me llama la atención lo siguiente: en el anuncio, si tu lees ellos leen, aparecía un padre y su hija; la carátula de presentación del antivirus es un padre protegiendo a su hija; en el anuncio contra el tabaco aparece un padre y su hija… ¿No hay madres, ni hijos (varones)?

- Vivimos en el tiempo de Sexo en Nueva York, y no deja de tener su aquel que con ese título referido a una ciudad tan grande y multirracial, las protagonistas sean cuatro blancas, casi se podría decir wasp; pero también en el tiempo en que los niños devoran Pressing Catch, que en una nueva vuelta de tuerca para hacer más reñida la lucha aparece una mujer como motivo de la discordia y de la pelea del uno con el otro. El embrutecimiento masculino y el viejo estereotipo del chico que salva a la chica parece que, hoy como ayer, no hay problema en que sea cultivado.

- La igualdad puede ser desquite. Tantos años pregonando igualdad y paridad pero cada día más terrenos se configuran como de exclusividad femenina sin que escuche ni una sola voz reclamando otra cosa. Enfermeras, maestras, todo lo relacionado con la judicatura: jueces, fiscales,… además de médicos, profesorado de secundaria, .. pero también empresarias que sólo contratan a mujeres, y en la administración pública allí donde una mujer manda, los equipos son de absoluta mayoría femenina. Tiene gracia, nadie se siente en contradicción ni tan siquiera cuando las mismas personas exigen otra regla para otros puestos.


- La mujer puede jugar con las dos reglas, con la de exigir la paridad allí dónde quiere y negar la igualdad donde le parece. La ideología de este feminismo no podrá nunca escribirse porque la contradicción aparecería a cada paso y, porque lo que vale hoy puede que no sirva mañana y, mejor esperar a ver qué pasa antes de reivindicar el éxito de una política. El lema parece ser sólo aparecer para lo que se ha demostrado válido, mientras tanto mejor que sean otros.


- La situación de la enseñanza es tan precaria que ahora ya no hay que pelear en aquello de los chicos a Ciencias y las chicas a Letras. Ahora las Ciencias no las quieren ni los chicos ni las chicas. Alguien decía también que no había que preocuparse tanto por los resultados del informe PISA ya que muy cerca de nosotros estaban los EE.UU, olvidando quizá que esa comparativa si que no quiere decir nada ya que los EE.UU, a pesar de su pésima escuela pública, tienen las mejores universidades del mundo, se habla incluso de 17 entre las 20 primeras, y son polo de atracción de la inteligencia de otras partes del mundo, cuidando con exquisito mimo todo lo que tenga que ver con la ciencia y los cientificos, yendo mucho más allá de la caricatura de los creacionistas.

- Somos un país que empezamos a estar en todos los récords negativos del mundo: obesidad, consumo de drogas, consumo de televisión, diferentes déficits escolares, etc. y puede pasar una campaña electoral sin que ninguna de esas cosas ni se mencione.

- Cuando lo de la gran ola que barrió el Paseo Marítimo de Coruña, un hombre le salvó la vida a un niño. En el periódico La Voz de Galicia se dio cuenta del asunto, pero hasta donde yo llego, fue el único y eso que buena falta haría despues de tanta noticia con lo masculino en negativo. Desconozco el criterio que rige en estos casos.

1 comentario:

  1. Anónimo8:43 a. m.

    Falta una campaña publicitaria en la que el gobierno anime a las mujeres a cambiar las ruedas de los coches, o a arreglar los enchufes. Y, sobre todo, falta una campaña para acabar de una vez con el machismo de la mentalidad de "las mujeres y los niños primero".

    ResponderEliminar