Twittear

27 diciembre, 2010

PISA y el género

¿Y si la falta de excelencia fuese consecuencia de haberla matado  en la base porque en las escuelas de hoy lo que se ha decidido que sea el objetivo prioritario es formar “buenas personas” antes que buenos estudiantes?  ¿Y si lo que en ella estuviese sucediendo tuviese que ver no sólo con una determinada filosofía educativa sino también con una determinada composición por sexos del profesorado en un contexto de fuerte radicalización de las posiciones de género.


Leyendo la anterior reflexión mi impresión es que el género en algunas ocasiones y para algunas personas se vuelve completamente invisible como si el mundo se pudiese explicar sin mentarlo.  Pero eso no es verdad, el género está ahí, y en la educación  actúa todos los días en todos los niveles.  Quién pretenda que se trata de una casualidad la brecha de género en nuestro sistema educativo está equivocado y por eso dará vueltas en torno a sus manifestaciones pero sin llegar a la raíz de los problemas.

5 comentarios:

  1. Keyser Söze1:15 p. m.

    Me disculpen. Ya sé que este no es el hilo adecuado pero he tenido conocimiento de la existencia de un publirreportaje acerca de la violencia de jenaro y no me puedo resistir a insertar el enlace aquí.

    http://www.elmundo.es/elmundo/2010/12/25/espana/1293296375.html

    ResponderEliminar
  2. Anónimo9:26 p. m.

    Lo de la composición por sexos del Gobierno catalán merecería algún comentario. Resulta que en el Parlamento español tienen un comportamiento completamente misándrico, pero luego parece que no se dejan seducir por todas las propuestas del feminismo por igual y, cuando se trata de algunos temas, no importa actuar de forma que si fuera otro quien lo hiciese seguramente aquí se estarían oyendo algunas cosas. Lo de la doble moral parece que puede hacerse extensivo a todos los que de un modo u otro “comulgan” con los postulados de género.
    Alberto

    ResponderEliminar
  3. http://www.vanitatis.com/video/teen-mom-agresion-mtv-amber-portwood-20101230.html

    ResponderEliminar
  4. Anónimo5:11 p. m.

    El vídeo es impresionante, y en él se puede ver muy bien cómo el hombre agredido se refrena constantemente para no devolver la agresión: y es que el sexismo tradicional siempre educó a los varones para todo lo contrario de lo que afirman las feministas, para no pegar de ninguna manera a una mujer, ni siquiera en defensa propia ("manos blancas no ofenden").

    (Athini Glaucopis)

    ResponderEliminar
  5. ¿Alguien se imagina la escena, él en el papel de ella y ella en el de él, y leyendo que el agresor había sido detenido pero que al poco tiempo había sido puesto en libertad?

    ResponderEliminar