Twittear

10 diciembre, 2010

Apuntes PISA 2009


Como tengo la impresión de que esa lectura sosegada que quiero hacer del Informe PISA 2009 no va a ser posible, al menos en algunos días, me gustaría sin embargo  hacer un pequeño comentario en relación con alguno de los rasgos más generales  que del mismo se desprenden.  


Quizá lo que de novedad pueda aportar como comentario al mismo después de haber leído bastantes de las cosas publicadas, es que en lo que nadie está reparando, y es un detalle de una gran significación, es que PISA 2009 como ya hicieran los anteriores viene a confirmar la tesis de Comas y Granado de que el fracaso escolar masculino no se explica tanto por diferencias de los sexos en relación con su nivel de conocimientos  sino porque:

”los profesores evaluarían tanto lo que se aprende como la disposición a aprender, es decir, el esfuerzo, la dedicación y la conformidad con las normas escolares. En la medida en que las mujeres parecen adaptarse mejor a la institución escolar, los profesores tenderían a evaluar mejor su rendimiento académico.”

Es decir en las pruebas corregidas por evaluadores externos los resultados de chicos y chicas están bastante próximos pero como no son estos evaluadores externos quienes deciden ni la suerte ni el currículo de los alumnos sino esos profesores de los que hablan Comas y Granado es ahí donde la brecha se abre con las dimensiones espectaculares que luego conocemos.

Otro aspecto que a mi entender no está considerando en su verdadera dimensión, ni poniendo de relieve como se debiera,  es  la ausencia de nivel de excelencia de tal modo que como algún comentario dice por ahí a propósito de la tan cacareada, como irreal, equidad de nuestro sistema educativo: iguales sí, pero en la mediocridad. 


P.S. Raus quizá este aspecto no señalado en las notas que te pasé con anterioridad contribuya a enriquecer ese análisis sobre el fracaso escolar masculino que tienes entre manos.  

20 comentarios:

  1. eres muy sagaz. La observación acerca de los resultados en función de los evaluadores es más que interesante. Y, por cierto, esa peor adaptación de los chicos a la escuela y los resultados de las evaluaciones ¿no tendrán algo que ver con el exceso de profesoras?(son mayoría en el sistema y no se aplica la teoría de la discriminación positiva para el sexo menos representado).

    ResponderEliminar
  2. Sí, gracias, Emilio. Como dice Arturo, es una excelente observación. Lamentablemente, el artículo que tengo pensado escribir tardará en estar completo por falta de tiempo. Pero estoy en ello. No obstante, no estoy seguro de saber aportar relevante o de interés.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Tómatelo con tranquilidad. En cualquier caso estamos en contacto.

    ResponderEliminar
  4. Como profesor, estoy de acuerdo con esta cita. En clase los chicos están más inquietos, las chicas son más tranquilas. Es algo que tiene que ver con su constitución física, pripia de la edad. supongo que a ellos les debe gustar mucho la clase de educación física, pero no la mia donde tengo que obligarles a que estén sentados, en silencio y escribiendo. Como profesor me resulta más pesado mantener el orden con ellos que con ellas, y por supuesto esto se refleja (un poco) en las notas.
    Es por eso que he observado que chicos que en la ESO su rendimiento era bajo, cuando suben al bachillerato -si se lo toman en serio (no todos lo hacen)- sus notas mejoran. Y en cambio he visto chicas que les ponía sobresaliente en la ESO, en parte por su excelente disposición a trabajar, que en el el bachillerato bajaban mucho la nota. Al principio me sorprendía, pero esto se explica porque en el bachillerato la nota sobre todo sale del estudio, en cambio en la ESO la actitud y la disposición se valora mucho más que el mero resultado de los exámenes.
    Nuestro sistema educativo está montado sobre la pasividad y la docilidad de los alumnos, es algo estructural, y a ellos -en general- les cuesta mucho más

    ResponderEliminar
  5. Por cierto, Emilio, ¿serías tan amable de colgar aquí el enlace del informe donde se hace la comparación de resultados por sexos? Supongo que habrá información de los resultados por países.

    En cualquier caso, si, como apuntas, las diferencias entre sexos son pocas, ya podemos aventurar algunas conclusiones. Una de ellas es que la mayor presencia de maestras no parece perjudicar el rendimiento real de los chicos. Otra es (a falta de conocer los datos estadísticos) que no haya tampoco significativas diferencias en comprensión lectora, donde, se supone, las chicas aventajan a los chicos.

    El mayor abandono y fracaso de los chavales debe estar causado, como bien apuntas, por los criterios de evaluación, favorables en general para las chicas.

    La valoración del esfuerzo, la obediencia y el esmero favorece sistemáticamente a las chicas, precisamente porque las prácticas educativas permisivas desnortan más a ellos que a ellas. La hipótesis que manejas, Emilio, con la que estoy de acuerdo, se complementa con la que yo esbozo: dado que los chicos son de natural menos tranquilos (y, por qué no decirlo, más propensos a la agresividad física), una educación paterna y escolar que emplee masivamente el laissez faire constructivista y la permisividad y que, al tiempo, premie la buena conducta, ha de suponer un grave obstáculo para los chicos. Obviamente, la culpa no es de ellos, sino de un sistema de educación terriblemente prejuiciado y deficiente. Ya explicaré todo esto en el artículo que preparo.
    Sigue...

    ResponderEliminar
  6. Un par de cosas más. Lo que sabemos de la distribución poblacional de la inteligencia de hombres y mujeres es que ellas están mucho más concentradas en la media. En la población masculina se acumula la mayor parte de las personas con deficiencias mentales y, también, por el otro extremo, de brillantes y superdotados. En la edad adulta, aproximadamente el 75% de los superdotados son varones. A partir de valores de CI muy elevados (genialidad), la presencia femenina es 10 veces inferior a la masculina.

    Sabemos, por otro lado, que los hombres son, en general, más competitivos que las mujeres (aunque ellas lo sean entre sí en lides de seducción). Su competitividad es mayor tanto en cuestiones laborales (recuérdese lo que se dijo aquí recientemente de las mujeres holandesas) como en deportivas.

    La mayor inquietud física de los chicos no se canaliza a través del deporte. Los chicos, especialmente ellos, necesitan buenas dosis de ejercicio físico para calmarse. Nuestros niños (y niñas) son los terceros más gordos del mundo. Juegan a la play, no a correr, como sería lo dado. Éste es, seguramente, otro de los factores que perjudica a los chicos de hoy. El sedentarismo actual se acaba traduciendo en mayor indocilidad masculina (también femenina, pero menos).

    Pues bien, tanto la educación paterna como el tipo de escuela que tenemos, perjudica a los chicos por varias razones que me parecen obvias:
    1. Ser contrario a la excelencia académica implica ser contrario a la competitividad. Es decir, la escuela cercena el ímpetu competidor de los chicos. La escuela de los pedagogos está interesada en la colaboración entre alumnos, no en la competitividad. Esto perjudica a ellos y beneficia a ellas. La colaboración es un rasgo más femenino que, como es lógico, las maestras estimularán más que el rasgo de competitividad, marcadamente masculino.
    2. Los varones son, igualmente, más individualistas. Hoy se premia la colaboración y el trabajo en equipo, actividades típicamente femeninas. Es decir, todo esto (sustituir competitividad por colaboración) no resulta naturalmente estimulante para los chicos y sí para las chicas.
    3. Un sistema escolar que iguala por abajo, que censura la excelencia, ha de suponer la pérdida de muchos chicos brillantes y superdotados.
    4. O sea:

    1) A los chicos les perjudica más las prácticas permisivas que a las chicas. Su indocilidad se penaliza, grave injusticia, en las notas.
    2) Los chicos no canalizan su agresividad en el deporte, lo que se traduce en mayor indocilidad.
    3) A los chicos se les impide competir intelectualmente y se les obliga a colaborar (rasgo más femenino). Nuevamente, esto se traduce en mayor indocilidad.
    4) Se cercena el individualismo, típicamente masculino.
    5) Se desdeña o censura la superdotación intelectual y la brillantez, con lo cual se pierde la parte de la población masculina más brillante.

    En fin, sigo en ello.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Arturo, la feminización del profesorado correlaciona con el aumento del fracaso escolar masculino, como recientemente manifestó la ministra de familia y asuntos sociales alemana, recibiendo el consiguiente ataque del feminismo alemán. En el mundo anglosajón se ha estudiado este fenómeno desde hace tiempo, el libro The war against boys, que ya he mencionado en otras entradas, y del que desconozco si hay traducción al castellano, es un buen referente al respecto.

    ResponderEliminar
  8. Raus, en un panorama educativo como el que describes, en el que el varón está condenado al fracaso, la educación diferenciada sería una medida progresista en vez de reaccionaria. Esta recomendación realizada por una conocida pedagoga sueca (siempre me olvido del nombre, Emilio) a un grupo del parlamento catalán levantó la indignación de los políticos feministas presentes en esa reunión. Personalmente, creo más en la educación integradora, que recoja las evidentes diferencias en cuanto a las formas de aprendizaje de chicos y chicas, pero en algunos entornos de marginalidad en EE.UU la educación diferenciada a servido para mejorar en un corto espacio de tiempo el rendimiento escolar de chicos problemáticos. En otro orden de cosas, ¿no habéis visto la campaña que en TVE se está haciendo con el tema de los llamados juguetes sexistas?. Tanto el Telediario de Pepa como el programa Gente han incluido cortos en los que se presenta de manera sesgada el impacto de los juguetes en el tema de los roles.

    ResponderEliminar
  9. Anónimo7:26 p. m.

    No tiene que ver con el tema pero nos recuerda como están las cárceles

    http://www.lavozdegalicia.es/opinion/2010/12/11/0003_8902383.htm


    Alberto

    ResponderEliminar
  10. Vería bien la educación diferenciada, Plutarco. No obstante, todo mejoraría notablemente (para niños y niñas) si los padres y maestros recuperaran la autoridad perdida. El sistema actual es desastroso para los chicos, pero tampoco es bueno para ellas, pues simplemente iguala por abajo y baja la media de dificultad.

    ResponderEliminar
  11. Raus, básicamente, estamos de acuerdo, el sistema educativo actual es pernicioso para la sociedad en general. Es cierto, por ejemplo, que existen más universitarias que universitarios, pero el nivel general en la universidad es penoso y las carreras por las que optan ellas suelen ser las que conducen a trabajos peor remunerados, lo que perpetua la llamada brecha salarial (un licenciado en una carrera técnica gana, en general, más que una licenciada en psicología o sociología, historia o sanitaria). La educación diferenciada sería algo complementario dentro de lo que tu comentas.

    ResponderEliminar
  12. Raus, la información que me pedías sobre los resultados de chicos y chicas en PISA 2009 la puedes encontrar yendo a DOCUMENTOS (en el margen derecho de la bitácora)donde he colgado el informe completo en la versión española del ministerio de Educación. La información concreta la encontrarás a partir de la página 106. Como podrás observar existe una diferencia relativamente importante a favor de las chicas en comprensión lectora, y otra un poco más moderada en Matemáticas y Conocimiento científico a favor de los chicos. En cualquier caso nada comparable al resultado que luego arroja el sistema educativo donde el fracaso escolar masculino duplica el femenino y alcanza dimensiones tan espectaculares como que 1 de cada 2 varones de la comunidad de Valencia no obtiene el título.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  13. Creo, Plutarco, que la idea de una escuela separada por sexos no gustará al feminismo ni a las demás fuerzas progresistas. A la facción feminista más retorcida no creo que le agrade pensar que se destinarían recursos exclusivos para los varones. Lo entenderían como una negación de la llamada “discriminación positiva”, o un acto de machismo. Pero, a decir verdad, tampoco podría extrañarme que algunas feministas estuvieran de acuerdo en separar al sexo bueno, el femenino, del sexo malo, el masculino.
    Gracias, Emilio. A ver si hallo tiempo para consultar esos datos. De todas formas, como ya indicas tú, las diferencias reales no se corresponden con las estadísticas de fracaso. Realmente es una vergüenza que ningún responsable político diga nada al respecto.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  14. Raus, en otros países las feministas no ven del todo mal la educación diferenciada, ya que podría contribuir a mejorar el rendimiento de las chicas en matemáticas y ciencias, favoreciendo de paso su incorporación a carreras técnicas en las que, según ellas, están infra representadas (no se quejan cuando son ellas las que copan ciertas carreras o profesiones de las llamadas cómodas). Otras abogan por que las pruebas de entrada a carreras técnicas se feminicen, aunque aquí si que no tengo claro como se puede feminizar las matemáticas o la física. En España se ha optado por pagar la matrícula a las chicas que decidan ir por alguna ingeniería (Universidad de Murcia), aunque creo que sin los resultados esperados. pagar a varones para que estudien medicina, en el que comienzan a estar infrarepresentados como estudiantes, no parece estar en la agenda del feminismo gubernamental, gobierne el partido que gobierne.

    ResponderEliminar
  15. En mi opinión la separación por sexos debería ser algo que las autoridades no debería prohibir como efectivamente así está siendo en las comunidades socialistas, ya que en la lucha contra el fracaso escolar ningún instrumento se debe descartar, pero entiendo que no es el debate de este momento en el que claramente hay que poner sobre la mesa muchos otros aspectos: curriculares, de composición por sexo del profesorado, de organización... que están fallando estrepitosamente en nuestro país y requieren una atención más urgente.

    ResponderEliminar
  16. Anónimo11:23 a. m.

    Un saludo a todos, nada más quería compartir un enlace que he econtrado que puede ser de gran interés, feminismo disidente se llama.

    http://cdd.emakumeak.org/ficheros/0000/0398/15-06-1.pdf

    Nacho, Oviedo.

    ResponderEliminar
  17. Anónimo, el documento que mencionas es de interés. Al estar promovido por la Junta de Andalucía, y por el breve repaso que he hecho, el sesgo es evidente, pero permite conocer los argumentos institucionales. Lo leeré con atención, ya que de alguna manera su elaboración ha sido sufragada con los impuestos de los sufridos andaluces, pero anticipo que la conclusión del informe será que el feminismo disidente (curiosa terminología stalinista) es poco menos que una elaboración fascista de los neocon más retrógrados de la sociedad americana.

    ResponderEliminar
  18. ¿Por qué la Universidad española no contrata a científicos de calidad? artículo de Tomás Ortín en El País

    http://www.elpais.com/articulo/opinion/calidad/universidades/espanolas/elpepuopi/20101213elpepiopi_12/Tes

    ResponderEliminar
  19. Gracias Nacho, aunque no lo he leído completo me parece un documento de gran interés.
    Hacía mucho tiempo que no sabíamos de ti, por lo que únicamente decirte que te animes a participar más veces.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  20. Un documento interesante, el del feminismo disidente. Sistematiza las principales voces de la disidencia. Por cierto, excelente término soviético, como dice plutarco.
    Me parece interesante invocar la "autoridad" de esas autoras como una medida "astuta" ante la autocensura que impera por mor de la corrección política.
    Ya se ha hablado de este tema en este blog: por qué hay tan pocos que protesten y denuncien tanto desatino? En la respuesta apuntábamos el miedo a la estigmatización. Bueno, pues apoyados en la autoridad de tales autoras -autodefinidas como feministas- quizás se puede perder el miedo a que te llamen còmplice de maltratadores y cosas así...

    ResponderEliminar