Twittear

03 marzo, 2011

¡Vaya tela!

Después de que en el día de ayer Carmen Morán publicase: No es discriminación de género señora Reding, hoy Carmen Sánchez-Silva nos regala: La ruina del hombre nos iguala, lo que entre ambos artículos nos da una buena dosis de ideología de género en estado puro, pues si para una, los hombres tenemos menos esperanza de vida como consecuencia de nuestro comportamiento descerebrado, para la otra, vivimos en un país donde las mujeres cobran menos por el mismo trabajo y en lugar de denunciarlo ante la inspección de trabajo y los sindicatos, permiten que simplemente constituya munición de combate para un feminismo institucional al que cada día con mayor claridad se le va viendo su verdadero rostro y la consideración que le merecen los varones.

A estas alturas, de determinado feminismo ya no me sorprenden las peripecias y juegos malabares  para construir un discurso a la medida de sus intereses y necesidades de cada momento, sino la capacidad que la sociedad está demostrando para permitir, cuando no alentar, este tipo de discursos carentes de cualquier rigor, más allá de la defensa de los intereses de un grupo social. Y no me sorprende porque sistemáticamente la realidad de la que habla es una realidad inventada, fabulada, a la medida de unos intereses, estos sí de género, que no sólo no muestran ningún respeto y consideración por el otro, tampoco por una posible realidad más allá del género. Es como una película del Oeste en la que han decidido jugar a vaqueras que han de dar su verdadero merecido a unos indios que por serlo se lo han ganado a pulso. 

La ideología de género es un constructo en el que un determinado feminismo se ha erigido en árbitro e intérprete de la sociedad y que se considera en el derecho de decirnos a todos, desde su minoría, lo que haya que entender por economía, justicia, cultura, política, etc. sin que nos quepa disentir –si así fuera inmediatamente seríamos tachados de machistas- pero ni tan siquiera pudiéramos hacer uso de ese instrumental de conceptos e ideas que hemos aprendido en la escuela y que aplicado a sus “sexudos” análisis nos muestran que no siguen el camino de la verdad, más bien que, al igual que el sofista, pretende convencernos mediante males artes y juegos de retórica. 


P.S. Echad una ojeada a la última entrada de Pelle Billing en la que se habla de un Consejo de Hombres y Niños que se propone crear Obama. Si alguien se atreve a realizar un pequeño resumen de la información y colgarla en la bitácora, desde aquí le envío las gracias.

9 comentarios:

  1. Humberto7:06 p. m.

    Uniendo las diferentes piezas del puzzle que machaconamente nos ofrecen las hembristas, el resultado no cuadra en absoluto. Si es cierto:
    Que las mujeres trabajadoras en general y directivas en particular ganan bastante menos que los hombres por el mismo trabajo.
    Que hacen su trabajo con más eficacia.
    Que son más generosas, sensibles, solidarias y guays, y provocan menos conflictos.
    Que están más preparadas académicamente, son más inteligentes y aprenden mejor.
    Entonces ¿por qué narices los empresarios no despiden a todos los hombres y contratan sólo a mujeres?
    La respuesta al enigma sólo puede ser que los empleadores son unos imbéciles que no saben lo que les conviene. O peor aún, son unos cerdos machistas capaces de sacrificar sus beneficios y la prosperidad de su empresa con tal de mantener oprimidas a las pobrecitas mujeres.
    Hay que tener muy poca vergüenza para dibujar así el panorama laboral, y hay que ser muy ignorante para tragárselo. Sólo hace falta un poco de sentido común para deducir que nos están contando una sucesión de burdas patrañas. Y además, se callan un dato muy importante: muchas mujeres capacitadas no son directivas porque no quieren, porque no están dispuestas a llevar el tipo de vida de los ejecutivos agresivos, porque prefieren emplear una buena parte de su tiempo en asuntos más personales, como por ejemplo su familia, lo cual es tan respetable como dedicar la vida al trabajo. El libro de Susan Pinker lo demuestra muy claramente.
    Hace muchos años, mi abuelo me dio una pista importantísima para entender a las mujeres: son maestras en hacer lo que quieren y a la vez simular que son víctimas a las que hay que compensar por ello. Cuánta razón tenías, abuelo.

    ResponderEliminar
  2. Muy bien Humberto. Todo muy claro, los empresarios son unos jodidos machistas que están dispuestos a aguantar duros conflictos laborales por un punto arriba o abajo en los convenios salariales en vez de reducir de golpe sus cargas salariales entre un 5% y un 45% dependiendo de los sesudos estudios genéricos de género (o estudios degenerados...)y,además, como dices, obteniendo a cambio mejores trabajadores, perdón quise decir trabajadoras...vale, pero me pregunto, os pregunto, les pregunto, las pregunto: ¿por qué las mujeres empresarias tampoco contratan exclusivamente a las más baratas y eficaces mujeras?

    ResponderEliminar
  3. Anónimo10:13 a. m.

    Muy buena tu aportación en el articulo del pais.

    Nacho, Oviedo

    ResponderEliminar
  4. Anónimo3:52 p. m.

    Desgraciadamente la supuesta discrimación salarial de las mujeres es un mito que está muy extendido. Incluso entre mujeres que se declaran como no-feministas es común oír comentarios relativos a determinados "estudios" que "demuestran" que a ellas les pagan menos por el mero hecho de ser mujeres. Porque así como es cierto que el feminismo institucional y subvencionado no ha conseguido convertir en militantes activas de su causa a la mayor parte de las mujeres, sí es verdad que muchas de ellas han incorporado a su bagaje intelectual determinados aspectos de la ideología de género. Se da así la paradójica situación en la que al mismo tiempo que niegan ser feministas, argumentan que a ellos les pagan más que a ellas. Y si alguien las contradice le pasará lo que a mí me sucedió: llamarme "machista"...

    ResponderEliminar
  5. He pasado el traductor de Google por el sumario y muy resumida la propuesta consiste en que el presidente Obama ha encargado a Warren Farrell el presentar una propuesta para la creación, al igual que el ya existente para mujeres y niñas, de un Consejo de la Casa Blanca para niños y hombres.
    Para ello se creó una Comisión que identificó cinco componentes principales de la crisis de lo masculino: la educación, la salud emocional, salud física, la ausencia del padre, y el trabajo.

    Educación

    Los niños toman más medicamentos y están peor educados. Se sitúan muy por delante de las niñas en el consumo de Ritalin, y por detrás de ellas en todo lo relativo a rendimiento escolar y educativo. Entre ellos el abandono y fracaso escolar es más elevado. En la educación superior, la proporción de hombres y mujeres que se graduaban en los años 60 se distribuía en un 61% para ellos y un 39% para ellas. Pues bien, la previsión para el 2020 es justamente que esos términos se inviertan y sean ellas las que representen un 61 % de las graduadas por un 31 de graduados. Entre los hispanos y los afroamericanos, la brecha entre hombres y mujeres es mayor.

    En lo que a soluciones se refiere la Comisión propone estudiar incluir a más profesores varones, la actualización de la formación docente, una enseñanza más adaptada a los chicos…

    Salud Emocional

    En los chicos la tasa de suicidios va de igual a las niñas antes de la adolescencia a cinco veces la de las niñas entre 20 y 24 años. Entre las personas mayores, los hombres mayores de 85 tienen una tasa de suicidios un 1300% más alta que sus pares femeninas. Otros síntomas de problemas emocionales masculinas van desde el TDAH a la violencia, la delincuencia y las 5 D's: la depresión, la bebida, las drogas, la desobediencia y la delincuencia.
    Las soluciones que propone la comisión tienen que ver con el trabajo con los padres y los educadores, el fomento de la comunicación y las habilidades sociales, y la orientación en familias monoparentales.

    Ausencia del padre

    Uno de cada tres niños en los EE.UU. viven en un hogar sin padre.

    Salud Física

    La Comisión examinó por qué la diferencia de esperanza de vida entre hombres y mujeres ha pasado de un año en 1920 a más de cinco años en la actualidad. Y por qué los niños y los hombres mueren antes que las niñas y mujeres de nueve de las 10 principales causas de muerte.

    Trabajo

    Uno de cada cinco hombres de 25 a 54 años no está trabajando. La mitad de los hombres jóvenes afro-americanos entre los 20 y los 24 años están desempleados. Las áreas de empleo futuro (por ejemplo, salud, educación) son las áreas para las que se prepara a las chicas, mientras que, los ámbitos en los que se prepara a los chicos (por ejemplo, manufactura, agricultura, construcción) están en declive. Y los puestos de trabajo que requieren más educación están siendo reubicados en el extranjero.

    El Consejo de la Casa Blanca para Chicos y Hombres examinaría la posibilidad de reorientar las vocaciones masculinas en la dirección de esas áreas de empleo futuro, por ejemplo: la vocación hacia la educación: También tendría que trabajar aumentando la seguridad en el trabajo (92% de las muertes en el trabajo son hombres).

    En Conclusión

    La Comisión, entre otras cosas, propone como fundamental la reconsideración de lo que significa ser un hombre. En el pasado, hemos enseñado a nuestros hijos que eran "hombres de verdad" si lo que hacían era conveniente para la supervivencia de la sociedad – aún a riesgo de su muerte en la guerra, o en la construcción del ferrocarril. Nuestros hijos eran héroes hijos si se arriesgaban a ser desechables lo que a menudo era conveniente para la sociedad, pero no saludable para nuestros hijos.
    El Consejo propone fomentar vías alternativas para convertirse en un hombre valioso.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo12:05 a. m.

    No tengo ahora tiempo para comentarios, pero no puedo evitar compartir con vosotros mi estupor ante el superlativo del titular:

    http://www.elpais.com/articulo/internacional/mujer/valiente/Mexico/fuga/Estados/Unidos/elpepuint/20110305elpepuint_2/Tes

    (Athini Glaucopis)

    ResponderEliminar
  7. El titular solo tiene sentido cuando se ha leido previamente este otro:

    http://www.elpais.com/articulo/internacional/mujer/valiente/Mexico/elpepuint/20101020elpepuint_5/Tes

    Un tratamiento irresponsable de esta noticia por parte de El País.

    ResponderEliminar
  8. He leído con atención el original de la propuesta de Warren Farrel a Obama. La traducción de google recoge bastante bien la esencia de la propuesta. Quizás en España Lorente la calificaría de "neomachista", pero merece la pena traducirla bien y que circule por Internet. Me pondré a ello y te la pasaré al email que me indiques para que la cuelgues en el blog o difundir a otras personas en forma de pdf.

    ResponderEliminar
  9. Anónimo1:31 p. m.

    No se puede acceder al enlace de arriba del pais...........?????
    ¿Sabéis porqué?
    Luis

    ResponderEliminar