Twittear

17 marzo, 2011

¿Quién es el discriminado?

Con la que está cayendo aquí y en el mundo -imposible olvidarse de Japón-,  hay quién considera que tiene interés hacer preguntas con tanta enjundia como: Por qué algunas mujeres prefieren ser hombres. Máxime si después de leer el texto que  acompaña a la pregunta, uno comprueba que allí no hay tema, que ni tan siquiera con la mejor de las voluntades es posible encontrar mimbres para un tema así. Ya que lo único sustantivo que se encuentra entres sus líneas es la reiteración del dato de la discriminación salarial de las mujeres y, a estas alturas, ya da igual  la cuantía, tan variable según el autor o autora y el día. Por eso quisiera hacer alguna reflexión:  

La primera de ellas es, la de si el feminismo ha tocado techo y cualquier pretexto es bueno para procurar mantener una llama que languidece y se alimenta de interrogantes de ese tipo. Y a continuación, preguntar y preguntarme si estos debates están planteados para asumir la crítica y variar posiciones cuando haga falta, por ejemplo en el tema de la discriminación salarial, circunstancia desmentida por activa y por pasiva desde todos los ángulos, o sencillamente se trata de retórica imperturbable a la crítica pues, mantenerse en esa falacia, lo que mejor deja traslucir es debilidad y  una contumacia alejada del buen juicio. Y, o mucho me equivoco o parece la única respuesta posible.

También que, frente a la profunda gravedad de algunos temas masculinos como todo lo relacionado con las separaciones y la custodia compartida, el fracaso escolar, importantes y urgentes temas de salud o, toda la problemática de las personas en paro, y aquí habría que hablar de ellas y de ellos indistintamente pues de un problema de todos se trata,  parece un lujo asiático que nada de eso puede plantearse en abierto y  en un medio de amplia difusión, y en su lugar se desperdicie de esa manera una tribuna que claramente podría estar reportando un mayor beneficio a todos y… -y esto también es importante-, fácilmente se pueda constatar que  en algunos terrenos, como éste de los medios de comunicación, es evidente en perjuicio de quién es la desigualdad.


5 comentarios:

  1. Más violencia feminista. Leed el llamamiento de esta tarada:

    http://marialapachet.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. Anónimo9:48 p. m.

    ¿Están haciendosen los tontos?

    ¿Por qué llaman feministas a hembristas?

    Kxll

    ResponderEliminar
  3. Parece que hay una buena noticia sobre Japón:

    http://www.lavanguardia.es/

    ResponderEliminar
  4. Si, 180 hombres, muchos de ellos jubilados, han arriesgando su vida y sufrirán secuelas. Quizás estás serían las fechas para a partir de ahora instaurar un Día del Hombre Heroico.

    ResponderEliminar
  5. No sé el éxito que pueda tener una iniciativa como la que apuntas Plutarco, pero es evidente que en muchas situaciones la única igualdad que existe es que lo haga el hombre, sí, o sí. Que nos vendan el cuento del sexo indiferenciado es sólo una panema que a la hora de la verdad no existe y al igual que sucedió con los mineros chilenos, en esta ocasión será trabajo de varones y nadie pedirá cuotas.

    ResponderEliminar