Twittear

27 mayo, 2014

Elecciones europeas


Las recientes elecciones han puesto de manifiesto la fragilidad del proyecto europeo, un proyecto que siendo de naturaleza política se ha dejado a la inercia de lo económico, tal vez en la confianza de que de ese modo el terreno de la unión se iría allanando por sí solo y no haría falta nada más.

Lo que ha sucedido en Francia no es coyuntural. Se viene gestando desde hace muchos años y, teniendo que ver con muchas cosas el Frente Nacional ha tenido la habilidad de favorecer su lectura en clave de pérdida de soberanía y con la idea de que la “grandeur” todavía es posible.

Conviene no olvidar que la fallida Constitución europea donde encontró su principal escollo fue justamente allí y, básicamente, por motivos nacionalistas o, si se prefiere,  chauvinistas. Los argumentos para la oposición no tenían tanto que ver con la propia constitución, como con el hecho de que los franceses no la consideraron de su factura, y, en este juego, participaron casi todos a derecha e izquierda, sin darse cuenta quizá de que lo que estaban favoreciendo era a un planteamiento como el de Le Pen.

Algo parecido está detrás de lo que ha sucedido en estas elecciones en el Reino Unido. Se trata en ambos casos de países muy orgullosos de su historia que creen estar dando un paso atrás porque consideran que son más potencia por separado que en la Unión y no están acostumbrados a compartir protagonismo. Frente a eso la Unión Europea lo único que muestra es una enorme y profusa burocracia.

En cuanto a España han tenido la virtud de reflejar con bastante nitidez cómo vive la ciudadanía este momento de crisis social y económica. También de lo obsoleto de los planteamientos del bipartidismo, confiados en que el péndulo de los últimos treinta años seguiría funcionando, y la factura al PP supondría automáticamente la victoria del PSOE.

Hay que celebrar que, con Podemos lo del 15M haya tenido su reflejo político y haya servido para incorporar a la política a quienes de otro modo no lo harían.  No es poco en un país en que dicha actividad tiene la peor consideración.



12 comentarios:

  1. Anónimo11:11 a. m.

    La verdad, es que, para los que los que queremos la verdadera igualdad, no es ninguna buena noticia o no debería serlo, que un grupo de "Ultra izquierda" como es el caso del Grupo Politico "Podemos" tenga el exito electoral que, por desgracia ha tenido. Digo esto precisamente por sus politicas de género, que si todavía no eran suficientemente radicales las del Psoe y las del PP, las de este nuevo grupo, aún bienen con unas cuantas vueltas de tuerca. Y es que no podemos olvidar que, la Izquierda en este Pais, está enferma de Feminismo.
    Atentamente:
    David

    ResponderEliminar
  2. Seguramente no te falta razón David. Ya he expresado ayer en twitter que quien creo que gana en todas las elecciones es el feminismo de género. ¡Y sin presentarse como tal! Basta que todos los demás lo hagan por ellas. Con Podemos o sin Podemos lo que parece cierto es que en esta cuestión no se ha avanzado.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo2:13 p. m.

    Entre las candidatas de "Podemos" (nótese la similitud con el "Yes, we can" de Obama) está Beatriz Gimeno, una feminista cuyos escritos no dejan indiferente a nadie:

    http://danipirata80.wordpress.com/2014/05/01/perlas-de-la-feminazi-de-podemos-beatriz-gimeno/

    Silvia

    ResponderEliminar
  4. Por añadir algo más diría que el PP durante la oposición a Zapatero reclamó un acuerdo a favor de la custodia compartida, hizo campaña en ese sentido y llevan dos años y medio de legislatura y la cosa está como está. Y no hay que olvidar que en este tiempo dos sentencias del Tribunal Constitucional y el Tribunal Supremo han allanado ese camino de forma muy notable. Yo no me equivocaría, en estos temas quien toma las decisiones es el lobby feminista y ese se escapa bastante a los partidos políticos porque está conformado por personas de todos ellos. Hubiera preferido un planteamiento de otro tipo, pero eso parece que nos lo vamos tener que ganar a pulso con esa opción o sin ella.

    ResponderEliminar
  5. No olvides Silvia que en los aledaños del poder hay quien considera que la reclamación de custodia compartida es una forma de violencia de género.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo12:39 a. m.

    Si no estoy mal informado en estas elecciones la candidatura Iniciativa Feminista obtuvo 25000 votos. Pero esto es lo de menos

    http://www.iniciativafeminista.es/iniciativa/?m=201405

    Arturo

    ResponderEliminar
  7. Arturo, la lista de Podemos como podrás observar en su página es paritaria, pero observa la composición de los equipos de trabajo: http://podemos.info/equipo-podemos/

    Pero lo más sangrante no es que las cosas sean así sino que desde el Poder un personaje como Lorente publique un nuevo libro en el que como resumen de lo que hacen unas y otros lo que ofrezca sea esto:

    http://www.periodistadigital.com/ocio-y-cultura/libros/2014/05/27/miguel-lorente-comida-cuadros-critica-violencia-genero-machismo.shtml

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo12:44 a. m.

      Nada nuevo. Ellos hacen algo los beneficios se reparten y las cargas las cargan ellos. Lo habitual

      Arturo

      Eliminar
  8. Anónimo12:46 p. m.

    "Hay que celebrar que, con Podemos lo del 15M haya tenido su reflejo político y haya servido para incorporar a la política a quienes de otro modo no lo harían. No es poco en un país en que dicha actividad tiene la peor consideración." (Emilio)

    Emilio, desde el respeto y la simpatía que me merece tu blog, tengo que reiterar ahora abiertamente que no entiendo tu comentario positivo hacia "Podemos". Una cosa es que dentro de lo heterogéneo del 15-M hubiese gente bien intencionada, y otra muy distinta era la más que previsible manipulación de dicho movimiento por parte de los partidos políticos y corrientes ideológicas que ahora pretenden presentarse como sus "representantes". Unas gentes que ahora se nos muestran como algo nuevo, como algo rompedor, como algo "revolucionario", cuando en el fondo no son otra cosa que la misma ultraizquierda totalitaria, fanática y sectaria de toda la vida, pero ahora con un look ciertamente nuevo: mezclando una corbata anudada de forma desenfadada junto con unos pendientes y una coleta. Creo que a los parroquianos del diario "Público.es" se les puede vender esa moto, pero ese discurso en "Personas, no genero" queda totalmente fuera de lugar.
    Emilio: ¿tú has seguido las proclamas que en cuestión de "género" sostiene la gente de "Podemos"? Te lo pregunto porque me parece una grandísima incongruencia tu combate contra la ideología de género, y que luego muestres tus simpatías hacia una formación política como "Podemos", cuyo ultrafeminismo convertiría al feminismo de Zapatero y sus ministras en un simple juego de niños.
    Emilio, tú mismo en este blog has planteado el muy interesante factor que la imagen de una persona proyecta sobre un determinado electorado, y cómo el Frente Nacional puede ganar muchísimos más votos si quien lo encarna es una mujer joven, y no un viejo como el padre de la saga Le Pen. ¿No sucederá lo mismo con "Podemos"? ¿No será que nos dejamos arrastrar por la imagen juvenil y atractiva de Pablo Iglesias? ¿No será que nos engancha y necesitamos un "líder" que a modo de Mesías haga de guía para el resto de la manada? Pablo Iglesias (que no "Podemos") tiene carisma, un requisito importante para un cantante que quiera triunfar, o para un actor (que por cierto, Pablo Iglesias tiene estudios de ello), o para un político. Viajando en el tiempo no sería el primero. Adolfo Hitler, en su contexto, también tenía gancho. Otra cosa es que luego perdiese la guerra, y sus enemigos se encargasen de demonizarlo. Felipe González, también en su tiempo, iba con chaqueta de pana, melenita, y barba de varios días... ¡¡umm....!! Y mira luego cómo acabó... ¿Se sabe ya el porcentaje de votos por sexos que ha recibido Pablo Iglesias (perdón, "Podemos")? ¿Hubiese conseguido "Podemos" el mismo número de votos si su cabeza de lista hubiese sido un señor con el look de Rubalcaba? ¿Un votante medio sería capaz de distinguir muchos de los apartados del programa electoral de, pongamos por caso, Izquierda Unida y de Podemos? Es que esto me recuerda a esos productos que encontramos en el supermercado, donde todos los detergentes vienen a limpiar igual, pero nos dejamos llevar por la sonoridad de la marca y por la presentación de la mercancía.

    Silvia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Silvia observa que en mi comentario el mérito que le atribuyo es el de incorporar a la vida política al 15M en un país en el que la política tiene bastante de basurero. No me asustan las proclamas neofeministas de Podemos, porque si en ellos están muy explícitamente, en el PP, el PSOE , IU y tantos otros están las mismas solo que de forma más disimulada. Lo que lleva sucediendo con este tema en los últimos 15-20 años no es cosa de Podemos. Que aplauda ese mérito no quiere decir más que eso y por supuesto desde aquí seguiré combatiendo el neofeminismo en cualquiera de las formulaciones que se realice. De lo que tenemos que ser conscientes es de que los que apenas si hemos dado un paso adelante somos nosotros, porque la incapacidad de quienes lo vemos desde este otro ángulo para dar pasos adelante es manifiesta. La autocrítica también nos debe tocar en alguna medida.

      Eliminar
  9. Yo estoy de acuerdo con el análisis de Emilio. El lobby siempre gana sin presentarse, por eso da igual unos que otros. Podemos al menos es aire fresco que rompe el bipartidismo. Si esto sirve para ampliar la democracia es una buena noticia, porque la habilidad del lobby precisamente ha sido sortear los mecanismos democráticos, sólo hace falta leer este blog donde estamos para recoger innumerables ejemplos. No importa tanto que en Podemos haya líderes neofeministas, porque los hay en todos los partidos, la cuestión es si esasneofeministas van a hacer la tarea de lobby antidemocrática que, por ejemplo, bloquea la custodia compartida a pesar de ser un clamor mayoritario. Las del PSOE han sido muy hábiles y hace lustros que estan en la ejecutiva aunque haya compañeros de partido que les cae la cara de vergüenza. En un partido tradicional, el que sube arriba tiene la sartén por el mango. Está por ver si Podemos acabará funcionando así o, como ellos dicen, están por las listas abiertas, la no profesionalización de la política etc

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anónimo12:22 p. m.

      He buscado en la red información sobre lo que piensa Podemos sobre la custodia compartida. No lo he encontrado, quizá porque ni se lo plantean. Sí he encontrado lo que piensan algunas militantes de dicha organización, como Teresa Rodríguez: http://blogs.publico.es/dominiopublico/9359/feminismo-para-ser-felices/ Y lo importante no es que haya "lideres neofeministas" en Podemos, sino que no he visto en Podemos crítica alguna a dichas ideas. El que calla otorga. ¿Ya no se acuerdan de aquella pitada de mucha gente ante la pancarta en la acampada madrileñea del 15-M ("La revolución será feminista o no será"). Si partimos del supuesto de que Podemos es una derivación del 15-M, ¿cómo se explica que en Podemos nadie discrepa con el feminismo? Y es precisamente esa situación de libertad absoluta para hacer lo que ellas digan lo que permite el funcionamiento de los mecanismos de lobby. Si ya estando en la oposición nadie desde dentro del propio partido es capaz de pararles los pies, ya me dirán que pasará en el hipotético caso de que esta gente llegue al poder.

      "En un partido tradicional, el que sube arriba tiene la sartén por el mango." (Enric Carbó)

      La realidad, Enric, es que en Podemos se dan exactamente las mismas relaciones de liderazgo que tienen lugar en cualquier partido tradicional, y por mucho que nos quieran vender la moto de que allí existe un funcionamiento asambleario donde son las bases las que deciden. ¿O es que lo que diga Pablo Iglesias (un exmilitante del PCE donde la democracia interna jamás ha existido) vale lo mismo que lo que pueda decir cualquier otra persona? Porque si Podemos ha conseguido los votos y los diputados que ha obtenido no es precisamente porque la gente se haya leído su programa. Es obvio que la gente a quien ha votado no es a Podemos, sino a Pablo Iglesias, un personaje supuestamente "antisistema", al que paradójicamente todas las televisiones del Sistema se han encargado de promocionar. Incluso el propio Podemos ha recurrido a insertar el dibujo de la cara de su líder en las papeletas para las votaciones (¿herencia del culto a la personalidad propia del comunismo más recalcitrante?).

      ¿"Profesionalización de la política"? Podemos ya ha anunciado que no cobrarán más de 1.935 euros al mes... Pero cuidado, porque dejan aparte los gastos de alojamiento, viajes y manutención (http://www.elboletin.com/nacional/95044/podemos-limitara-sueldo-eurodiputados.html). En otras palabras, van a estar dedicándose a lo que a ellos le gusta (jugar a la política), con todos los gastos pagados, y además llevándose cerca de 2.000 euros limpios al mes, que para empezar no está nada mal. ¡¡Ya quisieran muchos desempleados en España poder hacer lo mismo!! Además, el dinero sobrante lo ingresarán en el partido, o en organizaciones afines, con lo que en la práctica van a estar financiándose con dinero público. Exactamente lo mismo que hacen los partidos tradicionales, cuando con el mecanismo de las subvenciones se dedican a financiar con dinero público lo que son organizaciones paralelas. ¡¿Y eso es ser antisistema!?
      A mí Podemos me recuerda a aquellos ecologistas que cuando llegaron al parlamento alemán era todo ropa alternativa y frases bonitas. Con el tiempo acabaron apoyando la guerra contra Yugoslavia... Puedo entender que la naturaleza gregaria de nuestra especie nos lleve a desear la venida de un Mesías que conduzca al resto de la manada. Pero al margen de esa característica genética, me parece lamentable que personas intelectualmente brillantes puedan caer en la ingenuidad de aplaudir movimientos ideológicos que son profundamente totalitarios. Un estalinista con coleta viene a ser lo mismo que un falangista con piercing. Un simple cambio de look para adaptarse a los tiempos.

      Silvia

      Eliminar