Twittear

09 enero, 2009

Más paro masculino que femenino

Como recoge la prensa de hoy el paro masculino supera al paro femenino. Como creo que es algo que tendremos ocasión de tratar en más ocasiones, de momento recojo sólo el dato y hago dos pequeños comentarios a vuelapluma: el primero, que no por ello espero que el discurso de género se mueva un ápice, a pesar de que hasta el presente el mayor paro femenino se consideraba como prueba incontestable de la discriminación de la mujer y, segundo, destacar la visión estratégica de nuestro presidente del Gobierno insistiendo en la campaña electoral y posteriores en la necesidad de creación de empleo femenino.

6 comentarios:

  1. Acabo de leer esta noticia sobre lo que comentas:

    http://www.elpais.com/articulo/economia/numero/hombres/trabajo/supera/primera/vez/mujeres/elpepueco/20090109elpepieco_7/Tes

    "No podemos bajar la guardia porque ésta es una cuestión coyuntural y porque sabemos que en momentos de crisis como el actual las mujeres pueden verse muy afectadas. Sabemos, por experiencia, que las mujeres son las últimas en entrar en el mercado laboral y las primeras en salir en momentos de crisis"

    Claro ministra, no permita que lo que ocurre en el mundo real contradiga su experiencia en ese mundo virtual suyo en el que usted gobierna.

    ¿Que la crisis afecta más a los hombres? pues usted tápese los oidos, como los niños, diciendo eso de "habla cucurucho que no te escucho, las mujeres estan peor, lalalalalalala"

    La comprendo. Debe ser un palo que la realidad contradiga aquello en lo que crees.

    ResponderEliminar
  2. Por cierto, me pregunto qué pasará la proxima vez que hagan uno de esos complejos estudios salariales (que consisten en promediar lo que ganan hombres y mujeres) que sistemáticamente afirman que las mujeres ganan un 30% (o un 20% o un 40%) menos que los hombres. Ahora que hay tantos hombres en paro (y no digamos dentro de unos meses, cuando dejen de cobrarlo) quizá el resultado sea muy distinto.

    Estoy seguro de que aunque el resultado fuese que las mujeres ganan un 10% más, por decir algo, seguirían diciendo que las mujeres están peor, porque sigue habiendo menos mujeres directivas o por cualquier otra razón. Esta carrera no tiene fin.

    ResponderEliminar
  3. Supongo que ya sabéis a quien han nombrado presidente del Observatorio contra la Violencia de Género de Madrid, y cuál es la experiencia del nuevo titular en este campo (por lo menos, si tiene otros méritos, no se han hecho públicos):

    http://www.elpais.com/articulo/espana/Neira/dirigira/Consejo/Observatorio/malos/tratos/Madrid/elpepuesp/20090108elpepunac_8/Tes

    Seguro que no lo va a hacer mejor ni peor que sus antecesores y antecesoras en el cargo. Total, para lo que sirve este tipo de organismos...

    Pura propaganda.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo9:12 p. m.

    El "discurso habitual", desde luego, no se va a cambiar, por más que cambien los datos: ahí tenéis al director de ABC insistiendo en cómo la crisis se ceba especialmente con el paro femenino:

    http://www.abc.es/20090110/opinion-enfoque/ante-2009-paro-juvenil-20090110.html

    (Athini)

    ResponderEliminar
  5. Estimado Manu, una de las características del discurso feminista es el de ser de piñón fijo: ha costado mucho esfuerzo ganarse el estatuto de víctima y no se quiere renunciar a él. Pareciera la consigna general: pase lo que pase lo que hay que resaltar es que la mujer sigue discriminada. Sucede en este caso, en que a pesar de lo histórico del dato, la ministra repite lo que ya había dicho meses atrás; pero sucede en otros contextos, por ejemplo si hace falta hablar de discriminación educativa de la mujer, como a los datos de España no se puede recurrir porque demostrarían lo contrario, se recurre a los mundiales y asunto resuelto.

    En poco más de 20 años el mercado de trabajo español absorbió la inmensa mayoría de las más de 8.500.000 de trabajadoras de nuestro país. Si hubiéramos de hacer caso a la propaganda, a lo largo de todo este tiempo, del feminismo fundamentalista, esto habría sucedido y estaría sucediendo en una sociedad profundamente patriarcal y machista, donde el hombre, dueño de todos los poderes: económico, político, empresarial… habría urdido todo tipo de trampas y dificultades, ya fueran techos de cristal o cualesquiera otros tipos de discriminaciones y las mujeres sólo habrían podido avanzar luchando paso a paso.

    Como todo ese discurso se demuestra una falacia sin fundamento, se niega hoy lo que se vino afirmando con insistencia machacona cada vez que se publicaba una estadística de paro: a saber, que la mejor prueba de la discriminación de la mujer en el mercado laboral la demostraba el mayor paro femenino. Hoy que no es así se habla de otra cosa. No recuerdo qué intelectual decía que el discurso feminista era anonadante. Yo lo que digo es que hablar en nombre del feminismo en nuestro país autoriza no sólo al uso de un diccionario particular y completamente ajeno al de la RAE, también a prescindir de la necesidad de hacer balance y explicar la coherencia o incoherencia de lo que se dijo y lo que se hizo, lo que se dice y lo que se hace.

    ResponderEliminar
  6. Manu, Emilio, estoy de acuerdo con vosotros, la ministra símplemente se acoje a la vieja máxima, fundamentalmente aplicable al análisis "progre" o de "género" de la realidad, de que "no dejes que la realidad se interponga con tus prejuicios ideológicos". El corolario suele ser cambiar la realidad para que se ajuste a sus prejuicios. Por ciero, aparte de que esta iba a ser la legislarua del pleno empleo, también era aquella en la que se iban a crear tropecientos mil puestos de trabajo para las mujeres. ¿No es hora, vista la tozudez de la realidad, de implantar medidas de discriminación "positiva" para el grupo más afectado por las políticas ultraliberales del Sr. ZP, los hombres?.

    ResponderEliminar