Twittear

15 mayo, 2011

¿Sociedad desactivada?

En mi opinión no deberíamos desligar el debate sobre la igualdad y no discriminación por razón de sexo, del profundo bache por el que parecen estar pasando nuestras sociedades, donde, como si mediante algún mecanismo de desactivación la hubieran anestesiado y donde  tenemos a los abuelos pidiendo “revolución” y a los nietos más desmovilizados que a los padres. 

Lo cierto es que desde muchos ámbitos se viene percibiendo una enorme dificultad para avanzar en cualquier dirección que cuestione un sistema que cada día se muestra más injusto, también más corrompido, y donde quienes detentan el poder parecen dedicados exclusivamente a impedir que florezca y salga a la luz cualquier iniciativa nueva que los cuestione.

Dejo aquí este breve apunte a la espera de saber si también pensáis que esto está sucediendo o más bien se trata de una idea sin conexión con la realidad.

20 comentarios:

  1. Pues creo que sea una percepción personal.
    Cuando se abrió el muro de Berlín, pudimos comprobar como los alemanes de la RDA eran como zombis: sin iniciativa, corruptos, verdadera rémora social que se había creado en apenas 3 generaciones de "democracia real" y de empecinamiento en hacer iguales a los demás.
    El marxismo cultural -que es el alma de nuestra cultura occidental-lleva al mismo puerto de destino: seres humanos facilmente manipulables, sin identidad sexual definida, acomodaticios, abrumados, fatigados, amantes del adoctrinamiento, falsos beatos reacios al esfuerzo intelectual, y a tomar cartas en ningún asunto por temor a las represalias de papá estado y de las moralinas los clérigos de lo politicamente correcto.

    El "sistema" está además repleto de dogmas inamovibles y cada día inventan más. Creyendo ser los individuos que más libertad poseen, son los más dogmáticos y manipulados de la historia.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo1:18 a. m.

    ¿Conocéis una obra de teatro que se llama “La Pancarta” o “Está estrictamente prohibido todo lo que no es obligatorio” del chileno Jorge Díaz, escrita en 1970?
    La Pancarta estaba en "blanco" y el poder establecido "status quo" se preguntaba ¿cómo podía decirse tanto en una pancarta?
    Yo mismo la representé en el 75, casualmente.
    Presenta la situación en que se encuentran los que están arriba y los que están abajo, y cómo los de arriba se sostienen, permitiendo e incluso fomentando algunos cambios superficiales y de formas: Como que los de abajo se manifiesten, con una pancarta, dentro de un orden, para que todo siga igual; y así, ellos, los de arriba, continúen controlandolos.
    Curiosamente en 2011 seguimos igual.
    Luis

    ResponderEliminar
  3. No sé si igual o peor Luis. La negativa a introducir las variables de género en los estudios sociales está impidiendo de forma muy severa comprender la dinámica social actual que tiene marcadas diferencias con la de décadas atrás, porque las políticas feministas están ahí con sus importantes efectos, pero todo el mundo parece actuar y mirar la sociedad como si en realidad nada hubiese cambiado.

    En lo que conozco más, lo relativo a la enseñanza, no hay manera de que se tengan en cuenta las realidades de hoy, donde dos tercios de los profesores son profesoras pero el porcentaje de las que expresa su descontento con la actual situación de la enseñanza es mínimo. Pareciera como si la actitud correcta fuese la de ignorar que los hechos son esos y pretender sin embargo que la respuesta sea semejante a la que se producía cuando la mayoría del profesorado era masculino.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo11:29 a. m.

    Claro que el PSOE no podría haber recibido castigo más doloroso que éste:
    http://www.elpais.com/articulo/sociedad/Votame/mujer/elpepisoc/20110516elpepisoc_1/Tes
    Toda la política de género le ha servido para que le votaran más en unas elecciones. Victoria pírrica creo que se llamaba a cosas así.

    Alberto

    ResponderEliminar
  5. Parece que los niños son los que mas claro tienen la igualdad real, http://solitariogeorge.com/2011/05/10/chico-de-12-anos-va-a-la-escuela-con-falda-pero-en-protesta/
    Luis

    ResponderEliminar
  6. Anónimo3:24 p. m.

    El pasado mes de abril pudimos asistir al acoso y derribo de Salvador Sostres, tras escribir éste un artículo titulado "un chico normal", en el que podía interpretarse que de alguna manera trataba de "echarle un capote" al rumano que asesinó a su mujer por estar ésta embarazada de otro hombre. El sábado pasado Salvador Sostres ha vuelto a escribir un artículo, pero titulado en esta ocasión "una mujer normal", y en el que se muestra comprensivo ante el infierno sufrido por una mujer maltratada que, harta de tanta violencia, acaba matando a su marido, hecho por el que ha sido considerada por un jurado como "no culpable". Como era de esperar, los que tanto clamaron contra Sostres por lo del "chico normal" han callado en esta ocasión.

    Tamisquerche

    ResponderEliminar
  7. Anónimo4:09 p. m.

    Tamisquerche, pues quizá ahora también se equivoca. Me parece peligrosísimo que alguien puede salir absuelta de homicidio alegando que había sido maltratada. Tal como se está aplicando la justicia creo que llevamos siempre las de perder.

    ¿Crees que esta noticia hubiese pasado desapercibida a tantos medios, o que llevaría el mismo titular si quien hubiera fallecido hubiera sido ella?
    http://www.elperiodico.com/es/noticias/deportes/campeon-olimpico-maraton-samuel-wanjiru-fallece-caer-balcon-1007386


    Alberto

    ResponderEliminar
  8. Anónimo5:36 p. m.

    Alberto. Salvador Sostres no se ha equivocado; simplemente ha jugado a representar el rol de lo políticamente correcto (en el caso de "una mujer normal"), para así poner en evidencia la doble moral de los que condenaron su anterior artículo sobre "un chico normal". Y ello porque Sostres presentía, tal como ha sucedido, que en esta ocasión la inquisición de género callaría.

    Tamisquerche

    ResponderEliminar
  9. Anónimo7:27 p. m.

    Pero de dónde habrás salido, Emilio!!! tú y tu seguidores!!! qué penita dais!!! Qué miedo teneis a la igualdad de GE-NE-RO!!!
    alucinante!

    ResponderEliminar
  10. ¡¡Y a mi que me da que la te has quedado anticuada eres tú !!

    No sé si por aquí habrá mucho miedo, me da que no. Tú espantada, sí parece muy nerviosa.

    En cualquier caso si con el tiempo llegas a tener alguna idea que merezca la pena, y quieres debatirla con nivel ya sabes donde puedes hacerlo.

    ResponderEliminar
  11. Anónimo12:24 a. m.

    Con respecto a la noticia del Paìs de hoy que nos envía Alberto ( http://www.elpais.com/articulo/sociedad/Votame/mujer/elpepisoc/20110516elpepisoc_1/Tes
    ) quiero decir que, en princio, viene a ser los mismo concluir que te votan más las mujeres que concluir que le votan menos los hombres. La segunda acepción significaría que están perdiendo votos masculinos y esto habría que analizarlo. ¿Que ocurre? ¿que los hombres nos estamos volviendo de derechas o que reaccionamos ante las políticas antimasculinas? Según los ultimos datos que aparecen en la noticia parece que las mujeres le quieren pero le abandonan (al PSOE) por lo que parrece que las políticas feminsitas se pueden haber quedado en pan para hoy y hambre par mucho tiempo.
    Arturo

    ResponderEliminar
  12. La igualdad con apellidos y la justicia según sea el autor del crimen si que deberían ser motivos de inquietud. El miedo y el rencor son patrimonio de la ignorancia. ¿Tienes miedo a los argumentos de este blog, anónimo/a?.

    La sociedad no creo que esté tan desactivada como parece. El nerviosismo que demuestran muchos dogmatismos periclitados así lo demuestra.

    ResponderEliminar
  13. Anónimo11:30 a. m.

    Ahora que tenemos caliente lo de Lorca, sabemos que los terremotos están activos durante mucho tiempo, en las profundidades, acumulando tensión, energía. No se sabe cuando ni muy bien donde, pero si se sabe que reventarán y soltarán toda esa tensión acumulada. Como hemos visto en el norte de África, teremostos y movimientos sociales pueden iniciarse en cualquier momento, de forma inesperada. A veces, una chispa, un pequeño temblor, genera activa otro mmás potente en las cercanías. Aviso para navegantes: los terremotos no matan, los desastres los causa la caída de estructuras de mierda y construcciones mal hechas. Y en nuestra sociedad tenemos muchas estructuras podridas y mal hechas.
    Arturo

    ResponderEliminar
  14. En relación con esta noticia:

    http://politica.elpais.com/politica/2011/05/16/actualidad/1305580548_268992.html

    interesa desvelar las claves con las que está funcionando nuestro sistema porque efectivamente izquierda y derecha están siendo lo mismo y eso se ve de forma meridiana en cómo ambas tratan la igualdad. La izquierda la reclama para sí pero no la practica, en lo que viene a coincidir con la derecha. La derecha se reclama liberal pero es imposible relacionar el contenido de esa palabra en sus labios de lo que tanto en el plano de la teoría política como del lenguaje llano significa.

    En mi opinión y por desalentador que pueda parecer necesitamos otra cosa.

    ResponderEliminar
  15. Anónimo1:44 p. m.

    ¿Podría ser el momento de un movimiento por la igualdad real?
    Arturo

    ResponderEliminar
  16. Que necesitamos otra cosa está claro. A mí en cualquier caso, el encabezado de este blog, "Personas, no género", me parece bastante liberal en su acepción clásica. La primacía de los derechos de las personas sobre constructos religiosos o ideológicos ha sido la base de la mayoría de las constituciones liberales que rigen EE.UU y los países de Europa Occidental.

    Como ya se ha señalado, si a la igualdad la adjetiva por colectivos ("de género", "del proletariado"...), algunos colectivos terminan siendo más iguales que otros.

    Quizás lo nuevo sea volver a las esencias, al ideal de la igualdad de oportunidades. Por otra parte, hay dirigentes de derecha que asumen sin reparo que el Estado tenga un papel importante en la regulación de la vida ciudadana y dirigentes de izquierda que de repente descubren que son liberales.

    Me ha llamado la atención la última encuesta del INE sobre intención de voto. Se invitaba a los votantes del PP y del PSOE a que se puntuaran personalmente de 1 a 10, siendo 1 mantener posiciones de extrema izquierda y 10 de extrema derecha. La puntuación media del votante PSOE estaba en torno al 4,5, la del votante del PP en torno al 5,5. Aún así los votantes del PSOE se consideraban más a la izquierda que sus actuales líderes, y los del PP menos conservadores que sus actuales líderes. Lo interesante estaba en los extremos. En torno a un 6% de los votantes del PP se consideraban de extrema derecha, mientras que un 10% de los del PSOE de extrema izquierda. Teniendo en cuenta que tanto extrema derecha como extrema izquierda abogan por un papel autoritario del Estado, y si añadimos que la práctica totalidad de los votantes de IU asume principios de extrema izquierda, en torno a un 25% del electorado español se encontraría bastante receptivo a planteamientos totalitarios. Se pone mucho énfasis en la "derecha de la derecha", pero al final Le Pen y similares les terminan votando los totalitarios y totalitarias de ambos extremos. Las estadísticas nacionales en cualquier caso señalan que el afán totalitario, en estos momentos, está más arraigado en las llamadas posiciones de izquierda o, término contradictorio donde los haya, “progresistas”. Y desde luego, el extremismo, si la Historia nos enseña algo, crea muchas desigualdades. La igualdad real es la que proporcionan las mismas oportunidades a todas las personas, sin constructos igualitarios forzados.

    ResponderEliminar
  17. Acabo de leer este artículo sobre este malestar que comentamos, que, de momento, es difuso...

    http://www.elconfidencial.com/tribuna/2011/malestar-difuso-afecta-conjunto-sistema-20110517-7395.html

    ResponderEliminar
  18. Anónimo6:44 p. m.

    Lo que más me ha llamado la atención del artículo en "el confidencial" es la propaganda del PP que sale a mano derecha, en el que vemos a una madre joven con su hijo junto al texto: "Centrados en ti. Vota PP. Más empleo. Más igualdad". Está claro que la única diferencia con un anuncio similar del PSOE sería el color de las letras (azul en uno, y rojo en el otro), así como las siglas. Porque el objetivo del anuncio sería el mismo: captar el voto femenino vía ideología de género. Es cierto que hay diferencias o más bien matices entre el feminismo del PSOE y el feminismo del PP, como también las hay entre sus respectivas políticas económicas. Pero la percepción de fondo del tema "género" viene a ser la misma. Y ¡ojo! porque las cúpulas directivas de esos dos partidos (y de los demás) están compuestas mayoritariamente por varones... Por eso sigo discrepando con la noción de "poder femenino" usada por Emilio. No niego la existencia de un lobby feminista formado por mujeres, pero sí me resisto a pensar que tenga tanta influencia como para "gobernar" a quienes no dejan de ser sus amos. ¿Es el feminismo el que se ha incrustado en el Poder? ¿O más bien deberíamos pensar que el Poder se ha hecho feminista?

    Tamisquerche

    ResponderEliminar
  19. Si, es curioso eso del anuncio del PP que comentas (a mi me salió uno de Volvo, coche que compran los "eco-progres"). Sobre lo del feminismo, quizás simplemente sea uno más de los instrumentos que utiliza el Poder, como los sindicatos o las asociaciones de empresarios. En cualquier caso, es cierto que la ideología de género encaja perfectamente con el ideario consumista del "porque yo lo valgo", fomentando una liberación artificial y hedonista en la que el consumo chapotea a sus anchas. El pasado domingo la nada sospechosa Elvira Lindo escribía un artículo en el que achacaba al feminismo la nueva esclavitud de la imagen a la que está sometida la mujer.

    Estos abuelos (Carrillo, Hessel o su prologista Sampedro...) que ahora promueven la indignación ofreciendo como modelo el retorno a modelos soviéticos de organización social, tienen sin embargo razón en el tema del consumismo. Y creo que ahí el feminismo, que de alguna manera influye en la cosmovisión femenina podría jugar un papel importante como fuerza de crecimiento sostenible. No olvidemos que el 80% de las decisiones de compra en el mundo occidental, el más consumista de todos, las toman ellas. El feminismo podría concienciar, por ejemplo, sobre la explotación que la compra de quincalla barata china ejerce sobre las trabajadoras chinas. O la presión que sobre la mujer ejercen los Zara y cia para cambios de modelitos continuos...pero me temo que el Sistema no pasará estas consignas a su brazo armado del feminismo. Al contrario, alentará modelos femeninos cada vez más dados al "porque yo lo valgo".

    Los arquetipos masculino de autodominio ejemplar, que representaban los héroes tranquilos del Hollywood clásico (Gary Cooper, James Stewart...) o los filósofos y pensadores de diferentes épocas, tiene que ser sustituidos por el hombre pelele y bobalicón, el metrosexual veleta de modas cambiantes, tan beneficiosas para el consumismo que tanto agrada a nuestro Sistema.

    ResponderEliminar