Twittear

03 mayo, 2011

Prensa en femenino

Desconozco si hubo presiones, o sencillamente estas no hicieron falta, para que Pablo Motos en su programa de El Hormiguero equilibrara el número de colaboradores masculinos y femeninos. Donde las hubo fue en su momento en Caiga quien caiga.  Los periódicos de información general que conozco publican un suplemento especial en papel para mujeres, Mujeres hoy, Yo Dona, etcétera. Otros lo hacen, por ejemplo El País, mediante un blog: Mujeres. La pregunta es: ¡por qué no hay suplementos masculinos? pero también, ¿qué pasaría si los suplementos existentes fuesen todos en exclusiva dirigidos a  hombres?   



7 comentarios:

  1. Creo que una de las razones de la proliferación de los suplementos escritos para mujeres tiene que ver con su consumismo conspicuo. Deben ser rentables para los anunciantes, que muchas veces son los que sugieren los contenido. En cuanto al blog de mujeres para El País, los motivos son crudamente ideológicos.

    En los kioskos existe alguna publicación interesante para hombres (Squire, Men's Health...), pero está enterradas por los Telvas, los Cosmopolitas, los Holas y demás publicaciones llenas de regalos y muestras de productos.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo5:59 p. m.

    Plutarco: ten cuidado con las publicaciones para hombres. Algunas son "fabricadas" por las mismas multinacionales del consumismo femenino que pretenden convertirnos en los mismo: en eso que se llamó metrosexuales, que no es más que la versión con pene de la mujer vacía y consumidora compulsiva. Sospecho que una parte del feminismo apoya esto por lo siguiente:
    1) parce que existe una cierta connivencia entre estas empresas y cierto feminismo: se prestan apoyo mutuo
    2) muchas de estas empresas están dominadas por mujeres
    3) ese feminismo se deja llevar por el revanchismo del "para que sepais lo que se sufre al verse obligada a estar siempre mona y a la moda" antes que esforzarse por desacerse de esa "odiosa obligación"
    Arturo

    ResponderEliminar
  3. Yo apuntaría otra cosa y es que no se trata de comparara el número de revistas masculinas y femeninas en el quiosco, donde ganan por goleada. La cuestión que a mí me hace pensar es cómo esta sociedad de dominación masculina tiene una prensa que publica suplementos dirigidos a las mujeres, porque si lo hiciese a los hombres ardería Troya, pero también por qué los hombres aceptamos con tanta "naturalidad" este tipo de cosas...

    ResponderEliminar
  4. Arturo, efectivamente, soy consciente, cuando leo una de esas revistas masculinas, de su intento de que asumamos patrones consumistas femeninos. En el caso de Men's Health es descarado, Squire contiene artículos interesantes y su mensaje está un poquito más disfrazado. Pero si te das una vuelta por el kiosko, te costará encontrarlas mucho más que el Cosmopolitan. Incluso para que sea más fácil mantenerlas enganchadas, sacan versiones de menor tamaño para que sea más fácil llevarlas en el bolso.

    Lo que quería señalar es simplemente que lo que apuntaba Emilio sobre la proliferación de revistas femeninas tiene bastante que ver con seguir machacándolas para que compren las cremitas de "porque yo lo valgo", disfrazándolo de mensaje feminista y liberador. En los años 20 ya se utilizó también el movimiento feminista para fomentar el cáncer de pulmón entre las féminas norteamericanas. Los cigarrillos Virginia Slims fueron también símbolo de la mujer liberada de los 70 y 80.

    En las televisiones, el fenómeno es parecido.

    Por cierto, en alguna ocasión habría que hablar de las estadísticas sobre índices de lectura, muchas veces presentadas de forma torticera.

    ResponderEliminar
  5. A mi modo de ver hay diferencia entre las revistas que cada uno pueda comprar en el quiosco según su libre albedrío y un suplemento que nos cobran a todos los que compramos un periódico pero que sólo se edita, si se me permite la expresión, en género femenino.
    Ahí lo igualitario es que hubiese otro masculino. Como tampoco estoy de acuerdo en que todo sea bazofia consumista, al menos no más, que en tantas otras publicaciones que leemos cada día. Tengo la impresión de que por ejemplo ese tipo de suplementos podrían ser instrumento importante en relación con la salud y otros temas que no se tratan habitualmente en otros sitios.

    ResponderEliminar
  6. El Yo Dona de El Mundo efectivamente lo tengo que comprar si quiero el periódico del sábado a pesar de que siempre termina con el retractilado intacto. Las veces que lo ojeé al principio, por la novedad, incluía artículos sobre salud y dieta exclusivamente dirigidos a ellas. Cabría preguntarle al director de El Mundo si no sería igualmente rentable sacar un suplemento similar para hombres. Creo que lo voy a hacer, a ver que responde...

    ResponderEliminar
  7. Anónimo2:23 p. m.

    Lo que sucede en los medios sería merecedor de una análisis en detalle, teniendo en cuenta que cuando las mujeres están en minoría la regla es la paridad, pero cuando están en mayoría quien más pueda.

    Alberto

    ResponderEliminar