Twittear

20 noviembre, 2010

Poder fáctico

Repasando el programa legislativo prioritario presentado por el Gobierno para lo que resta de legislatura, de nuevo nos encontramos con un poder que viene guiando, con mano de hierro,  la agenda legislativa del Gobierno desde que Zapatero subió al poder, en todo lo que tiene que ver con el empleo, la promoción social  y la calidad de vida de los sexos,   y que no es otro que el del feminismo institucional y de género. 

Y así, en  esta nueva tanda legislativa, y aunque su presencia se hace notar en toda iniciativa de este tipo, destacan  tres nuevas leyes de su  cuño: Ley de igualdad de trato, ley de reforma de las políticas activas de empleo y Ley de modificación de determinados artículos del Código Civil en materia de patria potestad, tutela y sucesiones en relación con la violencia de género y la violencia doméstica.

La cuestión es que no hay ley aprobada en los últimos años en los que no sea patente su huella,  de tal modo que sumando las leyes que directamente ha promovido  y las no contestadas, por ejemplo toda la legislación relativa a la educación, a nadie le debiera caber duda de que nos encontramos ante el  poder fáctico más importante en nuestro país, siendo difícil encontrar un rincón de la vida social al que no hayan llegado, sea para consolidar un determinado estado de cosas sea para promover modificaciones a favor de sus  intereses.

Mientras tanto analistas de nuestra realidad, que miran al país con un óptica menos sectaria y con menos intereses de género, en particular todo lo referido a la educación, nos ofrecen una visión del país que contrasta fuertemente con una pretendida modernidad de cartón piedra que ha decidido que el mérito y la capacidad son cosas del pasado y que terminará por arruinar todo cuanto de valioso se había ido construyendo con gran esfuerzo en las últimas décadas.

3 comentarios:

  1. Anónimo10:14 p. m.

    Hoy publica Onega un artículo que comienza así:
    "En vista de que la situación económica no da lugar a que se espere mejoría y de que Zapatero se ha puesto en plan Murphy a decir que todo lo que puede empeorar, empeora, el Gobierno ha decidido poner en marcha su agenda social." Onega se refiere en concreto a la anunciada regulación de la "muerte digna", de la que "lo primero que llama la atención es el momento en que se comunica: cuatro meses antes de que la apruebe el Consejo de Ministros."


    http://www.lavozdegalicia.es/opinion/2010/11/20/0003_8860784.htm

    Podemos estar seguros de que el feminismo va a ser el principal proveedor de esta munición dialéctica que precisa el gobierno para, por una parte, disimular su inoperancia y, al mismo tiempo, para conservar su apariencia de "progresista" pese a que va a acometer la reforma laboral más dura de los últimos cien años. Y, precisamente por su función de camuflaje, las medidas profeministas tendrán que ser especialmente polémicas y disparatadas.

    (Athini Glaucopis)

    ResponderEliminar
  2. juanmaria2008@gmail.com11:17 p. m.

    ¿Van a tocar el Código Civil sin abordar el tema de las custodias compartidas?

    ¿No se les cae la cara de vergüenza? ¿Solo para lo de la retirada de la patria potestad ante espúreas denuncias?

    El sistema español diferenciando ficticiamente Patria Potestad y Custodia es pésimo.

    Pidamos la Responsabilidad Parental Compartida como elemento único jurídico.

    ResponderEliminar
  3. Echadle una ojeada a esta entrada del Café de Ocata
    http://elcafedeocata.blogspot.com/2010/11/socialdemocracia-y-realidad.html

    ResponderEliminar