Twittear

18 mayo, 2008

Ángulos de lo humano

Quien pretenda que el género humano se divide en dos: buenas y malos, ángeles y demonios, mujeres y hombres, con dos naturalezas completamente diferenciadas, como pretende el género, tiene ocasión de comprobar que las cosas no son así recorriendo los enlaces de más abajo, que tratan cosas tan diferenciadas como: la batalla por la nominación demócrata en los EE.UU., dibujos de niños que reflejan mal trato o un reportaje sobre el Irak de hace cinco años titulado las caras del horror.

Obama en los infiernos de Vargas Llosa

http://www.elpais.com/articulo/opinion/Obama/infiernos/elpepiopi/20080518elpepiopi_13/Tes

Dibujos de niños que reflejan maltrato

http://www.elpais.com/fotogaleria/dibujos/ninos/maltratados/5455-7/elpgal/

Las caras del horror: Abu Ghraib

http://www.elpais.com/articulo/portada/caras/horror/elpepusoceps/20080518elpepspor_7/Tes/

Lamentablemente algo que debiera ser evidente para todo el mundo: que hombres y mujeres somos distintos pero no porque unas sean las buenas y otros los malos, tenga que reivindicarse en la España de hoy, creo que indica bien a las claras que algo no se está haciendo bien. Que se pretenda que los problemas de la humanidad se resolverán mediante la lucha de género sólo demuestra que el avance en la civilización no se produce de forma lineal y que, a veces, se pueden producir retrocesos difícilmente explicables. Que la categoría género se haya instalado en nuestra vida política y jurídica sin superar ningún filtro ni intelectual o científico, ni ningún debate social, es una anomalía que entre todos debiéramos procurar corregir.

Como muestra de cómo entiende el género la igualdad este enlace también puede ser de interés.

http://www.publico.es/ciencias/084395/salud/mental/mujer/donna/stewart#comentarios

Dice la entrevistada: “la prevalencia de los problemas de salud mental de hombres y mujeres es similar” y, uno en su ingenuidad, derivaría de ahí que por tanto, la salud de ambos merecería igual atención: en la escuela, en la investigación ….. pero no, al parecer la especificidad que hay que estudiar es la femenina. En fin, el problema de la perspectiva de género no es que no exprese su criterio de igualdad con perfecta claridad, es que algunos no lo quieren ver.

5 comentarios:

  1. Anónimo9:36 p. m.

    El reportaje sobre el maltrato a los niños se centra en los abusos cometidos por hombres, cuando las estadísticas dicen que la mayoría de las maltratadoras son mujeres.

    La excusa para criminalizar a los hombres en el caso de la violencia doméstica es que la mayoría de los agresores son hombres ¿Cuál es la excusa para ignorar las estadísticas en este caso?

    ResponderEliminar
  2. Anónimo11:40 p. m.

    Sí, y fíjate en cómo se han olvidado del no sexismo lingüístico en el título: "los maltratadores son los padres", no "los padres y las madres". Una vez más, lo de ser el "género no marcado" redunda en prejuicio (y perjuicio) de los varones. Pero ya verás como por esto no protestan las vigilantas del lenguajo políticamente correcto.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo11:57 p. m.

    -------------------------------
    La Sentencia del Tribunal Constitucional sobre la Ley de
    Violencia de Género
    ------------------------------
    José Luis Manzanares (Estrella Digital 20-mayo.2008)


    El Tribunal Constitucional ha bendecido la regulación penal de la Ley de Violencia de Género. Los jueces habrán de aplicarla aunque en su fuero interno continúen rechazándola no sólo como inconstitucional, si la argumentación de la sentencia no les convenciese, sino también porque la Constitución es sólo un marco en el que caben diversas opciones. El principio de culpabilidad impide castigar a nadie por lo que hicieran sus ancestros desde Adán hasta hoy. Aquí los fines tampoco justifican los medios.
    Tan rechazable es aumentar las penas del varón en determinados delitos por el machismo histórico como dividir la sociedad por sexo, religión o raza. El Derecho penal es un derecho de hecho —o sea, que se ciñe a la conducta— y no de autor, como quiso la escuela nacionalsocialista de Kiel, poniendo el acento en el perfil del acusado. Ahora parece que queremos avanzar —¿será esto progreso?— hacia el más difícil todavía del Derecho penal de clase o grupo.

    Nuestro particular invento de la discriminación sexual no discriminatoria podría extenderse a otros supuestos. También habría que castigar más duramente, de modo imperativo, las agresiones a los homosexuales, tradicionalmente perseguidos en España, o a los judíos, o a las persona de etnia gitana. Lo difícil cuando se descubre un nuevo horizonte es pararse. Ya sólo falta neutralizar la presunción de inocencia con el argumento de que las mujeres jamás mienten al denunciar un episodio de violencia doméstica. Un poco más y hasta nos podríamos ahorrar el juicio.

    El acatamiento de una sentencia —de una ley o de la propia Constitución— no impide su crítica. Quienes creemos que la Ley de Violencia de Género abre una brecha en el Código Penal contamos con la valiosa compañía de cinco de los siete miembros del Tribunal Constitucional. Y, curiosamente, todos ellos fueron en su día magistrados del Tribunal Supremo. El debate sólo se ha cerrado formalmente. El legislador habrá de escoger entre el abanico de posibilidades que caben en la Constitución, sin olvidar que la penalización y el endurecimiento de las penas requieren un amplio respaldo popular. En otro caso pueden ser contraproducentes. Las penas y medidas cautelares de alejamiento conforme a unas leyes que se perciben —y no en solitario— como injustas pueden exacerbar la mala relación de pareja hasta extremos perfectamente inimaginables: el asesinato y el suicidio.

    La rotura definitiva de parejas por hechos no particularmente graves —al menos fuera de esa especial relación— tampoco merece muchos aplausos. No es raro que el tiempo haga reflexionar a uno y otra cuando ya la pena preceptiva de alejamiento les impedirá la menor aproximación. Los tribunales harán después juegos malabares para no condenar a los dos por quebrantamiento de condena.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo3:59 p. m.

    ¿Alguien ha visto esta noticia en algún otro medio de comunicación?

    ¿Qué hubiera ocurrido si los papeles hubieran estado cambiados?

    http://www.larazon.es/42528/noticia/Madrid/Detenida_una_mujer_por_encargar_el_asesinato_de_su_ex-marido_hace_un_a%F1o

    ResponderEliminar
  5. Anónimo4:13 p. m.

    Perdona, Emilio, en El País y en el ABC sale también. Hay que buscar en Nacional -> Madrid para encontrarla. Curiosamente, no se hace mención en ningún momento a violencia doméstica:

    http://www.elpais.com/articulo/madrid/Detenida/mujer/asesinato/ex/marido/elpepuespmad/20080524elpmad_3/Tes
    http://www.abc.es/20080524/madrid-madrid/encargo-matar-marido-para_200805240251.html

    He buscado en El Mundo y no la he encontrado.

    ResponderEliminar