Twittear

09 octubre, 2011

El género en la Sabana

Esta tarde un poco por casualidad he visto buena parte de una documental de la 2 que ahora sé que tenía por título, al menos como aparece en la web de TVE, Belles & Rebelles y que según la reseña trataría de:

 “El papel de la hembra entre los diferentes animales que pueblan la sabana adquiere una vital importancia en cuestiones de  supervivencia. Este documental se acerca a las féminas de varias especies para mostrar la relevancia de su rol en la manada.”

Lo que yo vi, sin embargo, recordaba más a un manual de misandria de género que a cualquier cosa que tuviera que ver con las imágenes que estábamos viendo.  En realidad las imágenes en la Sabana constituían sólo un pretexto para expresar con mayor libertad y desparpajo un profundo desprecio por todo lo que tuviera que ver el papel de los machos y exaltación del de las hembras.

Desde la mirada de una jirafa, una voz en off femenina relataba  escenas de la vida de diversos animales: hienas, leones, elefantes…  en las que ellos eran presentados sistemáticamente como abusones, intratables, vagos, cerdos, sucios… y un peligro para madres y descendencia, mientras  ellas –a las que se refería como nosotras- ofrecían alternativamente  el lado esforzado,  sufrido, de cuidado de la prole y el de bellas, orgullosas, independientes…  

Resultaba por lo demás grotesca la humanización de los comportamientos y rituales de apareamiento y convivencia de las diferentes especies asimilándolas a la significación que  tendrían  para los humanos si todos los observásemos desde una calenturienta mente feminista y así se expresaba admiración por la promiscuidad de la guepardo insistiéndonos en que observásemos como cada uno de los cachorros era de un padre diferente, o de lo intratable de los machos  y lo felices que eran las hembras cuando estaban solas.

Otro de los aspectos que pude observar es que mientras las hembras eran identificadas con nombres humanos ellos lo eran con algún calificativo más bien poco cariñoso y en algún caso se los presentaba como inútiles por no estar a la altura y defender convenientemente a la hembra. Lo que sí creo recordar casi literal fue la frase  final que remataba con el suspense de la siguiente pregunta ¿y si la preferencia de algunas hembras por un macho fuese exclusivamente para protegerse de otros machos de la misma especie? 

16 comentarios:

  1. Humberto11:48 a. m.

    Yo también vi un ratillo de semejante bazofia, pero no aguanté mucho, enseguida de harté del tufo antimasculino de la voz en off. Comentarios como "ya os habréis dado cuenta de que los machos sólo sirven para copular" o "la manada de elefantas vive tranquila con sus crías, pero esa felicidad se acaba cuando un macho merodea por la zona" o "la guepardo lleva una vida algo solitaria, pero independiente, sin ningún macho que viva a su costa" (las citas no son textuales, pero iban en esa onda), me dieron impresión de que la guionista eran Bibiana Aido o Lidia Falcón. Era una especie de forzada traslación de las ideas hembristas desde el mundo humano al animal, algo totalmente demencial y patético. Para colmo, se insinuaba también cierta simpatía o complicidad entre hembras de distintas especies; complicidad no muy presente cuando la guepardo caza a una gacela, claro. De cualquier forma, supongo que a las guionistas no les resultaría difícil inventarse los pensamientos de las hembras animales, pues su nivel intelectual debe ser muy parejo.
    Después de explicarnos la vida en la sabana desde una perspectiva de género, posiblemente se atrevan con otros temas científicos, como la física cuántica, con partículas machos y hembras, o la astronomía: nebulosas credoras claramente femeninas y agujeros negros con la típica predisposición masculina a la destrucción.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo2:42 p. m.

    No es, Humberto, que "posiblemente se atrevan con otros temas científicos, como la física cuántica", es que hace mucho tiempo ya que se han atrevido. Como recuerdan Sokal & Bricmont, la gran gurú feminista postmoderna, Lucer Irigaray ya ha acusado de machista a la velocidad de la luz:

    "¿La ecuación E = mc² es una ecuación sexuada? Tal vez. Hagamos la hipótesis afirmativa en la medida en que privilegia la velocidad de la luz respecto de otras velocidades que son vitales para nosotros. Lo que me hace pensar en la posibilidad de la naturaleza sexuada de la ecuación no es, directamente, su utilización en los armamentos nucleares, sino por el hecho de haber privilegiado a lo que va más aprisa."

    (citado por Alan Sokal & Jean Bricmont: Imposturas intelectuales [Ed. Paidós] p. 116)

    Athini Glaucopis

    ResponderEliminar
  3. Pues parece que esto solo ha sido el aparitivo.

    Está pensado como una serie de dos temporados con tres episodios cada una:

    http://fr.wikipedia.org/wiki/Belles_%26_Rebelles

    ResponderEliminar
  4. Athini, sería de risa si sus ideas quedasen para los libros. Lamentablemente, dentro de ese feminismo que nuestro país ha adoptado como filosofía de Estado, el peso del pensamiento de esta mujer es realmente importante. Esto es como comienza Wikipedia la reseña sobre su vida y obra:

    Luce Irigaray (Bélgica, 1932) es una de las mayores exponentes del movimiento filosófico feminista francés contemporáneo. Irigaray se ha especializado en filosofía, psicoanálisis, y lingüística. Actualmente es directora de investigación en el Centre National de la Recherche Scientifique de París.

    Es decir, no estamos hablando de alguien sin importancia, sino de alguien muy relevante dentro de ese conglomerado que he decidido llamar neofeminismo, pero observa lo que a propósito de ella recoge en: Por mal camino, Elisabeth Badinter Alianza editorial, pag. 64 y 65:

    En un texto de 1989, Luce Irigaray hace explicita la oposición hombres y mujeres y la idealización de esta últimas. “El pueblo de los hombres hace la guerra en todas partes. Es tradicionalmente carnívoro, a veces caníbal. Tiene, pues, que matar para comer y dominar cada vez más la naturaleza”. El pueblo de las mujeres movidas por su virtud materna, representa lo contrario. Este feminismo hace causa común con la ecología y la filosofía vegetariana. Y de ahí derivan las recomendaciones de orden político: “Las mujeres tendrán un derecho civil para defender su vida y la de sus hijos; sus lugares en donde habiten, sus tradiciones, su religión, contra toda decisión unilateral del derecho masculino(…) Los medios de comunicación, como la televisión, adaptarán a éstas la mitad de su cobertura”. Incluso va un poco más lejos y concluye: “Ellas representan la mitad de ciudadanos del mundo. Ellas deben obtener la identidad civil con los derechos que corresponden a esa identidad”. Dicho de otra manera, un sistema jurídico fundado en ”los derechos particulares, específicos de las mujeres”. Como dice L. Kandel, tras la reivindicación del derecho a la diferencia se perfila la de una diferencia de derechos.
    Las citas corresponden a : L. Irigaray, Le temps de la différence, p.23 y stes.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo11:32 p. m.

    Interesante debate. Tengo la impresión de que L. Irigaray se quedó corta en lo de una televisión al 50%, al menos en lo que a la televisión pública y España se refiere. Es difícil encontrar un programa sea de información o entretenimiento que no lleve la marca de género.

    Alberto

    ResponderEliminar
  6. La humanización de género que describís en este documental de la 2 parece la de una Disney feminista. Lo que vi ayer en el Telediario de Ana Blanco es una encuesta que señala que la 2 es especialmente valorada por sus programas culturales. En general, la televisión pública es ponderada como la más imparcial. En lo referente a la ideología de género, sin embargo, lleva siete años adoctrinando, bien a través de sus series, bien a través de sus informativos y, por lo que veo, en los aparentemente inocentes documentales de la 2 que todo el mundo dice ver.

    ResponderEliminar
  7. Plutarco, entre los muchos méritos de este feminismo no es el menor el haber sido capaces de disfrazar una indisimulada voluntad de poder en algo que nadie parece poder rechazar porque las consecuencias no serían buenas para él. Y así, si hace todavía bien poco los telediarios debían jugar a compensar los sexos porque sino se incurría en discriminación ahora no importa que sean todas mujeres, ¿qué decir, por ejemplo, de que todos los programas de la 1 estén presentados por mujeres, sean informativos o magazines? Desde luego tiene mérito haber conseguido que mayoría masculina sea discriminador, pero mayoría femenina, incluso cuando es aplastante, no lo sea, y que además no se hable del tema.

    ResponderEliminar
  8. No cabe duda que Zapatero se siente mejor entre mujeres periodistas:

    http://www.vozpopuli.com/el-buscon/zp-gin-tonic-por-medio-se-arrepiente-de-dejar-asi-espana

    En un reciente viaje, toda la comitiva de periodistas eras mujeres. Ningún "periodisto".

    ResponderEliminar
  9. Anónimo12:22 p. m.

    ¡Lo que hay que ver! Después de tanta moralina sobre las conversaciones de los tíos en el bar, resulta que desde un programa de radio conducido por una señora y como contertulias otras señoras, aprovechando que es el día del desfile de las fuerzas armadas, la idea es debatir dentro del plató y con todas las oyentes interesadas si les ponen más los tíos con o sin uniforme.

    Imaginad por un instante la escena en masculino y tratad de descubrir ¡a dónde estarían llegando en estos momentos las acusaciones de machismo casposo! ¡Resulta que éramos los tíos los que pensábamos con el pito...!

    Alberto

    ResponderEliminar
  10. Anónimo8:58 p. m.

    Ay, Alberto, que si algún día aparecieran en YouTube algunas de esas conversaciones entre profesoras que se pueden oír en la "sala de profesorado" de cualquier instituto...

    (Athini Glaucopis)

    ResponderEliminar
  11. La doble moral en este asunto es para nota. Recientemente, en un programa del corazón de la televisión pública comentaban lo estupenda que estaba y lo bien que le iba en la cama a Jane Fonda a sus 74 años, gracias a la cirugía estética y a que se estaba hormonando con testosterona.

    ¿No éramos los tíos a los que gustaba alardear de estas cosas?

    Para nota también la fruición con que lo relataba la presentadora.

    ResponderEliminar
  12. No hagan Vds, caso de estas necedades, que puede ser contagioso. Aunque lo de la ecuación sexuada de la luz es estupendo. Puro Raticulín.

    ResponderEliminar
  13. Antes de nada Martín, bienvenido. En este blog llevamos ya unos cuantos años hablando de estos temas y justamente en una de las conclusiones en que parece haber cierta unanimidad es en la consideración de que justamente llevados de ese talante que tú expresas se han dejado llegar las cosas demasiados lejos y ahora no parece fácil establecer un diálogo abierto y racional sobre el asunto.

    Bien es cierto también que la entrada en la que lo dices no es de las que trata un asunto de los más perentorios o dolorosos, pero es justamente en el contexto de todo lo demás donde cobra su verdadero significado lo que en ella se dice. En cualquier caso el blog se ha creado con la intención de hablar del asunto y en ese misma medida tu aportación nos parece interesante.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  14. Exactamente, la cuestión es de contexto... Y el asunto, muy serio. El pecado original contado al revés. Ps. Pero las necedades es que son necedades. Para caerse los palos del sombrajo,.

    ResponderEliminar
  15. Anónimo7:25 p. m.

    Sí, las necedades son necedades, pero cuando se ganan cátedras universitarias precisamente por decir ese tipo de tonterías, las cosas están muy mal en una sociedad. Y no es sólo que se premie a quien dice esas cosas, es que se manda un mensaje muy claro al resto de los investigadores: como te atrevas a decir lo contrario olvídate para siempre de conseguir una plaza fija en la universidad. Yo he visto cómo el jefe de cierto departamento de lingüística (que luego ocupó un alto cargo político) se negaba sin más a incluír en las actas la propuesta, avalada por la gran mayoría de los profesores, de que se transmitiera al rector de la universidad el que la campaña (pagada por la universidad) en pro de un lenguaje "no sexista" era, desde el punto de vista técnico, un puro disparate.

    (Athini Glaucopis)

    ResponderEliminar
  16. Anónimo1:28 p. m.

    Bien pensado es como si la naturaleza también se hubiese equivocado.

    Alberto

    ResponderEliminar