Twittear

24 octubre, 2011

No tienen razón


Van dos siglos largos desde que las primeras feministas dijeron que querían ser iguales a los hombres, que querían la igualdad jurídica, y tenían razón.

Más adelante dijeron que querían igual acceso a los estudios y seguían teniendo razón.

Aún más adelante dijeron que querían tener menos hijos e igual acceso al mercado laboral y, de nuevo tenían razón.

Aún después exigieron igual acceso a la política y discriminación positiva y paridad y también lo consiguieron.

Pero hete aquí que cuando tenían todas estas cosas y algunas más que sería prolijo relatar, dijeron que no, que no habían conseguido nada, que vivían maltratadas y explotadas y aún cuando eran suyos todos los derechos sobre la reproducción, y los tribunales les concedían unos regímenes de separación y custodia de los hijos envidiable,  cuando en la universidad y los empleos públicos eran mayoría, cuando en la publicidad y el kiosco se había impuesto el "porque nosotras lo valemos", cuando la legislación y la política habían escorado claramente en su favor… entonces nada había cambiado y el hombre era un lobo para la mujer y la sociedad patriarcal se colaba por todos los entresijos y los niños reproducían los mismos valores y había que endurecer la ley contra la violencia de género y había que cambar al hombre, había que cambiar la masculinidad.

Y  no tenían, no tienen, razón. 

11 comentarios:

  1. Una noticia de traca. Observad el párrafo resaltado.

    http://politica.elpais.com/politica/2011/10/24/actualidad/1319471540_375299.html

    ResponderEliminar
  2. Dicen que el feminismo es un movimiento por la igualdad, y no tienen razón.

    Un movimiento igualitario habría tenido en cuenta los problemas de los hombres y les habría dado la misma prioridad que los de las mujeres, pero para el feminismo los problemas de las mujeres siempre han sido más prioritarios.

    ResponderEliminar
  3. Respecto a la noticia, creo que los vecinos no hicieron mal en avisar ya que podrían haber salvado a una persona de una paliza o incluso algo peor. Lo que me parece mal es que todo el mundo asuma que si hay un agresor este tiene que ser el hombre.

    ResponderEliminar
  4. Este domingo, en una avenida principal de mi vecindario, fuí testigo de un episodio de acoso o violencia psicológica entre personas de la misma familia. Entraría pues el supuesto de violencia doméstica, aunque no de género. Una hija de unos 40 años le estaba echando un rapapolvos, en plena calle, a su madre anciana. Se oían nítidamente los insultos y reproches de la hija, la madre cabizbaja, en completo silencio y humillada. La gente, dignamente burguesa, con sus periódicos dominicales de todo signo bajo el brazo, ni se inmutaba. Hasta que me acerqué a decirle que los problemas que pudiera tener con su madre debería resolverlos de manera más tranquila o la policia municipal podría intervenir. Quizás los que pasaban por allí pensaban que al ser mujer contra mujer, aquello no era agresión o vejación de ningún tipo. Ya hemos comentado aquí que la LVG sólo contempla a los hombres heterosexuales (noticia de Emilio), como únicos perpetradores de violencia doméstica (denominada de género). Creo que der ser un hijo el que hacía reproches a la madre, la sanción social de los transeuntes hubiera sido inmediata. La mujer no mostraba signos de intoxicación etílica y su reacción fue símplemente la de quedarse en silencio.

    ResponderEliminar
  5. En algunos aspectos la legislación propiciada por el neofeminismo en las sociedades que, como la nuestra, tienen el poder de hacerlo señala diferencias y establece marcas de género más acusadas que las de la llamada sociedad patriarcal. En muchos aspectos la sociedad queda mejor descrita por la idea de diferencia que por la de igualdad.

    ResponderEliminar
  6. Quizás debería poner este comentario en uno de los post dedicados a la educación de esta bitácora, pero dada su actualidad, lo colocaré en el último. Acabo de escuchar la siguiente frase en una tertulia en defensa de la enseñanza concertada: "El 70% de los empleos que genera es femenino". Independientemente de la opinión que tengamos sobre la importancia de la titularidad de los centros educativos (personalmente, creo que lo importante es el contenido, es decir la enseñanza), no deja de sorprender que cada vez más, la defensa de ciertas posiciones se justifique sobre la incidencia positiva que puede tener sobre la población femenina.

    ResponderEliminar
  7. Plutarco, en Infantil y Primaria ese porcentaje se supera ampliamente, y con la reciente incorporación de la etapa 0-3 años todavía lo hará más.

    ResponderEliminar
  8. Humberto9:19 a. m.

    Volviendo a la noticia de la pareja efusiva, de acuerdo con que es grave que se asuma que siempre que hay gritos, hay un hombre agrediendo a su pareja femenina. Pero también me parece muy grave la actitud de la policía, que dice que lo único que libró al hombre de ir al calabozo fue el que se presentaran ambos semidesnudos, ¿si estuvieran vestidos se lo habrían llevado? ¿Tan débil es la presunción de inocencia para nosotros, que ya ni siquiera es necesario que una mujer te acuse, sino que depende de la ropa que lleves puesta? También es llamativo que a pesar de declarar ante la policía, la chica tuvo que volver a hacerlo en el juzgado; da la impresión de que están deseando que las mujeres nos denuncien. Seguro que ese hombre ya tiene colgada la etiqueta de sospechoso. Cada vez está más claro que el término "feminazi", que tanto ofende a algunas, define perfectamente la situación actual en este tema.

    ResponderEliminar
  9. El ambiente de psicosis que se está creando con todo este tema ya ha dado algunos disgustos serios, recordad aquel chico en Canarias que fue acusado de maltratar a la hija de su pareja que se había caído de un columpio, y tantos otros casos hasta el punto de que tal como recogía en esta entrada http://www.blogger.com/blogger.g?blogID=19548890#editor/target=post;postID=9020096032875978283
    José Sanmartín lamenta la sensación de guerra abierta que se está creando en la sociedad, cuando nuestras cifras en estos delitos están por debajo de la inmensa mayoría de países.

    ResponderEliminar
  10. Sin comentarios, porque se me ocurren muchos:


    http://www.psoetv.es/video/14798/Rubalcaba-subraya-que-el-PSOE-defender%C3%A1-el-derecho-al-aborto/index.php

    Algunas perlas:

    "El estado del bienestar es una cosa compartida entre el estado y las mujeres (sic). A menos estado, menos autonomía para las mujeres (...) Nosotras nos hacemos cargo, junto al estado, del bienestar de los ciudadanos y las ciudadanas".


    "Ocupamos un espacio claramente inferior (habla como mujer) en el mundo del trabajo, además somos explotadas sexualmente... Nos matan mucho y nos matan ellos. Nos venden y nos compran (...) Todavía nuestra libertad está cuestionada todo el tiempo por los opinadores de la derecha, por la Iglesia, por los políticos de la derecha. ¡No está clara nuestra libertad, ni muchísimo menos!".

    No olvidemos que es la responsable de campaña de Rubalcaba (y quizás su peor enemigo).

    ResponderEliminar
  11. Plutarco, pareciera como si ya sólo les quedase el recurso del martillo pilón y pretendiesen que es posible construir otro mundo desde una imagen completamente distorsionada de éste. Así se recogía ayer en Padres divorciados: http://padresdivorciados.blogspot.com/2011/10/4-de-cada-10-espanoles-usuarios.html

    una noticia que con cierta frecuencia repiten sin que hasta el presente haya valído de nada las críticas a una información de la que lo mínimo que se puede decir es que es sesgada, pero que de reiterada no puede interpretarse más que como lavado de cerebro.

    Recordar por ejemplo que cuando aún existía el Ministerio de Igualdad, Bibiana Aído, transformó la información de la ONU de una de cada siete mujeres que ejercían la prostitución contra su voluntad, en un 90%. Ahora, no se sabe si como premio a tanto rigor, el Gobierno la ha promovido para ocupar un puesto en dicha institución.

    En fin, que los ciudadanos pagamos un organismo como el Instituto de la Mujer presidido por una futura candidata del PSOE, lo dotamos económicamente y su actividad pública más relevante consiste en avalar este tipo de cifras y realizar campañas publicitaria contra la violencia, de las que hasta el presente desconocemos su efectividad.

    ResponderEliminar