Twittear

03 mayo, 2010

La figura del profesor

Aún cuando el informe McKinsey llega a la conclusión de que los profesores constituyen el factor principal en la consecución de buenos resultados en la educación, por estos lares, parece que llevados de un principio que se podría formular diciendo: acabemos -por viejo- con todo lo que tenga más de 25 años, estamos descubriendo que no sólo no se trata del más importante factor del éxito educativo, sino del principal obstáculo a vencer por un joven que guiado de su instinto y  su ordenador,  un ambiente de flores y sonrisas, es capaz de conseguir una educación mucho más eficiente que la que pudiera brindarle cualquier carcamal por mucho que éste sepa de lengua, matemáticas o filosofía.

Y que a nadie se le ocurra alegar que así lo confirman los mejores sistemas educativos del mundo, o que todos aquellos que llegaron muy alto en lo que fuere: ciencia, investigación, política, etc. todos recuerdan a algún buen profesor que fue capaz de orientarlos y animarlos para llegar hasta dónde están, porque no es doctrina oficial y para que se pueda comprobar hasta que punto su figura se puede caricaturizar obsérvese este cartel de la UNED que tomo de Deseducativos. Una segunda cuestión que destaca el informe McKinsey es que la mejor forma de garantizar la igualdad es que todos los alumnos puedan disfrutar de buenos profesores, de lo que también sería estupendo que tomásemos nota. Quienes tengáis mucho interés en el asunto mirad también el documento Para entender el informa PISA 


P.D. Una cuestión de género: ¿creéis que los del cartel de la UNED se atreverían a sustituir al gris profesor por una profesora?  Yo apuesto que no.  

P.D.2 viñeta de Erlich 

7 comentarios:

  1. "P.D. Una cuestión de género: ¿creéis que los del cartel de la UNED se atreverían a sustituir al gris profesor por una profesora? Yo apuesto que no."

    Se lo tomarían no como un "genérico de profesor/a" sino como un ataque específico a todas las mujeres a las que se pretendería identificar (y responsabilizar) con el fracaso escolar.

    Como siempre, se quejan de que se toma "hermanos" por "hermanas y hermanos" sobre todo para hablar de alabanzas....pero si se trata de quejas, exijen que se especifique y no se confunda "hermanas" con "hermanos" y mucho menos que se las nombre, de modo que nombrar a los "hermanos" no hace en ningún caso referencia a ellas.
    Como siempre que se trata del feminismo se trata de tomar lo que más les conviene en cada caso, sea del feminismo, sea del machismo, sea del igualitarismo, eso no importa, lo que se trata es de escalar posiciones en los peldaños de la sociedad a costa de lo que sea.

    A caso se habría prohibido la subasta de la discoteca cercana a Madrid si se hubiera tratado de la subasta de uno o varios hombres (mayores de edad, por supuesto)
    seguro que no.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo6:54 p. m.

    Hace un par de años, tres, cuando Caiga quien caiga estaba en pleno éxito Leire Pajín salió en televisión con gesto serio y solemne diciendo que en los tiempos que corrían era incomprensible que en aquel programa no hubiese una mujer. El programa terminó desapareciendo

    Ahora renace de la mano de tres chicas y la publicidad, al menos la de El País, lo anunciaba así:

    Ni paridad. Ni paridas
    Aquí quienes mandan son ellas...


    Piensa por un momento en algo así si los presentadores fueran varones.

    Alberto

    ResponderEliminar
  3. La reforma educativa de Barack Obama contempla al profesor como figura central en el proceso educativo. En su biografía menciona a profesores que en su etapa difícil le ayudaron y estimularon. Es decir, que Barack Obama, adalid del progresismo patrio, va a dejar que los experimentos educativos se hagan con gaseosa.

    Con respecto a la ilustración de la UNED, me recuerda también otra de un libro de Educación para la Ciudadanía, que, sobre una leyenda de "educación tradicional" mostraba a un señor adusto, salido casi de las cortes franquistas, y sobre una leyenda de "educación moderna", mostraba a una mamá, con atuendo neo hippie (o pijo progre), enrollada con su hija en un divertido juego.

    Alguien menciona lo de la subasta de la discoteca en Madrid, algo similar pasó en Andalucía hace unos meses. Una discoteca subastó una semana a chicos buenorros y nadie dijo nada, a la semana siguiente se hizo con chicas, y las feministas salieron en tromba. Las chicas supuestamente afectadas pasaban bastante de la polémica talibán.

    ResponderEliminar
  4. Yo creo que la cuestion no es si es hombre o mujer el docente, es cuestion de salud mental. Igual que una madre inmadura y enferma en su emocionalidad, perturba a su descendencia , no lo hará asi un profesor no importando su género??
    Niños niñas profesores profesoras neuróticas y en crisis que pretenden enseñar un conocimiento y tallan al niño y al joven en su interactuar, dejando huella no en la mente sino en el corazón.. huellas emocionales que detienen y paralizan.. eso creo yo.. no es cuestion de género. Es salud mental.

    ResponderEliminar
  5. La cuestión hombre-mujer no es sencilla, si lo fuera es posible que no estuviéramos hablando de ella. Yo tengo la absoluta convicción de que los autores del cartel de ninguna manera osarían sustituir la figura masculina del profesor por una figura femenina. Como la tengo de que uno de los más importante humoristas gráficos de este país de ningún modo sustituiría al funcionario vago que tantas veces pinta por una funcionaria, o que no por casualidad Juan José Millás tituló: Vuelve el hombre, un artículo en que quien volvía era Aznar. Curiosamente hace sólo un par de días José María Izquierdo en su blog de El País, repetía el mismo título: Vuelve el hombre, esta vez referido a Mario Conde.

    ResponderEliminar
  6. Como ejemplo de "educación tradicional" también podríamos poner a la señorita Rottenmeyer ¿no?

    Sí, claro, es un personaje de ficción, pero inspirado en la realidad, como quien dice todo un estereotipo.

    ResponderEliminar
  7. Anónimo5:02 p. m.

    Para que se vea como funciona nuestra sociedad y, cómo, aún cuando no se alcancen otros objetivos, los de género siempre acaban saliendo vencedores, deciros que una de las escasas concreciones de la gran "desiderata" que constituye el Documento final para el Pacto educativo, es la que contempla que el Ministerio dará todas las facilidades para obtener un título a quienes hayan trabajado hasta el presente en la etapa de O-3 años, es decir, se les abrirán las puertas del funcionariado a más mujeres porque son abrumadora mayoría las que hasta el presente desarrollan esos trabajos.

    Sólo se me ocurre pensar que no sólo no se respeta lo que se recogen en otra parte del documento en que se dice que se procurará un profesorado mejor formado, sino que se trata de una forma curiosa de entender la igualdad, creando espacios de trabajos en la Administración únicamente para mujeres.
    Claro que, hasta habrá quien diga que es para compensar el abuso que supone que en la construcción la mayoría sean hombres.

    Alberto

    ResponderEliminar